VISITA AL MUSEO DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO DE MADRID

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es una insigne institución fundada en 1752 y su pinacoteca, que ahora vamos a visitar, fue el primer museo público de pintura de nuestro país, ya en el siglo XVIII. La riquísima colección se expone en 59 salas repartidas en tres plantas. Abarca cuatro siglos desde el XVI a principios del XX. El grueso del inventario procede de desamortizaciones eclesiásticas, así como de la magnífica colección de Manuel Godoy, confiscada cuando cayó en desgracia, y diversas donaciones privadas. Como anécdota cabe citar la sala privada donde estuvieron almacenadas durante todo el siglo XIX muchas obras que contenían figuras demasiado desnudas.

La Real Academia tiene su sede en el Palacio de Goyeneche, sito en plena calle de Alcalá apenas a dos minutos de la Puerta del Sol. Proyectado en estilo barroco por José de Churriguera por encargo del banquero y político navarro Juan de Goyeneche, fue adquirido por la Real Academia en 1773. Es en esa época cuando Diego de Villanueva reconvierte la fachada al estilo neoclásico. Desde entonces sucesivas intervenciones ampliarán el edificio y lo adaptarán a su uso museístico.

Madrid

La exposición arranca en el siglo XVI con obras, entre otros, del siempre enigmático Giuseppe Arcimboldo, de quien el museo posee Primavera, su única obra expuesta en público en nuestro país (aunque hay otras dos en colecciones particulares). Este pequeño cuadro es una de las atracciones del museo, por el motivo citado, pero también por la llamativa extravagancia del artista milanés. Probablemente decoró el dormitorio de Felipe II en el desaparecido Alcázar de Madrid.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Giuseppe Arcimboldo. Primavera (c. 1563)

Entre los grandes de la pintura española del siglo XVI destaca Domínicos Ceotocópulos, El Greco, de quien la Academia adquirió en 1984 el cuadro denominado San Jerónimo.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Domínicos Ceotocópulos, El Greco. San Jerónimo (c. 1605 – 1610)

El museo cuenta con una obra de atribución discutida. Se trata de La llamada familia de El Greco, para la mayor parte de los expertos salida de la mano del hijo del pintor cretense, Jorge Manuel Ceotocópulos. En el pasado se dijo que podía ser obra de su padre, pero parece evidente que esta escena familiar -por cierto, muy rara en la pintura española de esa época- no alcanza la calidad de las obras del gran maestro. Efectivamente, Jorge Manuel fue un buen arquitecto (a él se debe el Ayuntamiento de Toledo) pero un modesto pintor.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Jorge Manuel Ceotocópulos. La llamada familia de El Greco

Magnífica es la presencia de Francisco de Zurbarán, del que se expone la serie de retratos de monjes mercedarios (en origen 11, se conservan 8) y alguna naturaleza muerta, temática en la que el extremeño fue un consumado maestro.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco de Zurbarán. Fray Jerónimo Pérez (c. 1632)

Como él, Juan Carreño de Miranda es uno de los grandes pintores del Siglo de Oro, aunque frecuentemente relegado a un segundo plano. De este artista, el más insigne de los asturianos, pintor de cámara de Carlos II, destaca el retrato de Doña Mariana de Austria. Ya viuda de Felipe IV y regente en nombre de su hijo Carlos II, menor de edad, es mostrada con hábito de monja. De este cuadro existen otras tres versiones casi idénticas, una de ellas en El Prado.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Juan Carreño de Miranda. Doña Mariana de Austria

El sevillano Bartolomé Esteban Murillo está representado con varias obras de temática religiosa, la más abundante de su producción. Entre ellas está esta escena en la que aparece un gran número de niños, mujeres y ancianos a los que san Diego da de comer un rancho. La presencia de estos personajes populares en muy frecuente en la producción de Murillo.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Bartolomé Esteban Murillo. San Diego de Alcalá y los pobres (c. 1646)

Aunque granadino, Alonso Cano se forma en la prolífica escuela sevillana, la más notable del Siglo de Oro español. Como en el caso de Murillo, sus obras llegaron a principios del siglo XIX procedentes de diferentes conventos. Su Cristo en la cruz es indiscutiblemente una obra maestra.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Alonso Cano. Cristo en la Cruz (c. 1640)

José de Ribera, aunque valenciano, pasó la mayor parte de su vida en Italia, donde recibió el sobrenombre de Lo Spagnoletto. Acabó residiendo en Nápoles hasta su muerte, donde fue pintor de cámara del virrey. Es considerado el más importante representante español de la técnica del tenebrismo. La Academia expone seis obras suyas, entre las que destaca uno de sus frecuentes martirios de santos, el de san Bartolomé.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
José de Ribera. Martirio de san Bartolomé (c. 1620  – 1626)

Entre los pintores barrocos también hay extranjeros. Uno de los grandes pintores venecianos del siglo XVI fue Tintoretto, de quien podemos admirar la Última cena.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Jacopo Robusti, Il Tintoretto. La Santa Cena

Peter Paul Rubens visitó España en dos ocasiones y recibió numerosos encargos de Felipe IV (de hecho nuestro país posee más obras suyas que ningún otro). Fue amigo de Velázquez y desempeñó labores diplomáticas al servicio del rey. Las formas generosas y rotundas, así como el rico colorido, hacen inconfundible cualquier obra del pintor flamenco. Susana y los viejos fue uno de los cuadros ocultos por impúdico.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Peter Paul Rubens. Susana y los viejos (c. 1609 – 1610)

Ya en el siglo XVIII, el napolitano Corrado Giaquinto llegó a España para pintar al servicio de Fernando VI. Sus obras marcan el período rococó en nuestro país. La Alegoría de la Paz y la Justicia fue realizado para la sala de juntas de la Academia.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Corrado Giaquinto. Alegoría de la Paz y la Justicia (c. 1753)

Otra corriente que se desarrolló en el siglo XVIII fue el neoclasicismo, que se inició con otro gran artista venido de fuera, el bohemio Anton Raphael Mengs, del que descuella el magnífico retrato de la marquesa del Llano. Mengs fue la gran figura que precedió a Goya en la corte española, y su influencia en el periodo juvenil del pintor aragonés  es indudable.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Anton Raphael Mengs. Retrato de la Marquesa del Llano (1770)

Coetáneo de Goya fue su cuñado Francisco Bayéu, zaragozano como aquél. Grandísimo pintor, sublime en el retrato, ha sufrido injustamente la alargadísima sombra de su cuñado. En la Academia podemos admirar su autorretrato más conocido. El propio Goya hizo una copia de él que se expone en El Prado.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco Bayéu. Autorretrato (1792)

El ya mencionado Francisco de Goya es el artista mejor representado en el museo de la Academia, con 13 lienzos de diversas procedencias. Él mismo fue académico y llegó a ser director honorario de la institución. Los cuadros expuestos del genio aragonés abarcan todas las épocas y temáticas, de manera que constituyen un rápido repaso de su obra.

Madrid

Hay varios retratos del que fue uno de los más grandes maestros en esa disciplina, como el de Godoy tras la victoria ante Portugal en la breve guerra de 1801. Fue un encargo del mismo Godoy para su colección del palacio de Buenavista. A la caída del valido, el rey Fernando VII ordenó que esta colección fuera entregada a la Academia, lo que constituyó una entrada muy notable de obras de altísima calidad. Entre ellas, también llegaron las famosas majas de Goya, que estuvieron guardadas en la Academia en la sala de obras impúdicas hasta que fueron cedidas en 1901 al Museo del Prado, donde se pueden ver hoy.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco de Goya. Manuel Godoy, Príncipe de la Paz (1801)

Otros magníficos retratos son el de su amigo Leandro Fernández de Moratín o el autorretrato número 16 de los que se conocen, a la edad de 70 años. La Academia también posee la última paleta utilizada por el gran pintor.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco de Goya. Autorretrato (detalle) (1815)
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco de Goya. Don Leandro Fernández de Moratín (1799)
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Última paleta de Francisco de Goya

Entre las varias obras costumbristas de Goya cabe destacar el célebre Entierro de la sardina, una escena carnavalesca realizada para su propio deleite y que enlaza con las Pinturas negras.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Francisco de Goya. El entierro de la sardina (detalle) (c. 1812 – 1814)

En el piso superior entramos de lleno en el siglo XIX, muy abundante en pinturas de carácter histórico y retratos de personajes ilustres. Los más notables son Vicente López y Federico de Madrazo, que retratan respectivamente al primer pretendiente carlista y a su sobrina la reina Isabel II.

Madrid

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Vicente López. Retrato de D. Carlos María Isidro de Borbón
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Federico de Madrazo. Retrato de Isabel II (1844)

Madrid

Y llegamos al siglo XX. El maestro de la luz, Joaquín Sorolla, muy superior a los sobrevalorados impresionistas franceses (del loco holandés ni hablemos) pero mucho menos conocido que aquéllos, nos muestra escenas del mar de su Valencia natal.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Joaquín Sorolla. La comida en la barca (1898)

ESCULTURA

Aunque el grueso de la colección de la Academia son obras pictóricas, también encontramos entre sus salas muchas esculturas. La mayoría son de los siglos XVIII y XIX, pero también las hay más antiguas. Una de las más destacadas es un busto de una dolorosa del granadino Pedro de Mena, uno de los más grandes imagineros de nuestro Barroco. Ya en el Renacimiento, del gran Pompeo Leoni (escultor de cámara de Felipe II) encontramos un magnífico crucificado.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Pedro de Mena. Dolorosa
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Pompeo Leoni. Cristo crucificado (c. 1605)

_

Entre la escultura más reciente destacan una copia del famoso busto de Goya de Mariano Benlliure (que sirvió de modelo a la estatuilla de los premios cinematográficos) y una reproducción del célebre Ángel Caído del parque de El Retiro, de Ricardo Bellver.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Mariano Benlliure. Busto de Goya
Real Academia de Bellas Artes de San Fernando
Ricardo Bellver. El ángel caído

_

LA CALCOGRAFÍA NACIONAL

En la planta baja del edificio tiene su sede la Calcografía Nacional, fundada en 1789. Reúne una extensa colección de planchas grabadas por los más destacados artistas, entre los que sobresale uno de los más importantes grabadores de la Historia, Francisco de Goya. Aquí se conservan las planchas de cobre originales con las que el artista aragonés realizó sus famosas series Los caprichos, Los desastres de la guerra, La tauromaquia y Los disparates, así como las Copias de cuadros de Velázquez y Los toros de Burdeos.

Calcografía Nacional
Francisco de Goya. El esforzado Rendon picando un toro, de cuya suerte murió en la plaza de Madrid (grabado de la serie La tauromaquia, plancha original) (1814 – 1816)

La tercera pinacoteca de Madrid y de España es una gran desconocida, no obstante contar con una colección amplísima de arte español, así como algunas notables obras de otras escuelas, principalmente la italiana y la flamenca. En muchas grandes ciudades y capitales del mundo, un museo como éste sería su gran joya y lo promocionarían con orgullo. Sin embargo, en la capital mundial de la pintura, Madrid, pasa muy desapercibido. He aquí un motivo más para visitar la Villa y Corte.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

logo (1A)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s