Ciudades para descubrir en 2021

Después de un año en el que nuestros derechos fundamentales se han visto mermados hasta límites que nunca habríamos imaginado -y lo que es peor, lo hemos aceptado dócilmente- a algunos aún nos queda ingenuidad suficiente en la mollera para esperar que en 2021 vuelva a reinar la libertad y podamos viajar por el ancho mundo. Y quizá muchos no sepan hacia dónde canalizar esa ansia de descubrir nuevos y fascinantes lugares. Pues bien, este artículo tiene como finalidad presentar algunos casos flagrantes de ciudades injustamente infravaloradas. Generalmente son ciudades maravillosas, llenas de atractivos para pasar uno o varios días inolvidables, o bien ciudades cuyo atractivo no reside en la belleza, sino en un interés histórico o sociológico. Sea como fuere, es hora de ponerlas en el lugar que merecen.

REINO DE ESPAÑA

VALENCIA

En España abundan las regiones ninguneadas y las ciudades infravaloradas -del mismo modo que hay alguna muy sobrevalorada-, lo cual llama más la atención si se trata de una ciudad grande e importante. Tal es el caso de Valencia, la tercera urbe más poblada del país, que resulta ser una gran sorpresa para quien la visita, ya que lo tiene todo para disfrutar de un mínimo de tres días inolvidables. Esta ciudad tuvo su época dorada en la Edad Media, que dejó joyas como la catedral, paradigma del gótico levantino, cuya famosa torre -el Miguelete– es panorámica. En una de sus puertas (la que aparece en la imagen) se conserva la antigua tradición del Tribunal de las Aguas. Otra joya gótica es la magnífica Lonja de la Seda del siglo XV, declarada Patrimonio de la Humanidad y que no dejará de sorprenderte si miras con atención -y picardía- sus múltiples detalles decorativos. Y justo enfrente, date una vuelta por el precioso y modernista Mercado Central.

Catedral de Valencia
Valencia

También medievales son las Torres de Serranos (en la imagen) y las Torres de Cuarte, en realidad dos puertas fortificadas de la antigua muralla. Otras iglesias destacadas son las de Santa Catalina, la de los Santos Juanes y la recientemente recuperada de San Nicolás de Bari, llamada la Capilla Sixtina valenciana. Tampoco escasean los palacios, como el de la Generalidad o el barroco de los Marqueses de Dos Aguas, con sus fantasías de alabastro en la fachada, sede del Museo Nacional de Cerámica. Y si de escultura hablamos, hay que visitar el Museo Fallero, donde se exponen los ninots indultados cada año en las fiestas de las Fallas. Y siguiendo el antiguo cauce del río Turia, hoy seco y convertido en un parque urbano de varios quilómetros de longitud, llegamos a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, uno de los iconos de la arquitectura contemporánea española. Allí podremos disfrutar también del mayor acuario de Europa. No olvides irte de Valencia sin probar la horchata, que allí se inventó, y sin zamparte una buena paella en el barrio del Cabañal.

Torres de Serranos
Palacio del Marqués de Dos Aguas
Ciudad de las Artes y las Ciencias

REPÚBLICA DOMINICANA

PUERTO PLATA

A pesar de ser la ciudad más importante de la costa norte de Santo Domingo, los encantos que ofrece el casco urbano de Puerto Plata son muy poco conocidos fuera del país. Su característica arquitectura de casitas bajas hace que su población viva bastante dispersa y su centro histórico tenga un aire aldeano. Fue fundada en 1502 por Nicolás de Ovando, lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas de América. Durante el siglo XVII cayó varias veces en manos de los piratas y fue repoblada en el siglo XVIII por familias canarias. De la época española, no obstante, el edificio más importante conservado es el fuerte de San Felipe, que defendía tanto la ciudad como el puerto. En el centro histórico predominan las típicas casas de madera pintadas de colores vivos que le confieren un aire muy singular y diferente de la arquitectura del resto del país.

Santo Domingo
Santo Domingo

Por todo el centro histórico encontramos pequeñas casonas decimonónicas de madera, agradables tabernas y tiendas de recuerdos y artesanía. El centro neurálgico de la ciudad es la plaza de la Independencia, un espacio muy tranquilo donde el tiempo pasa a ritmo caribeño. El edificio más prominente es la catedral, un edificio sin ningún interés construido por orden del dictador Rafael Trujillo en la década de los 50, lo que no le resta encanto a la plaza. Andando unas pocas cuadras -como dicen allá- es fácil toparse con zonas más humildes de casas sin restaurar donde abundan los pintores y vendedores de estampas típicas. A poca distancia de la ciudad está la montaña Isabel de Torres -que Cristóbal Colón llamó Monte de Plata, de donde derivó el topónimo Puerto de Plata– al que se puede subir por el teleférico más alto del Caribe. Además de las espectaculares vistas desde lo alto y durante todo el recorrido, también es posible dedicar un par de horas a visitar el pequeño parque nacional que hay en la cima de la montaña.

Santo Domingo
Santo Domingo

REPÚBLICA ESLOVACA

BRATISLAVA

La capital eslovaca, cuyo nombre tradicional en español es Presburgo -Bratislava es un nombre inventado artificialmente a principios del siglo XX- tiene una ubicación geográfica peculiar. Por un lado es una de las pocas ciudades del mundo -y la única de Europa- situadas sobre una frontera. Por otro lado, se beneficia de la cercanía de otras tres capitales de renombre, conocidas como las capitales imperiales: Praga, Budapest y Viena. En el caso de la capital austriaca, apenas las separan 60 quilómetros, que se recorren en una hora por autopista o navegando por el río Danubio. Gracias a esto, Bratislava recibe a muchos turistas de paso, ya que es una bonita ciudad que bien vale una parada, y por su pequeño tamaño se recorre en unas pocas horas.

Eslovaquia
Eslovaquia
Eslovaquia

La arquitectura del centro histórico puede recordar a la de otras ciudades centroeuropeas, y especialmente a las tres citadas anteriormente, con las que compartió el periodo de esplendor de la monarquía austro-húngara. De esa época -los siglos XVIII y XIX- se conservan unos cuantos palacios y edificios monumentales, como el Teatro Nacional, el Palacio Grassalkovich (actual sede de la Presidencia de la República) o el Palacio Primacial (que alberga el Ayuntamiento). De origen medieval aunque con añadidos barrocos son el castillo (situado sobre una colina contigua), la torre de San Miguel o el Ayuntamiento Antiguo; los tres son además estupendos miradores. La parte moderna de la ciudad también es interesante porque refleja la horrenda arquitectura del periodo comunista, de la que destaca el Puente Nuevo sobre el Danubio, llamado Puente del OVNI por la forma del restaurante panorámico que lo corona. Para terminar, cabe destacar algunas simpáticas esculturas situadas en varios puntos del centro histórico. De ellas la más famosa es la que representa a un pocero asomándose desde una alcantarilla.

Eslovaquia
Eslovaquia

REPÚBLICA SOCIALISTA DE VIETNAM

HANÓI

Es difícil resumir en cinco imágenes todo lo que se puede descubrir en una ciudad como la capital vietnamita. Una ciudad que gusta y atrapa desde el primer momento a pesar de no ser bonita (¿y qué ciudad de Extremo Oriente lo es?) y que tiene muchísimos puntos de interés sin tener apenas edificios monumentales. Hanói es una ciudad llena de contrastes y tipismo oriental, capitalismo galopante bajo una dictadura comunista, una ciudad segura y de aire tranquilo a pesar de su enorme tamaño y su delirante tráfico. La ciudad se caracteriza por la presencia de varios lagos en su interior, entre los cuales el más sugestivo es el lago de la Espada (Hồ Hoàn Gươm), que cuenta con un templo budista sobre una pequeña isla unida a tierra por un encantador puente de madera. Todo el lago y sus alrededores bullen de gente tanto de día como de noche, ya sea paseando o incluso haciendo escenografías de baile en plena calle.

Vietnam
Vietnam

El lago antes mencionado está junto al mercado nocturno, lugar apropiado para encontrar todo tipo de falsificaciones. Aunque la zona está llena de turistas, no por ello pierde su encanto y los lugareños siguen siendo mayoritarios. Entre los muchos templos budistas destacan el de la Literatura, en realidad un conjunto de templos y pagodas separados por varios patios ajardinados, y la pagoda Trấn Quốc, también situada en un lago y que se remonta nada menos que al siglo VI. Otro lugar pintoresco es la estrecha calle usada como vía del tren, sembrada de pequeños bares para que te puedas sentar a verlo pasar a escasos centímetros. Pero claro, la capital de Vietnam ofrece algo más: conocer de cerca la megalomanía y el culto a la personalidad de una tiranía comunista en el gran complejo dedicado a su fundador, Hồ Chí Minh. Allí se puede ver su momia embalsamada en un mastodóntico mausoleo, entre otras atracciones que harían las delicias de algunos ministros españoles.

Vietnam
Vietnam
Vietnam

REPÚBLICA ITALIANA

PADUA

En Italia las ciudades monumentales son numerosas, tanto que pasan bastante desapercibidas algunas que serían de gran fama en otros países. El caso de Padua es notorio, más aún cuando se encuentra a muy pocos quilómetros de Venecia y Verona, las dos ciudades estrella del Véneto y de todo el nordeste del país. Sin embargo, Padua es una de las ciudades más satisfactorias para el visitante que sólo dispone de un día, tiempo suficiente gracias a su pequeño tamaño. El centro histórico está repleto de estrechas calles con soportales y de pequeñas sorpresas habituales en Italia: palacetes, encantadoras iglesias, torres antiguas… y por supuesto magníficas plazas. De ellas destaca el Prado del Valle (Prato della Valle), ordenada en torno a un gran estanque ajardinado con estatuas. Podemos tomarla como punto de partida para callejear y descubrir auténticos hitos en la Historia del Arte. Tal es el caso del Palacio de la Razón (Palazzo della Ragione) un gran edificio civil, antigua sede de la administración municipal, que actualmente es un mercado y en su planta superior alberga la sala en suspensión más grande del mundo, toda además recubierta con frescos del siglo XV.

Prato della Valle
Palacio de la Razón

Pero hay mucho más: entre las iglesias destacan la catedral -que no llama la atención porque quedó sin fachada, pero su baptisterio es impresionante- y la basílica de San Antonio. Esta gran iglesia es una visita inexcusable que alberga un gran mausoleo de mármol dedicado al santo portugués que le da nombre. El templo, que por sus cúpulas tiene un aire muy veneciano, se fue construyendo superponiendo estilos aunque predominan las obras renacentistas. Justo delante de la basílica, en la plaza, se encuentra una de las dos joyas artísticas de talla mundial que posee Padua: la estatua del condottiero Gattamelata, obra del gran Donatello. Se considera una obra cumbre de la escultura renacentista, la primera gran estatua ecuestre realizada desde la Antigüedad clásica. Pero no podemos dejar de ver la otra gran obra maestra de la ciudad: la capilla de los Scrovegni, pequeña iglesia totalmente recubierta con frescos realizados por el gran Giotto en el siglo XIV. Para terminar hay que mencionar el Museo Cívico, visitable con entrada conjunta con la capilla (ojo: para ésta última hay que reservar con días y hasta semanas de antelación).

Condottiero Gattamelata
Basílica de San Antonio
Capilla de los Scrovegni

REPÚBLICA DE FILIPINAS

MANILA

Seamos claros: Manila es una ciudad muy fea, sucia, caótica y dominada por un tráfico infernal. Dicho así, no parece haber motivos para incluirla en esta lista; sin embargo, si intentas ver más allá de la superficie, podrás descubrir por qué fue llamada la Perla de Oriente durante la época española, y entender qué la hace tan diferente de las otras grandes aglomeraciones urbanas del Sudeste Asiático. Para ello, es inexcusable recorrer Intramuros, el centro histórico de la capital, cuyo nombre ya deja bien claro que se trata de una ciudad española… o lo que los bárbaros gringos dejaron de ella. Sin duda, queda en pie muy poco de lo que fue en su momento de mayor esplendor, pero sí lo suficiente para entender su esencia. Así, podrás ver sus murallas del siglo XVII casi enteras y recorrer parte de su adarve; visitar la catedral o el magnífico museo instalado en la iglesia de San Agustín, donde se recuerda parte del legado español; la reconstruida Casa Manila o los monumentos dedicados a Felipe II, Carlos IV, Isabel II o grandes héroes como Miguel López de Legazpi y Andrés de Urdaneta, hoy casi olvidados en su patria.

Filipinas
Filipinas

Sin salir de Intramuros se puede visitar el Fuerte de Santiago, la fortificación que durante cuatro siglos protegió la ciudad de los ataques de los anglos, pero que de nada sirvió contra la invasión de 1898. Hoy en día en su interior existe un insultante e ignominioso homenaje a los gringos. Fuera de este histórico barrio hay otras dos iglesias cuya visita te sorprenderá: la del Nazareno Negro y la de San Sebastián, ambas en el barrio de Quiapo. La primera congrega cada día a una multitud en la plaza que la antecede, la cual es también un mercado muy concurrido. La segunda es una obra neogótica de acero -caso único en el mundo- que data de 1891, a finales del periodo español. Manila es la única capital claramente hispana de Asia, una huella visible por doquier a pesar de los esfuerzos de los anglos por destruirla.

Filipinas
Filipinas
Filipinas

REPÚBLICA DE FINLANDIA

HELSINKI

Sin duda, la capital finesa no es muy conocida entre las ciudades europeas. De hecho, tampoco destaca entre las capitales nórdicas, no obstante lo cual puede ser un interesante descubrimiento y utilizarse como punto de partida para conocer el país de los mil lagos, sin olvidar su cercanía a las magníficas Tallín (Estonia) y San Petersburgo (Rusia). Se trata de una ciudad de moderado tamaño y vida tranquila, muy recomendable en los meses estivales. Su ubicación en una latitud muy septentrional hace que los inviernos sean muy largos y muy duros, pero los veranos son suaves y agradables, además de que cuentan con muchas, pero muchas horas de luz. Allí se puede disfrutar del llamado sol de medianoche, esto es, el cielo se mantiene suavemente iluminado hasta la madrugada en los meses de junio y julio. Por lo demás, la habitualmente aburrida vida nórdica se transforma, ya que las calles se muestran animadas, llenas de paseantes y terrazas.

Finlandia
Finlandia

Los ejes que vertebran el centro de la ciudad son por un lado el formado por el puerto y la Explanada (Esplanadi) y por otro la avenida Mannerheim (Mannerheimintie). En verano en el puerto hay puestos de comida típica (nada sofisticada pero sabrosa) y también de artesanía y recuerdos. La Explanada es un paseo ajardinado con quioscos de madera y elegantes restaurantes. La arquitectura del centro de Helsinki recuerda el dominio sueco (hasta 1808) y ruso (1808 – 1917), con edificios en su mayoría neoclásicos como la catedral luterana o la catedral ortodoxa. A partir de la independencia se desarrolló un estilo romántico nacionalista que dejó bastantes ejemplos en el centro de la capital, como es el caso del Teatro Nacional o la Estación Central, entre otros. También es muy interesante la visita de la fortaleza de Suomenlinna, edificada por los suecos en el siglo XVIII sobre un grupo de islas cercanas para defender la ciudad de un posible ataque ruso.

Finlandia
Finlandia
Finlandia

REPÚBLICA DE PERÚ

AREQUIPA

Una de las ciudades que más me gratamente me han sorprendido en Hispanoamérica es Arequipa, en el sur de Perú. Aunque en la actualidad es una urbe de más de un millón de habitantes (la segunda más poblada del país), el centro histórico es un área pequeña, fácilmente visitable en un día o dos, que ha conservado magníficamente su legado español. De hecho, la mayoría de sus edificios, ya sean religiosos o civiles, se remontan a la época española, y el trazado urbano es el mismo que le dieron sus fundadores allá por 1540. El centro neurálgico es, cómo no, la plaza de Armas, un espacio ajardinado muy bien ordenado y presidido por la imponente catedral. Curiosamente no es la original, sino que es una reconstrucción neorrenacentista del templo destruido por un incendio en 1844. A partir de esta plaza se despliega el trazado urbano en forma de retícula tan propio de las ciudades hispanoamericanas.

Perú
Perú

En los alrededores de la plaza de Armas es fácil encontrar mansiones de los siglos XVI y XVII, donde abundan las decoraciones platerescas o barrocas que se dirían sacadas de una ciudad castellana o extremeña. Entre las iglesias, aparte de la catedral, destaca especialmente la de la Compañía, una belleza barroca situada en otra esquina de la plaza. Y a muy poca distancia de la catedral, el extraordinario convento de Santa Catalina, una verdadera ciudad en miniatura: aparte de la iglesia, cuenta con varios claustros, un museo, así como aljibes, cocinas y todas las celdas en perfecto estado, todo distribuido en calles que reciben nombres de ciudades españolas. Una maravilla. Como también lo es la Casa Museo de Mario Vargas Llosa, creada por el propio escritor hispanoperuano en su ciudad natal. Y como siempre en el país andino, nunca hay que dejar de visitar el Mercado Central, donde se puede comer ceviche casero, entre otros deliciosos platos locales por muy poco dinero.

Perú
Perú
Perú

REPÚBLICA DE RUMANÍA

BRAȘOV

El final de la II Guerra Mundial impuso cierta homogeneidad en los Balcanes, pero durante siglos esa región fue un rompecabezas de lenguas y etnias que se mezclaban con relativa armonía. Así, es posible encontrar en los Cárpatos rumanos una ciudad que parece trasplantada del sur de Alemania. Tal es el caso de Brașov (en alemán Kronstadt), que fue durante siglos el centro de una región habitada por sajones de lengua germana, los cuales fueron deportados por orden de la dictadura comunista. Como casi todas las ciudades de esta lista, Brașov es pequeña y su centro histórico está repleto de rincones encantadores con aire decadente y un rico patrimonio arquitectónico. El centro neurálgico del casco antiguo es la plaza del Consejo (Piața Sfatului), rodeada de bonitos palacetes, en cuyo centro destaca la simpática Casa del Consejo (Casa Sfatului), del siglo XV. Las calles adyacentes están repletas de bares y restaurantes y son ideales para el paseo.

Rumanía
Rumanía

Justo al lado de la plaza se encuentra la Iglesia Negra (Biserica Neagră), la mayor iglesia gótica de Rumanía y de los Balcanes. Brașov ha conservado una buena parte de su muralla con algunos bastiones y la puerta de Catalina (Poarta Ecaterinei), imponente con sus torrecillas góticas. Este estilo fue usado -por influencia germánica- incluso para las iglesias ortodoxas, como la de San Nicolás (Biserica Sfântu Nicolae), que cuenta con un cementerio que vale la pena visitar. La orografía de Brașov ofrece muchas posibilidades para el paseo en la naturaleza y para la fotografía, ya que el centro está rodeado por varias montañas y colinas. Destacaremos el mirador de la montaña Tampa, accesible por funicular o caminando por senderos forestales, y el de la Torre Blanca, situado justo enfrente. Para terminar, un buen lugar para relajarse es el parque Nicolae Titulescu, con sus bonitos jardines de estilo francés.

Rumanía
Rumnaía
Rumanía

REINO DE MARRUECOS

TETUÁN

Sin perder nada de su esencia magrebí, Tetuán es la más española de las ciudades marroquíes. El haber sido la capital del antiguo Marruecos Español dejó una huella imborrable en el trazado urbano, así como en la cultura de la ciudad, en la que la mayoría de la gente se expresa sin dificultad en nuestro idioma. La ciudad antigua (la medina) se desparrama por la ladera de una colina, mientras que el ensanche español se extiende en el llano como una continuación de aquélla. La medina no defrauda en absoluto: como en otras ciudades magrebíes, es un laberinto de callejuelas empinadas dominado por un robusto edificio en ruinas, el antiguo Cuartel de Regulares, desde el cual se obtienen estupendas vistas de toda la ciudad.

Marruecos
Marruecos
Marruecos

En la parte baja de la medina se encuentra el zoco, a su vez otro laberinto donde se vende desde comida hasta todo tipo de cachivaches. En el interior del zoco hay pequeñas mezquitas (que por desgracia en Marruecos no se pueden visitar) y madrasas, e incluso todo un barrio de curtidores que no te debes perder. Se conservan tramos de la muralla de la medina y varias puertas, a partir de las cuales comienza el ensanche español, diseñado en 1917 siguiendo un plano regular alrededor de una plaza central en la que estaba el edificio de gobierno del protectorado, actualmente el Consulado de España. Esta parte de la ciudad recuerda inevitablemente a una ciudad andaluza y en ella abundan las referencias a su pasado español, como el edificio de Correos, la iglesia de la Victoria, el Cine Español, el Centro Médico, el Instituto Cervantes… La mayoría de los carteles y rótulos están en español.

Marruecos
Marruecos

Hasta aquí las diez sugerencias para descubrir en 2021. Si quieres participar, tú también puedes proponer alguna ciudad injustamente infravalorada en los comentarios.

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s