Antigua Guatemala (I): La joya española de Centroamérica

REPÚBLICA DE GUATEMALA

Existen varios cascos urbanos españoles bien conservados y de gran interés en Centroamérica, como es el caso de la Ciudad de Panamá (a la que ya dediqué este artículo) o León de Nicaragua (que puedes ver en este otro). Pero no cabe duda de que la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, vulgo Antigua Guatemala, es un caso especial, tanto por la riqueza de su legado arquitectónico español, como por su entorno natural -la rodean nada menos que tres volcanes- y su catastrófica Historia. Tras la destrucción y el abandono, resurgió y hoy es una ciudad viva, un museo arqueológico al aire libre y el mayor polo de atracción turística del pequeño país centroamericano.

LA IMPORTANCIA DE ANTIGUA GUATEMALA

El topónimo Guatemala, curiosamente, procede del nahua, la lengua de los aztecas, a pesar de que esta lengua nunca se habló en el territorio del actual país centroamericano. La lengua precolombina principal en lo que hoy es Guatemala fue el maya. Lo que ocurre es que la conquista de estas tierras se lanzó desde la Ciudad de Méjico. Hernán Cortés encomendó esta misión a Pedro de Alvarado, que la llevó a cabo una vez más con la ayuda entusiasta de los indios tlaxcaltecas y cholultecas, los mismos que habían ayudado al extremeño a derrotar al sanguinario Imperio Azteca. En la actualidad estos pueblos son injustamente maltratados por la Historia oficial que se inculca a los mejicanos y guatemalenses. El caso es que ellos llamaban a estas tierras sureñas Cuautehmalan (lugar de muchos árboles), adaptado al español como Guatemala.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

Así que Guatemala fue desde el principio el nombre dado a todo el territorio septentrional de Centroamérica, más o menos equivalente al de la actual república del mismo nombre. Para su capital, fundada en 1543, se usó el mismo topónimo precedido del nombre de un santo (Santiago); tras sufrir repetidas catástrofes naturales como erupciones volcánicas, inundaciones y terremotos, se decidió construir una nueva capital, que recibió también el mismo nombre pero con otra advocación: Nueva Guatemala de la Asunción. La ciudad que nos ocupa fue abandonada a partir de 1776 y desde entonces se le comenzó a llamar popularmente Antigua Guatemala.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

Hasta esa fecha, había sido la capital de la Capitanía General de Guatemala, circunscripción que abarcaba los territorios de las actuales Honduras, Nicaragua, Costa Rica, El salvador, Belice, Chiapas (que ahora pertenece a Méjico) y obviamente Guatemala. Formaba parte del Reino de Nueva España, cuyo virrey residía en la Ciudad de Méjico, pero los capitanes generales guatemalenses gozaban de amplia autonomía, tanto que la Capitanía General frecuentemente era llamada Reino de Guatemala, aunque nunca alcanzó tal rango.

Nueva España
Nueva España

EL CORAZÓN DE LA CIUDAD

La capital fue planificada como una cuadrícula, algo común a casi todas las ciudades de la América española. Sí, curiosamente ese trazado cuadriculado tan confuso, que tanto nos sorprende cuando viajamos a América, es españolísimo. En realidad también existió en nuestras ciudades, fundadas por los romanos, pero el paso de dos milenios lo ha borrado hasta hacerlo irreconocible. El centro de esa ciudad, cómo no, fue una gran plaza también cuadrada, que todavía conserva el nombre de Plaza Mayor, aunque los lugareños cumplen con la costumbre -común a otros países hispanoamericanos- de llamarla parque, ya que tiene jardines.

Nueva España

En el centro de la plaza se encuentra la curiosa Fuente de las Sirenas, de 1737, llamada así por los seres mitológicos de cuyos pezones manan chorros de agua. Durante el día esta plaza bulle de actividad, no solamente de lugareños sino también de turistas. Turistas solitarios tomando unas fotos y grupos guiados que comienzan en este lugar su recorrido por la ciudad española. Entre los lugareños abundan las mujeres que intentan vender sus artesanías o sus tejidos portándolos sobre sus cabezas, a la manera tradicional. También hay limpiabotas o simples parejas que pasean al atardecer. Es la típica plaza mayor de un pueblo o de una ciudad pequeña de provincias, ya que eso es en realidad Antigua Guatemala: su censo arroja una cifra de 46 000 habitantes.

Nueva España
Nueva España

Alrededor de la Plaza Mayor, como era habitual en la América Española, se distribuían los edificios institucionales (véase por ejemplo el Zócalo de la Ciudad de Méjico en este artículo). En el lado sur se encuentra el Palacio de los Capitanes Generales, desde donde se gobernada el territorio de su jurisdicción, que -como ya se ha dicho- abarcaba casi toda Centroamérica. Varios terremotos arruinaron su fachada, pero tuvieron el acierto de almacenar las columnas originales para utilizarlas en su reconstrucción, aunque ésta tuvo que esperar un siglo, hasta finales del XIX. Ésta era la sede del poder real, como atestigua el escudo que corona su fachada, el blasón de Carlos III, rey de España y de las Indias.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

En el lado norte se encuentra el Ayuntamiento, magnífico edificio de piedra con doble arquería en la fachada, el cual resistió bien los terremotos del siglo XVIII. Ocupa sólo medio lado de la plaza, mientras que el otro medio lado, al igual que el lado oeste, se compone de comercios precedidos por un largo pórtico de madera.

Nueva España
Nueva España

Finalmente, el lado oriental de la plaza lo ocupaba el poder eclesiástico, personificado en la antigua catedral de Santiago. Era un edificio magnífico, aunque muy dañado por los terremotos, especialmente el de Santa Marta de 1773, que provocó el traslado a la nueva capital. Gran parte de las bóvedas del edificio se derrumbaron, y el abandono posterior acrecentó su estado de ruina. Las magníficas obras artísticas que albergaba -o mejor dicho, las que se pudo recuperar- fueron trasladadas a la nueva capital. Si entramos veremos una pequeña iglesia, que no es la antigua catedral, sino una parte de ella: el crucero reconvertido en parroquia de San José desde la década de 1850, aprovechando la entrada principal desde la plaza. Si rodeamos el edificio podremos visitar las ruinas de la antigua catedral, en un estado similar a como se encuentra la mayoría de iglesias de la ciudad.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

Más de dos siglos de abandono a cielo abierto, así como los saqueos, han hecho desaparecer las obras que atesoraba y casi todas sus decoraciones, pero no han hecho mella en su imponente estructura. Esta iglesia fue la catedral primada de Centroamérica y se nota. Una grata sorpresa es la tumba, al fondo de la nave, donde descansan los restos de don Pedro de Alvarado -conquistador de Guatemala, Honduras y El Salvador, y fundador de la ciudad- junto con los de su esposa doña Beatriz de la Cueva y su hija doña Leonor, así como los del cronista Bernal Díaz del Castillo. Es una losa muy modesta, muy lejos de la magnificencia que tendría si no fuera un héroe español. Por lo menos así pasa más desapercibido, aunque no está totalmente a salvo de las hordas de bárbaros analfabetos que dominan hoy en España e Hispanoamérica con ansias de destruir nuestro legado histórico.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

DOS ICONOS DE ANTIGUA GUATEMALA

Nos dirigimos hacia el norte desde la Plaza Mayor para llegar al elemento más icónico de la ciudad, a pesar de su sencillez arquitectónica. Es el arco de Santa Catalina, que encierra una curiosa Historia. En un lado de la calle estaba situado el convento de Santa Catalina, de monjas de clausura. Como el espacio se les quedó pequeño, ampliaron sus instalaciones con el inmueble situado al otro lado de la calle, y para no tener que cruzarla a la vista de todos, se hicieron construir el arco en 1693. Tras el famoso terremoto de 1773, como todos los conventos de la ciudad, éste también fue abandonado y acabó transformado en un hotel. Sin embargo, el arco es propiedad municipal, y en 1890 fue restaurado y se le agregó la torrecilla del reloj, que no estaba en el arco original. Curiosamente, este reloj se usa para dar la bienvenida al año nuevo, como el de la Puerta del Sol madrileña. Para fotografiarlo es casi obligatorio jugar con la perspectiva de la cúpula del convento de la Merced, hacia el norte, o con la del volcán de Agua, hacia el sur.

Nueva España
Nueva España

El otro gran icono de la ciudad, que no puede faltar en un reportaje fotográfico, es la iglesia del Carmen. Los sucesivos terremotos se cebaron con esta iglesia, cuya fachada en ruinas todavía transmite la riqueza que tuvo en sus mejores tiempos. Edificada a mediados del siglo XVII en estilo barroco, su fachada estaba decorada con 24 columnas y dos torres (ya desaparecidas). El resto del templo quedo en tan mal estado que está cerrado y no se permite entrar.

Nueva España

NO OLVIDES LLEVAR SIEMPRE UN BUEN SEGURO DE VIAJE

EL INDESTRUCTIBLE CONVENTO DE LA MERCED

El convento de la orden mercedaria es el contrapunto del anterior, pues su espectacular fachada se conserva perfectamente, por lo cual rebosa belleza pero carece del dramatismo de los que están en ruinas. Fue construido en 1767, sólo seis años antes del devastador terremoto de Santa Marta. Al haberse edificado con técnicas más modernas que las otras iglesias, resistió perfectamente y pudo seguir abierto y en funciones. De igual manera, los temblores que sufrió la ciudad en los últimos dos siglos apenas afectaron al templo. La magnífica fachada, totalmente decorada con motivos vegetales, presenta varias estatuas de santos relacionados con la orden mercedaria, entre ellos la virgen de las Mercedes y el fundador san Pedro Nolasco.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

Une vez dentro, más que la iglesia destaca el claustro mayor, de magníficas arquerías de piedra, pero sobre todo la enorme Fuente de los Pescados. Con 27 metros de diámetro es posiblemente la mayor de la América Española. Tiene forma de lirio acuático, que es un símbolo precolombino de la creación de los dioses, por lo que se trataría probablemente de un ejemplo del sincretismo practicado por el clero católico en América.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

LA SORPRESA DEL PILAR DE ZARAGOZA

Esta iglesia, aunque dedicada a la virgen del Pilar de Zaragoza, forma parte del convento de las Capuchinas. Como la Merced, este convento también fue construido poco antes del terremoto de Santa Marta y resistió con pocos daños, pero fue abandonado a raíz del traslado de la ciudad decretado en 1776, así que fue el paso del tiempo el que hizo estragos en este magnífico complejo. La iglesia en sí es robusta y austera, también en el interior, cuya estructura se conserva bastante bien, aunque totalmente desprovista de elementos decorativos, que fueron trasladados a la nueva capital. Durante los siglos XIX y XX en su interior vivieron familias que incluso cultivaron café, pero en 1950 se comenzó su proceso de conservación.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

El claustro está estupendamente conservado, pero sin duda el gran atractivo de este convento son las celdas de las monjas, dispuestas en forma de círculo alrededor de un patio formando la llamada Torre del Retiro, única en América. Cada celda era como un pequeño apartamento y contaba con su propio retrete, algo muy adelantado para su época. Este convento es hoy uno de los más interesantes y visitados de Antigua Guatemala.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

EL DESDICHADO CONVENTO DE SANTA CLARA

El convento de la orden de las clarisas fue fundado en el año 1700 y ya fue destruido por el terremoto de 1717. Reconstruido en los años posteriores, apenas pudo levantar cabeza porque volvió a ser destruido por los siguientes seísmos y terminó por ser abandonado. Hoy en día se pueden admirar sus ruinas, las cuales permiten adivinar que se trataba de un rico complejo conventual. El muro exterior -austero pero decorado con dos portadas- se encuentra enfrente del Tanque la Unión (del que hablaremos más tarde). Este muro oculta la rica fachada de la iglesia, que -caso único en la ciudad- es invisible desde la calle. .

Nueva España
Nueva España
Nueva España
Nueva España

La fachada de la iglesia es muy difícil de fotografiar incluso con un objetivo gran angular debido al escaso espacio que queda entra ésta y el muro exterior. Es una preciosa muestra del barroco estípite, característico de la Nueva España y del que ya hablé en este artículo. El resto de estancias conventuales se encuentra en ruinas pero se pueden visitar. Los techos y bóvedas se derrumbaron pero los muros se mantienen y se puede entender bien su disposición. El antiguo claustro es hoy un estupendo jardín.

Nueva España
Nueva España
Nueva España

Y POR ÚLTIMO, SAN FRANCISCO EL GRANDE

Situado en el sur de la ciudad, San Francisco el Grande se remonta al siglo XVI, pero -como todos los demás- atacado por las catástrofes naturales, tuvo que ser sucesivamente reconstruido. La iglesia actual data de 1702 y tiene una bonita fachada-retablo barroca flanqueada por dos gruesos campanarios, de los cuales el del lado izquierdo fue reconstruido cuando el 1960 se recuperó la iglesia- que ahora tiene culto-, ya que se permitió la vuelta de los franciscanos al complejo. El claustro y otras dependencias siguen en ruinas y se pueden recorrer libremente.

Nueva España
Nueva España
Nueva España
Nueva España

El recorrido por Antigua Guatemala no termina aquí. Nos hemos concentrado en sus orígenes y en los más importantes edificios de su legado artístico, que en su mayoría son complejos eclesiásticos. Aunque muchos de ellos se encuentran en estado de ruina, se pueden visitar y es fácil apreciar cómo fueron y la magnificencia de su construcción. Todo ello caracteriza a una de las más importantes ciudades españolas de América. En el siguiente capítulo nos fijaremos en la vida cotidiana de sus habitantes, los cuales deben vivir rodeados por volcanes y bajo la amenaza perenne de los terremotos.

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

ARTÍCULOS ANTERIORES

SÍGUEME EN INSTAGRAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s