Verona (II): Cuatro iglesias extraordinarias

REPÚBLICA ITALIANA

En el año 2000 la Unesco declaró el centro histórico de Verona patrimonio de la Humanidad. Y no le faltaron razones, ya que es una de las ciudades más monumentales de la siempre fascinante Italia. En el artículo anterior hemos hecho un recorrido por sus calles y plazas, prestando especial atención a sus magníficos palacios y a sus monumentos clásicos. Sin embargo, como siempre ocurre en el país vecino, las iglesias son auténticos tesoros en sí mismas, así que hemos reservado este segundo artículo para disfrutar en detalle de las principales, que con justicia podemos calificar como cuatro iglesias extraordinarias.

LA CATEDRAL DE VERONA, TODA UNA SORPRESA

Situada en el tranquilo Barrio de los Canónigos, muy cerca del río Adigio, la catedral de Verona no es de las más admiradas de Italia, pero merece más fama que la que tiene. Presenta una armoniosa mezcla de estilos: el presbiterio es románico, las naves góticas, la portada románica lombarda y el campanario renacentista. Aunque sus orígenes son antiquísimos, un devastador terremoto en 1117 hizo que se reconstruyese; de esa época provienen sus elementos más antiguos, los románicos. En la fachada principal destaca el curioso pórtico a dos niveles sostenido sobre grifos (animales mitológicos mitad león, mitad águila).

Verona
Verona

El interior se dispone en tres naves cuyas bóvedas se sostienen con pilares de mármol rosa. Los muros laterales están decorados con magníficas capillas (en realidad grandes hornacinas rodeadas por pinturas al fresco que cubren la mayor parte de los muros); la primera de la izquierda es una Asunción del gran Tiziano. Si bien la estructura general del edificio es gótica -obsérvense las bóvedas- las capillas rezuman la finura de las formas clásicas del Renacimiento.

Verona
Verona
Verona

El presbiterio está cerrado por un magnífico cancel de mármol obra de Sanmicheli. A los lados destacan los dos espectaculares órganos de madera con puertas pintadas, ambos del siglo XVI. Esta tranquila catedral permite tener un rato de gozo contemplando la rica elegancia de sus obras artísticas sin aglomeraciones. Pero aún hay más: adosada a la catedral está la pequeña iglesia de San Juan de la Fuente (San Giovanni in Fonte), que actualmente funciona como baptisterio. Es románica, igual que la preciosa pila bautismal octogonal totalmente decorada con relieves. Una auténtica joya.

Verona
Verona
Verona
Verona

LA EXTRAÑA BASÍLICA DE SAN ZENÓN

La basílica de San Zenón el Mayor es una de las mejores iglesias románicas del norte de Italia. La actual iglesia es muy antigua, concretamente del siglo X, y se erigió sobre una mucho más antigua que se construyó sobre la supuesta tumba de san Zenón, obispo de Verona en el siglo IV. Vista de frente, está flanqueada por dos torres: la de la izquierda es un resto de la antigua abadía y la de la derecha es el campanario. Tanto éste último como la fachada se ven bastante sencillas, pero no toscas como ocurre con el románico en otros países. No obstante, si nos centramos en la portada, observamos una gran riqueza ornamental. Está repleta de relieves con un tímpano presidido por una estatua de san Zenón -el patrón de Verona- y unas columnas sostenidas por leones.

Verona
Verona
Verona

Las puertas originales son espléndidas, pero actualmente se guardan en el interior. Se trata de una antigua reliquia, con los batientes de madera -que sorprendentemente han sobrevivido hasta hoy- recubiertos con placas de bronce cuadradas en relieve, con escenas bíblicas realizadas por varios artistas entre los siglos XI y XII. Dentro de la ingenuidad de la escultura románica, contienen detalles muy finos. Obsérvese el demonio saliendo por la boca de una mujer poseída. Sin comentarios…

Verona
Verona
Verona

En el interior, una alta y colorida nave central nos muestra la finura y la riqueza del románico italiano, tan distinto de las toscas iglesias que por entonces se hacían en otros países europeos. Como ya vimos en este artículo sobre la catedral de Pisa, la decoración con bandas horizontales de diferentes colores era propia de este arte en Italia. La espectacular bóveda de madera también es digna de mención. Al fondo, el presbiterio se encuentra elevado sobre una cripta, la cual es del siglo X aunque sus magníficos capiteles llenos de animales fantásticos son del siglo XII.

Verona
Verona
Verona

La mayor importancia del presbiterio viene indicada no sólo por su disposición sobreelevada, sino también por una balaustrada decorada con estatuas de Cristo y los apóstoles, todos ellos del siglo XIII. Al fondo, la capilla mayor es de gran altura y está decorada con pinturas góticas. Aquí luce en todo su esplendor una obra maestra del Renacimiento italiano, el retablo titulado Majestuosidad de la Virgen de Andrea Mantegna. Realizado entre 1457 y 1459, muestra el dominio de la perspectiva, del color y de la textura de los ropajes que eran característicos de este gran maestro del Quattrocento. Una auténtica delicia.

Verona
Verona
Verona

Pero además, los muros laterales de la iglesia, sobre todo al final de las naves, contienen un buen número de frescos góticos de los siglos XIII al XV. Son anónimos pero los expertos han identificado la influencia de Giotto, especialmente en la popular Virgen blanca, que rezuma delicadeza. Representan escenas bíblicas o vidas de santos. De hecho hay un san Jorge con su dragón y su princesa.

Verona
Verona
Verona

Por último aún podemos disfrutar de la tranquilidad del claustro de san Zenón, de impecables formas románicas perfectamente conservadas.

Verona
Verona

SAN FERMO Y SU CRIPTA ROMÁNICA

La iglesia de San Fermo el Mayor está situada al lado del río Adigio, tanto es así que desde el cercano puente o desde la otra orilla obtenemos la mejor imagen del templo. Desde allí podemos ver lo mejor de esta iglesia, que es su cabecera y su torre, que denotan claramente las formas típicas del gótico del norte de Italia. Según una leyenda, en el lugar donde hoy se levanta este edificio fueron ejecutados los santos Fermo y Rústico y en su honor se erigió un primer templo románico. Esa iglesia en realidad era doble: una inferior donde se guardaban los supuestos restos y una superior, de las que sólo se conserva la primera.

Verona

Empezaremos, pues, por la cripta, que conserva fielmente su estructura románica del siglo XI. Tiene una curiosa disposición en cuatro naves, aunque si se observa con atención se puede apreciar que en realidad son tres separadas por grandes pilares sencillos y cruciformes, mientras que la central está reforzada con otros pilares más pequeños, todo ello para ayudar a sostener el gran peso de la iglesia superior. La cripta aún conserva muchos frescos de los siglos XII al XIV -antaño probablemente cubrían todo el espacio- entre los que destaca el del bautismo de Cristo.

Verona
Verona
Verona

La iglesia superior es de una sola nave decorada con pequeñas capillas renacentistas y barrocas. Aquí los elementos que destacan sobremanera son dos: la cubierta de madera -realmente espectacular- y el presbiterio. Éste último está totalmente cubierto con pinturas murales del siglo XIV, tanto en el arco triunfal como en el ábside. El altar está realzado por una balaustrada que imita la de Sanmicheli en la catedral.

Verona
Verona
Verona

SANTA ANASTASIA, SENCILLAMENTE GRANDIOSA

La basílica de Santa Anastasia está situada en el corazón del centro histórico, con su cabecera casi al lado del río Adigio. La fachada principal, sin embargo, la encontraremos en una pequeña plaza cuadrada. Es una fachada muy pobre, ya que ésta es la única parte de la iglesia que no se llegó a terminar. Sólo destacan los relieves góticos del dintel. La construcción del edificio se prolongó del siglo XIII al XVI y es más grande que la catedral.

Verona
Verona
Verona

Una vez dentro, la iglesia impresiona; el exterior no nos permitía adivinar que ésta es, en efecto, la iglesia más rica de Verona (y una de las más grandiosas obras del gótico italiano), y por ello nos vamos a deleitar un poco más con todos sus detalles. Cuenta con tres amplias naves separadas por columnas de mármol rojo y sencillas aunque ricamente decoradas capillas laterales.

Verona
Verona
Verona

Antes de avanzar por las naves fijamos nuestra atención en las dos encantadoras pilas de agua bendita de mármol que se encuentran al inicio de la nave central. Ambas están sostenidas por dos personajes masculinos, la de la izquierda representa a un jorobado y es de 1495, mientras que la otra es de 1591.

La iglesia de Santa Anastasia de Verona posee dos obras maestras únicas en el mundo que suelen recibir mucha menos atención de la que merecen. Y eso es porque para ello hay que mirar al techo y al suelo. Las bóvedas están decoradas con gran preciosismo resaltando las nervaduras de las crucerías góticas, usando para ello suaves colores. Por su parte, el pavimento presenta ingeniosos dibujos geométricos realizados con mármoles rojos, blancos y negros y, por increíble que parezca, es original de 1462.

Verona
Verona
Verona

Las capillas más espectaculares son las de la cabecera, que son cinco: la capilla mayor y dos laterales a cada lado. Detengámonos un poco en la capilla mayor, que es realmente grandiosa. En el muro derecho hay un fresco representando el juicio final con un claro estilo gótico. Por su parte, el muro izquierdo está totalmente pintado con un fresco que representa la anunciación. En medio del fresco, un precioso sepulcro gótico. Todo el conjunto es del siglo XV.

Verona
Verona

De las otras capillas destaca la primera hacia la derecha (la capilla Pellegrini), que aunque cuenta con 24 ricos relieves de terracota y dos sepulcros, es famosa por el fresco situado sobre ella, en el arco exterior. Es San Jorge y la princesa, obra maestra de Pisanello de 1438. Este genial pintor, uno de los más importantes del Quattrocento, representa un mundo fantástico y caballeresco con un trazo nítido y elegante.

Verona
Verona

Y DE PROPINA, LA IGLESIA DE SAN JORGITO

Cerramos el recorrido con una iglesuela gótica que se encuentra justo al lado de la anterior, dedicada a san Pedro Mártir pero que el vulgo se emperra en dedicar a san Jorge, y al ser diminuta la llaman iglesia de San Jorgito (chiesa di San Giorgetto). Es tan pequeña que es rectangular sin naves ni ábside. Es la más antigua de la ciudad (del siglo XIII), fue primero capilla del palacio de la familia Scaligeri -que estaba justo enfrente y ya no existe-, luego de los dominicos y desde la ocupación napoleónica está desconsagrada y es de propiedad municipal. Conserva algunas pinturas góticas interesantes en dos de sus muros, además de una magnífica anunciación del Cinquecento en lo alto del muro de cabecera. Ojo: sólo está abierta desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre.

Verona
Verona
Verona

Éste ha sido el recorrido por las cuatro iglesias extraordinarias de Verona (más una de propina) que son una buena muestra de la riqueza de una ciudad que merece una visita pausada y detallada. Verona te ofrece todo lo que necesitas para pasar un par de días disfrutando de una pequeña ciudad realmente encantadora. Tipismo italiano en cada rincón y cultura con las comodidades de una ciudad moderna y bien preparada para el visitante. Además tiene ese plus que hará las delicias de los amantes del Arte. Buen ejemplo de ello son sus iglesias.

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es cropped-logo-1a.png

ARTÍCULOS ANTERIORES

SÍGUEME EN INSTAGRAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s