LOS RÁPIDOS DEL RÍO YAQUE DEL NORTE EN JARABACOA (SANTO DOMINGO)

Para muchos, Santo Domingo es sinónimo de playas con palmeras y complejos hoteleros llenos de gringos bronceando sus barrigas al sol caribeño. Pero por fortuna es mucho más que eso. Así, por ejemplo, la provincia de La Vega, en el centro del país, ofrece muchos atractivos, desde el tradicional carnaval (que ya vimos en otro artículo), hasta los deportes de aventura al aire libre. Esta provincia es atravesada por el Yaque del Norte, el segundo río más largo de La Española, un curso de agua que tiene los mejores rápidos del Caribe. En esa zona montañosa se encuentra la localidad de Jarabacoa, que en sí misma carece de interés, pero en sus alrededores hay varias empresas con las que se puede practicar deportes de aventura.

Una de las experiencias más divertidas y emocionantes de las que es posible disfrutar en los alrededores de Jarabacoa es el descenso de ríos. Sí, descenso de ríos. Sal de tu asombro: por muy increíble que parezca se pueden nombrar las cosas (TODAS las cosas) sin necesidad de usar un ridículo palabro anglo acabado en ing. ¿De que manera? Simplemente usando con naturalidad nuestro propio idioma. Hay vida más allá del pichinglis… y es mucho más digna.

Entre las varias empresas que operan en la zona, vamos a experimentar a continuación los servicios de Rancho Jarabacoa. Esta empresa tiene unas estupendas instalaciones con una cómoda sala de espera y un comedor, ya que se incluye un desayuno y un almuerzo -suculentos ambos- en el precio de sus servicios. El sitio es muy tranquilo y tiene vistas sobre el río Yaque del Norte, el mismo que vamos a surcar más tarde.

Rancho Jarabacoa

Descenso de ríos

Antes de comenzar la experiencia es necesario equiparse adecuadamente. En las instalaciones nos darán un chaleco salvavidas y un casco, que son obligatorios, aunque también nos pueden facilitar un traje de neopreno, que será muy útil en caso de caer al agua. No olvidemos que el agua en los ríos de montaña no está precisamente caliente, ni siquiera en los trópicos.

Descenso de ríos

Descenso de ríos

Descenso de ríos

Para desplazarnos hasta el punto del río donde comenzaremos el descenso de los rápidos, el rancho pone a nuestra disposición un camión acondicionado para tal fin. Llegamos en pocos minutos hasta un lugar de aguas tranquilas donde embarcaremos en la lancha neumática y nuestro instructor nos dará las indicaciones básicas para disfrutar del recorrido por los rápidos del río. Las lanchas tienen capacidad para cuatro personas más el instructor que va situado en la parte posterior.

Rancho Jarabacoa

Descenso de ríos

En el curso del recorrido entraremos y saldremos de los rápidos casi sin darnos cuenta, y por la fuerza del agua a veces la propia lancha nos expelerá hacia arriba. A pesar de que, siguiendo las instrucciones, nos sujetaremos a la cuerda lateral, caer al agua es posible. Eso no supone ningún problema, ya que saber nadar es un requisito imprescindible para realizar esta experiencia. Además, como ya se ha dicho, llevamos chaleco salvavidas y casco.

Descenso de ríos

Descenso de ríos

Para practicar el descenso de ríos no es necesaria ninguna experiencia previa, ya que la actividad es realmente sencilla siempre que se sigan las indicaciones, las cuales permitirán el correcto manejo de la embarcación. Sí, porque lo divertido de esta actividad no es sólo recorrer el río y meterse en los rápidos, sino que la lancha la llevamos nosotros mismos, aunque siempre bajo la dirección del instructor.

Descenso de ríos

Descenso de ríos

La instrucción previa apenas dura unos minutos, pero es imprescindible porque con ella aprenderemos las señas básicas (unas sencillas palabras) con las que dirigiremos la lancha neumática. Desde la parte trasera, el guía irá indicándonos cuándo deben remar los pasajeros del lado izquierdo o los del derecho, y también cuándo debemos levantar los remos, o cuándo debemos inclinarnos hacia delante o hacia detrás. De esta manera iremos avanzando y sorteando las rocas, entrando en los rápidos, incluso a veces girando sobre nosotros mismos y navegando marcha atrás.

Descenso de ríos

Descenso de ríos

El papel del guía no es sólo dirigirnos para entrar y salir de los rápidos, sino también hacer de timonel, ya que él también usa su remo para hacer de freno, reforzar a los remeros de un lado o realizar maniobras más difíciles. Su experiencia le permite moverse por los rápidos como si estuviera en el salón de su casa. Él sabe por dónde y de qué manera tenemos que entrar en un rápido, y de hecho el objetivo no es esquivarlos sino atravesarlos. Sí, claro, los pasajeros se ponen como sopas, especialmente los de delante, pero ésa es la gracia del asunto…

Descenso de ríos

Descenso de ríos

Es de suponer que querrás tener un bonito recuerdo de esta pequeña aventura, y como es lógico no puedes tomar tus propias fotos. De eso se encarga una parte del equipo, que nos acompaña con otra lancha. En algún lugar estratégicamente escogido (una roca o la propia orilla) uno de los compañeros de nuestro guía se situará para tomar instantáneas a nuestro paso. Después, nuevamente en la otra lancha, nos adelantarán para repetir la operación en otro lugar. Como es fácil imaginar, por tanto, las fotos del descenso del río que aparecen en este artículo no son obra del que suscribe, sino las proporcionadas por el propio rancho.

Descenso de ríos

Descenso de ríos

Entre los servicios que se ofrecen también están los paseos a caballo por los alrededores del rancho. Se trata de un recorrido tranquilo por veredas entre pueblecitos, algunos tramos del río de escasa profundidad o plantaciones de flores, una actividad muy pujante en la zona. También hay excursiones hasta las cascadas del río Jimenoa, tanto a caballo como a pie.

Equitación

Equitación

Invernadero

En Jarabacoa hay posibilidad de disfrutar de otras actividades al aire libre. Una de ellas es el barranquismo o descenso de cañones (sí, sorprendentemente también esto se puede decir en la lengua de Cervantes…), cuyo nombre no deja lugar a dudas sobre el desarrollo de la actividad. Se trata de un paseo entre dos saltos de agua en el río Jimenoa, afluente del Yaque del Norte, donde se puede bajar por los cañones haciendo rápel. Una experiencia realmente excitante y muy recomendable, una vez que superas el primer e inevitable miedo a descolgarse por una pared vertical. Obviamente, se lleva a cabo con arnés y todas las medidas de seguridad.

 

[PUBLICIDAD] Las posibilidades de ocio en la zona de Jarabacoa son muchas. Siempre es una buena idea reservar en línea, especialmente en temporada alta o días festivos de mucha afluencia. Para ello, la página de Rancho Jarabacoa ofrece toda la información necesaria. En ella encontraremos tarifas, horarios y modos de contacto para hacer las reservas.

 

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

logo (1A)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s