La isla de Miconos (I): el plácido encanto de las islas griegas

REPÚBLICA GRIEGA

Grecia es una recortadísma península rodeada de islas. Cuenta con varios archipiélagos en tres mares, en los cuales hay más de cien islas habitadas. No es de extrañar, por lo tanto, la larguísima tradición marinera y naval de los helenos, que se remonta a la Antigüedad. Entre tantas islas, figurar en el privilegiado grupo de las más visitadas y reconocidas a nivel mundial, tiene su mérito. Si te pones a pensar, varias imágenes prototípicas vendrán a tu mente, y probablemente todas ellas te remitirán a dos de estas islas, Santorín y Miconos. A la primera ya le dediqué dos artículos, que puedes ver en este enlace. A continuación vamos a descubrir qué es lo que hace tan especial a la segunda de ellas, Miconos.

¡BASTA YA DE USAR LA ORTOGRAFÍA DE LOS ANGLOS!

Pero antes de comenzar a explorar esta célebre isla, hagamos unos apuntes ortográfico-toponímicos (extensibles a todos los nombres griegos). Como es bien sabido, el idioma heleno usa otro alfabeto. Por lo tanto, al escribir en español tenemos que hacer una transliteración, y para ello usaremos, claro, nuestra propia ortografía. No, no tienes que llenar los nombres transliterados desde otro alfabeto -como es este caso- con letras o combinaciones de ellas impropias del español. Por lo tanto, debemos desterrar para siempre esas estupideces que dañan la vista, como k, gh, ph, y otras similares. Esas grafías están hechas para agradar servilmente a los anglos (¿no lo sospechabas?) y, además de ser horrendas, a nosotros no nos ayudan a leer el nombre griego.

Grecia

Lo dicho anteriormente es válido para cualquier topónimo sin tradición en español -por lo general algún lugar de poca relevancia histórica-, como por ejemplo el barrio ateniense de Marusi (en griego Μαρούσι) o el pueblecito de Megalojori (Μεγαλοχώρι), situado en la isla de Santorín. En ambos casos transliteramos la pronunciación original del modo más simple posible con la ortografía española. Y punto. (Una vez más: ¿por qué deberíamos escribirlo como los anglos?) Ahora bien, otros topónimos sí tienen tradición en nuestro idioma. Ejemplos de ello son Atenas, El Pireo, Corfú, Esparta o Creta. Pues bien, éste es el caso de la isla que nos ocupa, cuya forma correcta es Miconos. Ni kas, ni íes griegas, ni otras majaderías. Somos hispanos, por ende latinos, usamos nuestro alfabeto y nuestra antiquísima tradición ortográfica. En español se usa la ce, no la ka. Nótese además que la palabra no lleva tilde, ya que las esdrújulas griegas por tradición, y desde hace muchos siglos, pasaron habitualmente a nuestro idioma como llanas.

Grecia
Grecia

CALLEJEANDO Y ALUCINANDO EN LA JORA DE MICONOS

En las islas griegas la capital, -salvo unas pocas excepciones, como Santorín-, siempre se llama igual que la isla pero se le suele denominar simplemente la jora (χώρα). Esta palabra es un sustantivo genérico que, escrito con minúscula, se podría traducir como capital isleña. Así pues, la capital de Miconos se llama también Miconos o la jora (no, nada de chora u otras memeces similares creadas para disfrute de anglos). A diferencia de otras joras de las islas griegas, frecuentemente construidas con forma de teatro, la mayor parte de ésta se extiende en llano, si bien hacia el interior hay una zona un poco más elevada. Allí se encuentra un conjunto de molinos tradicionales bien conservados -los Molinos de Arriba (‘Ανω Μύλοι)-, aunque los más famosos y fotografiados están a la orilla del mar, como veremos más adelante. Éstos últimos son llamados, en un alarde de originalidad, Molinos de Abajo (Κάτω Μύλοι).

Grecia
Grecia
Grecia

La jora de Miconos es un pueblo de extraordinaria belleza. Más de lo que cabría esperar, pues la fama y el turismo de masas no la han estropeado. En esta pequeña pero encantadora localidad el caserío se mantiene como antaño, conserva el sabor de un clásico pueblo cicládico, pero con un aire de sofisticación. Todo se ve cuidado con mucho esmero, evidentemente con fines turísticos y comerciales, pero eso no importa: el resultado es sencillamente un pueblecito de ensueño.

Grecia
Grecia

Las estrechas callejuelas forman un laberinto en el que uno se pierde y deambula por puro placer. Las casas son las típicas cúbicas encaladas que esperamos encontrar en una isla griega. La pincelada de color -que suele ser rojo o azul- lo aportan las puertas, las ventanas y las escaleras de acceso, ya que la entrada se encuentra frecuentemente en el primer piso. De tanto en tanto aparece alguna iglesuela con su cupulita pintada, que en esta isla es casi siempre roja. Son minúsculas y abundantísimas, pues aparecen en los lugares más insospechados: en cualquier esquina, entre dos casas, o en medio de la terraza de un restaurante.

Grecia
Grecia
Grecia
Grecia

Que la jora de Miconos esté muy bien cuidada hasta el punto de representar el prototipo de pueblo griego del mar Egeo no significa que no se haya adaptado al turismo. Efectivamente, cientos de miles de personas visitan la isla a lo largo del año y todos ellos recorren su capital. Sí, hay muchas tiendas y se vende prácticamente de todo, pero a diferencia de cualquier pueblo turístico de playa, predominan los establecimientos de ropa, las joyerías y las galerías de arte, lo que contribuye a ese aire de sofisticación que la hace tan especial. Y es que Miconos no es una isla de turismo de chancleta y borrachera.

Grecia
Grecia
Grecia

No obstante, lo anterior no significa que no abunden también las inevitables tiendas de postales y recuerdos. Y por supuesto, no se libra de la lacra de nuestro tiempo, la invasión del apestoso pichinglis, que todo lo infecta y lo desnaturaliza. En cuanto a los restaurantes, predominan los típicos donde se puede degustar la sencilla pero deliciosa cocina helena. Y es que en una isla griega, nada mejor que comerse una fresca ensalada de pueblo (χωριάτικη σαλάτα [joriátiqui salata]) regada con un vino retsina o una cerveza Mizos (Μύθος) sentado en una silla de madera mientras suenan los acordes de un busuqui (μπουζούκι). Nuevamente, los menos exigentes encontrarán locales de comida rápida, ya sea nacional -los riquísimos guiros (γύρος)- o extranjera.

Grecia
Grecia
Grecia
Grecia

EN ENTRETIEMPO, UN AUTÉNTICO PARAÍSO

Una época ideal para visitar Miconos, y por ende su jora, es en entretiempo. Esta preciosa palabra, que usan mucho nuestras madres y por desgracia se va perdiendo, significa, según la RAE, tiempo de primavera o de otoño próximo al verano y de temperatura suave. Es decir, en Grecia, como en España, hablaríamos aproximadamente de abril y mayo, así como septiembre y octubre. Eso, en un año normal, que ya se sabe que el tiempo está loco últimamente. Es el momento óptimo porque evitaremos los dos grandes problemas de la temporada alta, a saber, la masificación y el terrible calor (que al estar al lado del mar es mucho peor), a la par que obtendremos precios más asequibles.

Grecia
Grecia
Grecia

Así, en entretiempo pasear por la jora de Miconos es una delicia, ya que se hace con comodidad y sin agobios. Y si además te adentras en su maraña de callejuelas a la hora de la siesta, cuando el pueblo dormita plácidamente -y esto en Grecia, incluso en Atenas, se sigue manteniendo a rajatabla- podremos obtener preciosas imágenes. Las pequeñas rúas desiertas parecen un decorado de película: a veces las escaleras de las casas se presentan en hilera, creando un efecto visual sorprendente. Y quizá puedas captar a una anciana de las de pañuelico negro en la cabeza -no tan raras de ver en la Grecia rural- subiendo lentamente una empinada cuesta, o un gato recostado que disfruta del frescor de una sombra.

Grecia

PUESTA DE SOL EN LA PEQUEÑA VENECIA

Si hay un lugar emblemático en Miconos, ése es sin duda el barrio de Alefcandra (Αλευκάντρα), conocido popularmente como Pequeña Venecia (Μικρή Βενετία [Micrí Venetía]). Este barrio sí que es único y no tiene parangón en ninguna otra isla. Si Santorín tiene su acantilado, Miconos tiene su Pequeña Venecia. Básicamente consta de una hilera de casas cuyos elegantes y coloridos balcones de madera se asoman directamente sobre el mar, lo cual le da un aire de la conocida ciudad italiana. Comenzaron a construirse a mediados del siglo XVIII como residencias de los ricos comerciantes y de los navegantes. La imagen es inolvidable en un día soleado, pero si tienes la desdicha de encontrar mal tiempo en tu visita a Miconos, la Pequeña Venecia te podrá resarcir con el espectáculo de las olas batiendo con furia sobre sus edificios durante la tormenta. Una imagen muy diferente de lo habitual, pero realmente impactante.

Grecia

Podemos llegar allí partiendo desde el pequeño puerto pesquero, en el centro de la jora. Simplemente bordeando la orilla del mar, y pasando por una coqueta y blanquísima iglesia, nos adentraremos por un estrecho callejón que pasa justo por detrás de las famosas casas. El callejón es tan frecuentado que se ha llenado de pequeñas tiendas destinadas a los turistas.

Grecia
Grecia
Grecia

Al llegar al final, deberemos atravesar -literalmente- las terrazas de unos bares que oportunamente ocupan un lugar de privilegio para contemplar el espectáculo que cada tarde se presenta ante los ojos de cientos de personas allí congregadas: la puesta de sol en la Pequeña Venecia.

Grecia
Grecia

Pues sí, hay mucha gente -no quiero imaginar cómo será en los meses del verano- pero aun así el grandioso espectáculo no defrauda en absoluto. Como se puede apreciar en las imágenes, durante la hora previa a la ocultación del sol, el cielo ya nos está dando una pista de lo que va a llegar. Y es que a veces el astro rey se anuncia cuando va a dar lo mejor de sí. Aquí podemos ver cómo el cielo, todavía azul, se va tiñendo suavemente de un tono rojizo por la parte inferior, en una combinación de colores ciertamente infrecuente.

Grecia
Grecia

En realidad la Pequeña Venecia cierra una pequeña bahía por el norte. Por el sur la cierra el otro gran icono de esta isla: los Molinos de Abajo. Son cinco y hoy en día su función es puramente ornamental, ya que están fuera de uso. De hecho sus aspas están desprovistas de velas. Pues bien, como experto conocedor del atardecer en el Egeo, mi intuición me dice que una buena ubicación me puede dar unas fotos espectaculares, y esa ubicación ha de ser allá arriba, donde los molinos se recortan en el cielo rojo que ya se prepara.

Grecia
Grecia

Efectivamente, el color rojo va subiendo en el cielo hasta ocuparlo en su totalidad. Ese rojo de fuego y las caprichosas líneas que dibujan algunas nubes hacen creer que el cielo está en llamas. Es un momento de esos indescriptibles, mientras los cientos de espectadores no dejan de maravillarse y las cámaras disparan sin cesar. Y para unirse a la fiesta, un pequeño barco pasa ente nosotros ofreciéndonos una oscura silueta que se recorta en ese cielo grandioso. Y todo esto, curiosamente, ha ocurrido sin presencia de la esfera solar, pues ya se ha ocultado tras el horizonte. Este tipo de atardecer rojo se da cuando el sol se refleja en las finas nubes que cubren el cielo a modo de pantalla.

Grecia
Grecia

Es sorprendente la rapidez con que un rojísimo atardecer se transforma en un cielo intensamente azul. Sí, porque apenas unos minutos después sobreviene la hora azul, ésa que tanto nos gusta y que tan poco dura. Permanece sólo unos minutos, ya que se trata simplemente de la antesala de la noche. Desde allí arriba sólo necesito girarme para obtener una bonita panorámica de la Pequeña Venecia en el momento en que se iluminan sus luces.

Grecia
Grecia

Ha caído la noche en Miconos. Pero la jora no duerme, por lo menos durante la temporada turística. Esta pequeña localidad se ilumina y se llena de gente que se pone su mejor atuendo para divertirse en sus numerosos locales. Y es que Miconos es famosa entre las islas griegas por su animada vida nocturna. Pero eso es algo que conoceremos en la segunda parte del recorrido por este encantador rincón del Egeo.

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Ver todas las entradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s