EL CARNAVAL DE BARRANQUILLA: “QUIEN LO VIVE ES QUIEN LO GOZA”

REPÚBLICA DE COLOMBIA

Sin medias tintas: Barranquilla es muy fea. Tan fea como una ciudad brasileña. Uno pensaría que el centro es bonito, que tiene edificios de interés, que han conservado algo de la época española, que está limpio y es más seguro… Pues no, nada de eso es cierto: es feo -muy feo-, sucio e inseguro. Así pues, nada debería llevarnos a la ciudad costeña a no ser su fastuoso carnaval, un festejo multitudinario considerado el segundo mayor del mundo (sólo por detrás del carioca), declarado patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad en 2003. Y es que, al contrario que la ciudad, el carnaval de Barranquilla no decepciona.

EL CARNAVAL DE BARRANQUILLA

Los principales desfiles del carnaval de Barranquilla tienen lugar en la vía 40, una gran avenida situada al norte de la ciudad, cerca del puerto. Conviene en este punto recordar que en Colombia, como también en parte de Centroamérica, se perdió la tradición hispánica de nombrar las calles y ahora les ponen números, como los gringos (qué raro ¿verdad?), pese a lo cual los lugareños sorprendentemente se orientan bien. Los forasteros no: te vuelves loco. También hay otros lugares, como la calle 17, que está en el sur, y a veces los desfiles coinciden, por lo que es necesario escoger uno u otro.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

En este artículo vamos a ver los principales desfiles del sábado y del domingo de carnaval, que son respectivamente la Batalla de Flores y la Gran Parada de Tradición y Folclor (sic). No obstante, los días grandes del carnaval son cuatro, incluyendo también el lunes y el martes, en los que hay más desfiles y actos, culminando con la muerte y el entierro de Joselito Carnaval. Éste es el nombre que recibe en la ciudad costeña el personaje ficticio que, como en todo el mundo, muere el último día del carnaval para resucitar de nuevo el primer día del año siguiente.

En los alrededores de la 40 en los momentos previos hay mucha animación, con puestos de comida callejeros y gente que viene y va. Para ver los desfiles, un espectáculo en sí mismos, es necesario acceder a un graderío (allá los llaman palcos), para lo cual hay que pagar. Entre el gentío se mueven los vendedores de entradas; no hará falta que los busques, ya saldrán a tu encuentro. Es conveniente que previamente te hayas informado sobre el precio de las entradas (boletas las llaman allá), que las hay para los tres días (de sábado a lunes). Pero cuidado, que no te timen: te dirán que no se puede pagar sólo para un día, lo cual es falso. En ese caso le dices que se las compras a otro y ya verás qué rápido te cuelan por un tercio del precio total.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

LA BATALLA DE FLORES

Este desfile es considerado el más importante, ya que es el gran desfile de carrozas, pero en él también participan comparsas, grupos folclóricos y otros personajes típicos. Es el más antiguo del carnaval de Barranquilla, pues data de 1903, y en sus orígenes lo protagonizaban dos grupos que se enfrentaban arrojándose flores, serpentinas y perfumes, de ahí su nombre. En este caso subí al graderío, ya que desde arriba se obtiene mejor perspectiva para fotografiar las carrozas, aunque con el inconveniente de tener que esquivar las cabezas que insistentemente se metían en el encuadre.

Carnaval colombiano

El inconveniente de este carnaval, como casi todos los carnavales, es que no es participativo. Es decir, sí lo es para los barranquilleros que formen parte de alguna comparsa. No cabe ninguna duda de que ellos lo deben de disfrutar no sólo en estos cuatro días sino también a lo largo de todo el año con los preparativos y ensayos. Pero los foráneos se deberán contentar con ser meros espectadores en los graderíos. Por este motivo, la gente se monta la fiesta allí mismo, aunque no falta algún imbécil que piensa que divertirse significa tirar espuma en todas direcciones y manchar a cualquiera que se encuentre a varios metros a la redonda, lo conozca o no. Claro es que lo piensa porque incomprensiblemente nadie se lo recrimina.

Carnaval colombiano

Ante el público desfilan muy variados grupos folclóricos, todos ellos ataviados con vistosos trajes, desarrollando sus propias coreografías en el sentido de la marcha.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

También desfilan comparsas como las de las típicas marimondas, que veremos más adelante, así como otros participantes individuales con disfraces de libre inspiración. Sin embargo, lo que caracteriza a este desfile son las carrozas de grupos musicales que amenizan la fiesta en una suerte de conciertos móviles similares a los trios del carnaval brasileño.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

Los protagonistas de estas carrozas son las bandas y orquestas locales, que como las nuestras que recorren España durante el verano aprovechando las fiestas de las diferentes localidades, en Barranquilla viven su gran momento durante el carnaval. Las vocalistas y bailarinas, una vez más, son una muestra evidente de la belleza de la mujer colombiana.

Carnaval colombiano

LA GRAN PARADA DE TRADICIÓN Y FOLCLOR (SIC)

En esta ocasión pedí al vendedor de entradas que me colase en primera fila, justo delante de las vallas de separación del desfile. Así lo hizo, y como llegué con bastante antelación, encontré sitio sin problemas. Estaba justo delante del palco y pude agenciarme una silla de plástico para esperar pacientemente. La ventaja de esta ubicación es que podía ver y fotografiar a los participantes muy de cerca. Éstos, al ver la cámara posaban gustosos, especialmente las chicas y aquéllos que representaban algún personaje.

Es curioso ver cómo los barranquilleros comienzan a participar en el carnaval desde la más tierna infancia y por lo general no dejan de hacerlo durante toda su vida. Las niñas de 10 años, y hasta menos, ya imitan a sus hermanas mayores a la hora de bailar y posar con gran sensualidad. Se ve que lo llevan en la sangre… Pero al mismo tiempo, y con las mismas ganas y alegría, muchos ancianos forman sus propias comparsas para demostrar que la diversión no tiene edad. Éstos últimos se encuentran entre los más aplaudidos.

LOS PERSONAJES DEL CARNAVAL DE BARRANQUILLA

Son muchos y variados los personajes propios de la ciudad costeña. Muchos de ellos revelan el origen español del carnaval (y de la cultura hispanoamericana en general); esto es obvio observando los trajes de los garabatos, por ejemplo, o los vestidos femeninos de muchas comparsas. En ambos casos muestran gran parecido con las indumentarias tradicionales de muchas regiones españolas. En menor medida también observaremos influencias de las culturas indias precolombinas y de los negros llegados de África. 

LAS MARIMONDAS

Entre los personajes característicos del carnaval barranquillero es preciso nombrar en primer lugar a las marimondas. De origen incierto, aunque se sabe que se remontan a principios del siglo XX, son sin duda el personaje más conocido, tanto que casi se han convertido en el símbolo del carnaval de la ciudad costeña. Son personajes de apariencia grotesca: visten un pantalón de colores chillones, chaleco, corbata y una careta de grandes orejas y trompa que recuerdan a un elefante. Estos elementos siempre se repiten, aunque cada comparsa los elabora con colores diferentes.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

LA DANZA DEL GARABATO

Los personajes del carnaval de Barranquilla habitualmente tienen una danza propia. Entre ellas destaca la Danza del Garabato, interpretadas por comparsas que llevan un atuendo muy especial. Los hombres llevan camisa amarilla con una pechera y un pantalón negro, todo ello adornado con encajes y rematado con un sombrero. La cara, pintada de blanco con un círculo rojo en las mejillas, y en la mano una vara. Las mujeres llevan un vestido largo de volantes con los colores rojo, verde y amarillo, los de la bandera de Barranquilla. La comparsa siempre es acompañada por un personaje que representa a la muerte, ataviado todo de negro con un esqueleto pintado, y que porta una guadaña.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

LA DANZA DEL CONGO

Los participantes en la Danza del Congo también visten un traje muy peculiar. Anchos pantalones, pechera y capa, todos de vivos colores y la cara también blanca con un círculo rojo en la mejilla, así como gafas oscuras. Pero lo más llamativo es un alto tocado que parece un turbante. En la mano suelen llevar un machete.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

LA DANZA DEL MAPALÉ

La Danza del Mapalé es de evidente influencia africana. El atuendo tanto de los hombres como de las mujeres recuerda al de los antiguos esclavos: pantalón corto, habitualmente sin camisa para ellos, mientras que para ellas vestido o pantalón, pero siempre con volantes para acentuar el movimiento, y a veces pañuelo en la cabeza.

Carnaval colombiano

LA CUMBIAMBA

La cumbiamba es el baile de la cumbia. Los hombres visten pantalón largo blanco y camisa que también suele ser blanca, con pañuelo al cuello, morral y sombrero costeño. Las mujeres, como en otros casos anteriores, vestido o falda de volantes y camisa con escote amplio, todo en vivos colores, y un adorno de flores en la cabeza.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

EL SON DE NEGRO

El son de negro es protagonizado por unos personajes característicos de Barranquilla pero también de otros carnavales caribeños. Los interpretan sólo hombres, tocados con un sombrero de flores, con el torso desnudo y todo el cuerpo tiznado, si bien a veces uno de ellos, llamado Guillermina, se viste de mujer. Es un personaje burlesco, por lo que se mueven de manera compulsiva y no paran de hacer muecas grotescas.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

LOS DISFRACES INDIVIDUALES

También desfilan personajes disfrazados. Aquí es donde la imaginación toma el poder, y todo aquel que quiera participar tiene cabida. Se pueden ver disfraces muy elaborados y otros no tanto, pero precisamente éstos últimos demuestran que para conseguir un buen disfraz no es necesario gastar mucho dinero. Con unas buenas dosis de imaginación, trabajo y habilidad es posible sorprender al público. Los personajes representados son de todo tipo, desde personajes de series infantiles hasta seres de diferentes mitologías. El dios Baco o el Minotauro, junto a Popeye o los personajes de El Chavo del 8, una serie infantil muy conocida en toda Hispanoamérica, todos ellos muy logrados.

EL PAPA QUILLERO

La creatividad de los barranquilleros, como vemos, es ilimitada. Gracias a eso, de vez en cuando aparece algún personaje individual que trasciende el carnaval y acaba adquiriendo personalidad propia. Un personaje único e indisolublemente unido a su creador. Tal es el caso del Papa Quillero, en realidad un politólogo llamado Mario Tarud que aprovecha su parecido con el papa actual (eso sí, con veinte años menos) para desfilar caracterizado como el monarca vaticano. Suele desplazarse en un papamóvil casero y acompañado por una cohorte de monjas u otros eclesiásticos, aunque a veces también se acerca al público para darse un baño de multitudes.

Carnaval colombiano

LA REINA DEL CARNAVAL

La Reina del Carnaval -en 2016 Marcela García Caballero- encabeza el desfile de la Batalla de Flores en una carroza muy engalanada. Es la bella entre las bellas -no olvidemos que estamos en Colombia- pero sus funciones van mucho más allá, ya que debe presidir numerosos actos y además está encargada de leer el bando que da comienzo a los festejos. También existe una Reina del Carnaval infantil.

Carnaval colombiano

EL REY MOMO

Este personaje, compartido con otros carnavales sudamericanos, es un hombre elegido cada año para premiar una trayectoria prolongada en favor de la fiesta carnavalesca. En 2016 este honor recayó en el músico Lisandro Polo Rodríguez. Acompaña a la Reina del Carnaval en la lectura del Bando y otros actos importantes. Tiene su propio desfile, que tiene lugar en la calle 17, pero como podemos ver también se deja caer por la avenida 40 para ser aclamado por sus súbditos. También existe un Rey Momo infantil.

Carnaval colombiano

Carnaval colombiano

El carnaval no es originario de América. Hunde sus raíces en la noche de los tiempos, en ritos y fiestas paganos, como las saturnales y las bacanales romanas, que el cristianismo adaptó en su propio provecho. Esos antiguos carnavales eran unos días de sátira, burla y excesos carnales que precedían las penurias y la represión de la semana santa. Obviamente, los barranquilleros deben su carnaval a sus antepasados españoles, aunque desconocemos cómo era antes del siglo XIX, que es de cuando datan los primeros testimonios. En todo caso, esta fiesta ha evolucionado hasta adoptar una gran personalidad, con personajes que lo diferencian de cualquier otro carnaval. Todo un espectáculo visual de primera magnitud.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON EL CARNAVAL

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

logo (1A)
Anuncios

Un comentario sobre “EL CARNAVAL DE BARRANQUILLA: “QUIEN LO VIVE ES QUIEN LO GOZA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s