LA ESTATUA DE LA LIBERTAD: ¿FRANCESA, ITALIANA O ESPAÑOLA?

La Estatua de la Libertad es una celebérrima obra que todo el mundo relaciona con los gringos y que han utilizado para presentarse como liberadores del mundo y paladines de la libertad. Una burda patraña, claro, pero sin duda la citada estatua es hoy todo un símbolo… aunque la máquina propagandística anglosajona ha escondido para millones de personas que en realidad la estatua es francesa. Los galos, muy astutos, ya en el siglo XIX vieron el monstruo en que se estaba convirtiendo el país fundado por los piratas, y se apresuraron a alimentar el mito de que ellos son los artífices de la independencia de aquéllos. Del mismo modo, gastaron medios y recursos para cultivar unas relaciones privilegiadas con los gringos, lo que les fue muy útil en el siglo XX. En realidad, como sabe cualquier persona mínimamente leída, los gringos deben su independencia a España, pero nuestro país, siempre tan torpe en asuntos propagandísticos, nunca consiguió hacerse reconocer ese mérito y los bárbaros anglos nos pagaron el favor invadiéndonos en 1898 y robándonos las provincias americanas y asiáticas.


Nota: ampliar el mapa para ver las cinco ubicaciones en París

El caso es que si te interesa esta estatua tienes que ir a París, ciudad donde se encuentra el original de esta obra, pero también nada menos que otras cuatro réplicas (como también lo es la que poseen los gringos). A continuación vamos a hacer un viaje por la capital francesa para visitar todas estas estatuas que son, obviamente, iguales. Pero vamos a ir más allá: lo que sorprenderá al lector es que la famosa y repetitiva estatua es, quizá, un plagio. Hay otras tres obras en diferentes ciudades que presentan muchos parecidos con ella, a saber: todas representan a mujeres vestidas con túnica, todas están de pie en actitud altiva, todas ellas alzan un brazo, todas muestran sus pies desnudos y rayos surgiendo de sus cabezas, y finalmente todas están dedicadas a la libertad o a algún otro noble concepto. Y sí, todas ellas son anteriores a aquélla.

LA ESTATUA ORIGINAL, EN EL MUSEO DE ARTES Y OFICIOS (1878)

Empecemos por el principio. La Libertad iluminando el mundo, que así se llama oficialmente, fue realizada por el escultor francés Auguste Bartholdi a lo largo de varios años hasta su terminación en 1884. Francia la regaló a los gringos y fue montada en su emplazamiento actual en 1886. Pero ésa, la de los gringos, no es la original, sino una réplica aumentada 16 veces. El escultor alsaciano realizó la estatua a un tamaño normal, concretamente 2,85 metros, en yeso. A su muerte, su viuda la legó al magnífico Museo de Artes y Oficios, de muy recomendable visita. Junto a la estatua original, hizo entrega de otros objetos del taller de su marido, entre los cuales algunas pequeñas maquetas de la estatua que también se pueden contemplar hoy en el museo.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

La Estatua de la Libertad es la estrella de este museo y se expone en un lugar preferente, concretamente al fondo de la iglesia -se trata de un antiguo monasterio- donde se encuentran los objetos de mayor tamaño, tales como automóviles antiguos o aviones. La estatua es mostrada aquí con su pedestal original, más bonito sin duda que el que le hicieron los gringos. Una pasarela permite apreciar la obra desde muy cerca.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi
_

LA ESTATUA DEL SENA (1889)

Realizar un crucero por el Sena es obligado en una visita a París. A lo largo del recorrido el visitante foráneo observa, los ojos como platos, un sinfín de monumentales edificios que se asoman a sus orillas. Pero el alucine es total cuando, al rodear la tranquila Isla de los Cisnes, se topa de bruces con la Estatua de la Libertad. Esta réplica de 9 metros de altura -sin contar el pedestal- fue regalada por los gringos residentes en París. Los anglosajones, en un alarde de imaginación y originalidad, decidieron repetir el regalo que ellos habían recibido de los franceses, pero eso sí, mucho más pequeña, en plan rácano. La estatua fue inaugurada por el presidente francés Sadi Carnot en 1889, tan sólo tres años después de que los gringos recibieran la suya. Es, por tanto, la segunda más antigua tras la original.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

La isla de los Cisnes es una estrecha lengua de tierra artificial que une el puente de Bir-Hakeim y el puente de Grenelle. En el extremo de la isla junto a éste último se encuentra la estatua. Para llegar a ella lo mejor es usar el metro y salir en la estación de Mirabeau, de manera que podamos ir viéndola en perspectiva -con la torre Eiffel de fondo- desde la orilla del río. Una vez en el puente de Grenelle, podremos verla por detrás y bajar a la isla para contemplarla de cerca. Ya puestos, podemos visitar la estrechísima isla, de 850 x 10 metros y terminar en el bonito puente de hierro de Bir-Hakeim.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

LA ESTATUA DEL MUSEO DE ORSAY (1900)

El Museo de Orsay, ubicado en un magnífico edificio junto al Sena, en origen una estación ferroviaria, es hoy el museo de referencia del arte francés del siglo XIX. Nada más entrar, al comienzo de la gran nave central, nos recibe una réplica de la Estatua de la Libertad. La fundió en bronce el propio Bartholdi y la regaló en 1900 al Museo de Luxemburgo, que albergaba las obras de los artistas contemporáneos en aquella época. Como no había ninguna escultura suya, él mismo la ofreció, pero ante la carencia de espacio en 1906 fue ubicada en los cercanos Jardines de Luxemburgo, pertenecientes al Senado. Cuando se creó este nuevo museo y tomó el relevo como exponente del arte del siglo XIX, solicitó la estatua, pero solamente en 2011 accedió a su entrega la cámara alta francesa.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

Tiene 2,85 metros de altura, como la original, y es la tercera más antigua. Llama la atención su color negro, que dificulta fotografiarla adecuadamente. Mientras estuvo a la intemperie en los Jardines de Luxemburgo sufrió varios desperfectos, el último de los cuales se produjo cuando le fue seccionada la llama de la antorcha. Eso mismo fue lo que acabó decidiendo su traslado al museo.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

LA ESTATUA EN EL ACCESO AL MUSEO DE ARTES Y OFICIOS (2010)

En la entrada del Museo de Artes y Oficios, justo delante de la antigua iglesia en cuyo interior está la auténtica, se colocó en 2010 otra réplica fundida a partir de aquélla. El objetivo, claro, atraer la atención del público sobre el propio museo. Es idéntica en dimensiones y color pero no en material, ya que es de bronce. Cronológicamente, es la cuarta de las parisinas.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

LA ESTATUA DE LOS JARDINES DE LUXEMBURGO (2012)

Cuando en 2011 se retiró la segunda estatua original de Bartholdi de los Jardines de Luxemburgo, este gran espacio verde, quizá el más bonito del centro de París, quedó huérfano de una inquilina que había estado allí nada menos que 105 años, desde 1906 hasta 2011. Ya era un icono de este parque, que muchos venían a visitar especialmente para contemplar a la dama de la antorcha. Así que se decidió colocar otra réplica de la estatua (la quinta y por ahora última de la capital gala) en el mismo lugar donde había estado tantos años. Es de bronce y mide lo mismo que la otra.

La Libertad de Bartholdi

La Libertad de Bartholdi

LA LLAMA DEL PUENTE DEL ALMÁ (1989)

En 1989 un conocido periódico gringo decidió celebrar el centenario de su edición francesa. Para ello se les ocurrió replicar la llama -¡ni siquiera la antorcha!- de la gigantesca estatua y sin ningún pudor la mandaron al otro lado del Atlántico. Supuestamente es el enésimo símbolo de la tan cacareada amistad franco-gringa, pero esta vez desde allá hacia acá. Mide 3,5 metros de altura, es de cobre dorado -¡ni siquiera bronce!- y se apoya sobre un pedestal de mármol. Fue colocada junto al puente del Almá (que se pronuncia así, acentuado al final porque se refiere a la batalla del mismo nombre), en la margen derecha del Sena. Justo al lado está la boca del metro Alma-Marceau.

Llama de la Libertad

Llama de la Libertad

Pero hete aquí que las casualidades son caprichosas, del mismo modo que la estupidez y el borreguismo no tienen límites. Bajo la llama hay un túnel, también llamado del Almá, en el cual se produjo el famoso accidente que en 1997 costó la vida a tres personas que circulaban a gran velocidad y se estrellaron contra el pilar número 13. Una de ellas era la princesa de Gales, y desde entonces numerosas personas, creyendo absurdamente que se trata de un monumento a su memoria, colocan flores y fotos de la susodicha. Suponiendo que esa señora hubiese hecho en su vida algo reseñable -aparte de casarse con un feo y orejudo príncipe– y mereciese un monumento, sin duda tendría alguna referencia a ella. Lo que sí hay es una placa que indica la verdadera naturaleza del monumento, pero para qué leerla… ya son felices creyendo una tontería. Qué ridículo es creer cualquier cosa sin motivo… con lo bonito que es informarse y conocer.

Llama de la Libertad

Llama de la Libertad

Recapitulando, en París hay cinco ejemplares de la Estatua de la Libertad, de ellas dos originales de Bartholdi, más una réplica de la llama. Pero esto no termina aquí: salgamos de la capital gala para descubrir otras estatuas sospechosamente parecidas.

LA ESTATUA DE FLORENCIA (1883)

La siguiente protagonista se encuentra en Florencia, concretamente en la basílica de la Santa Cruz, que tiene la categoría de Panteón Nacional Italiano. Atesora monumentos funerarios donde descansan los restos de importantes personajes de la Historia y el Arte italianos, entre ellos el dramaturgo Giovanni Battista Niccolini, cuya tumba está coronada por una estatua realizada por Pio Fedi. Es de justicia señalar que la estatua representa la Libertad de la Poesía, pero en todo caso el parecido con la parisina es muy notable: la principal diferencia estriba en los brazos, que portan una cadena rota y una corona de laurel. Más aún, sabemos que Bartholdi visitó Florencia en la década de 1870 y que conoció a Fedi justo cuando éste estaba realizando el boceto en yeso. La estatua definitiva fue colocada en su lugar en Florencia en 1883, mientras que la francesa se acabó en 1884 y se erigió al otro lado del Atlántico en 1886.

La Libertad de Pio Fedi

La Libertad de Pio Fedi

_

LA ESTATUA DE MADRID (1855)

El Panteón de Hombres Ilustres de Madrid es un monumento ambicioso pero fallido, que se queda muy lejos de sus homónimos francés e italiano. Concebido como el claustro de una basílica que no se llegó a construir, alberga solamente siete tumbas, si bien es cierto que todas ellas de personajes muy relevantes del siglo XIX (como Cánovas, Sagasta y Canalejas) y de gran calidad (varias de ellas de Mariano Benlliure). El caso es que en el interior del inacabado claustro se erige un monumento dedicado a los hombres ilustres, y que está coronado por una escultura de Ponciano Ponzano. Este escultor zaragozano, aparte de unos progenitores con mucho sentido del humor, poseía un gran talento que le hizo destacar como el principal escultor español del siglo XIX, lo que no le impidió pasar grandes penurias económicas.

La Libertad de Ponzano

La Libertad de Ponzano

La Libertad española data de 1855, por lo tanto aventaja en 20 años a la francesa y la italiana. Es una mujer de mármol de Carrara de dos metros de altura. En palabras de su autor, es una mujer gallarda, joven, ligeramente vestida, cubierta la cabeza con un gorro frigio y rayos de luz refulgiendo de su pelo. El brazo erguido es en este caso el izquierdo, mientras que con el derecho porta un yugo roto (simbolizando la libertad), y a sus pies hay un gato de significado desconocido. De los escultores que retrataron la Libertad, Ponzano fue el único que se atrevió a hacerla con un pecho descubierto.

La Libertad de Ponzano

La Libertad de Ponzano

_

LA ESTATUA DEL LOUVRE (1836)

¿Pero acaso alguien pensaba que los franceses se iban a dejar el honor en este asunto? No señores, para los galos la grandeur es más importante que para Lola Flores sus pendientes. Si la Estatua de la Libertad es un plagio, ha de serlo de una obra francesa. Así pues, nuestros vecinos contraatacan con otra estatua de la que se conserva una copia en el mismísimo Museo del Louvre. Una estatua de indudable parecido con las anteriores, aunque no esté dedicada a la libertad. Obsérvese que es casi idéntica, con la excepción de la antorcha y la tabla, cuyo lugar ocupa en este caso una palma. Se trata de La Victoria, también llamada La Inmortalidad, de Jean Pierre Cortot, un modelo en bronce de una estatua colosal que coronaba, entre 1836 y 1848, el Panteón de París (y se cierra el círculo de panteones nacionales). Es, por lo tanto, la más antigua de todas. El honor galo está a salvo. Vive la France!

La Inmortalidad de Cortot

La Inmortalidad de Cortot

En conclusión, parece evidente que la Estatua de la Libertad de Bartholdi se inspira en una anterior italiana de Fedi, y quién sabe si ambas en una española de Ponzano. Pero bien podría ser que todas tuvieran como referente la estatua colosal, hoy destruida, del francés Cortot. Y por qué no, el parecido entre todas ellas pudiera deberse a una simple aunque maravillosa coincidencia. Así que al final el misterio sigue abierto: la Estatua de la Libertad ¿es francesa, italiana o española? Lo que no es, con toda seguridad, es gringa.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 

logo (1A)

Anuncios

2 comentarios sobre “LA ESTATUA DE LA LIBERTAD: ¿FRANCESA, ITALIANA O ESPAÑOLA?

  1. He leído el articulo, es muy completo como siempre todo lo que escribes y no te falta razón, si, creo que la mayoría sabemos que es francesa, también esta muy bien el tono “humorístico” por no decir otra palabra como te empleas con el mundo anglosajón, en tu línea.
    Chapeau

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s