BUCAREST EN 80 IMÁGENES (I)

Hubo un tiempo en que la capital de Rumanía fue llamada el París del Este, por la elegancia de los edificios con que se embelleció su casco antiguo. Magníficos palacetes y elegantes inmuebles se alternan con monumentales sedes de bancos o museos. Por desgracia, un más que turbulento siglo XX y el mal gusto de los dirigentes del país en los últimos decenios han transformado completamente la faz de la urbe. Ahora se alternan los restos de aquella ciudad majestuosa con la arquitectura comunista que mezcló con sorprendente facilidad megalomanía y sordidez.

1. El casco antiguo de Bucarest contiene muchos edificios de gran majestuosidad que hicieron a esta ciudad merecedora del calificativo de París del Este. Un buen ejemplo es la sede del Banco Nacional de Rumanía (Banca Națională a României).

Banco Nacional de Rumanía

2. La calle Lipscani es una de las principales del casco antiguo. Está llena de elegantes edificios, cafés y terrazas.

Calle Lipscani

3. La calle Lipscani desemboca en la plaza de Roma, donde una reproducción de la loba capitolina honra a la ciudad madre de todos los latinos.

Plaza de Roma

4. Tapa de alcantarilla con el escudo de Bucarest.

Alcantarilla de Bucarest

5. Otra bonita y animada calle del casco antiguo es la calle Francesa.

Calle Francesa

6. Ruinas de la Antigua Corte (Curtea Veche) del Principado de Valaquia, con un busto del brutal y sanguinario Vlad III el Empalador (Vlad Țepeș), sorprendentemente considerado un héroe nacional por los rumanos.

Ruinas de la Antigua Corte

7. La iglesia de la Antigua Corte, dedicada a san Antonio, es la más antigua de Bucarest (siglo XVI). En ella fueron coronados durante dos siglos los príncipes de Valaquia.

Iglesia de la Antigua Corte

8. La iglesia de la Antigua Corte recibe una sorprendente afluencia de público, que ante su pequeño tamaño, deben hacer cola para realizar ofrendas.

Iglesia de la Antigua Corte

9. Abarrotado interior de la iglesia de la Antigua Corte. Nótese el rico y preciosista iconostasio.

Iglesia de la Antigua Corte

10. El restaurante Hanu’ lui Manuc es el más antiguo de Bucarest. Data de 1808 y se ha conservado casi intacto. Su patio interior con balconadas de madera está lleno de encanto.

Restaurante Hanu' lui Manuc

11. El Palacio de Justicia, de aire francés, asomándose al pequeño río Dâmboviţa.

Palacio de Justicia de Bucarest

12. Muchos edificios señoriales del centro histórico de Bucarest se encuentran en pésimo estado de conservación.

Centro histórico de Bucarest

13. Elegante edificio neoclásico del casco antiguo de Bucarest.

Centro histórico de Bucarest

14. Numerosos inmuebles del centro de Bucarest presentan serio riesgo de caída de cascotes.

Centro histórico de Bucarest

15. Precioso pero destartalado balcón de forja en la calle Francesa.

Centro histórico de Bucarest

16. El estado ruinoso de algunos edificios antiguos no impide apreciar su pasada elegancia.

Centro histórico de Bucarest

17.  Magnífico edificio neoclásico en la avenida de la Reina Isabel.

18. La avenida Ion Brătianu limita el casco antiguo por el este. Algunos de sus bloques de viviendas se cuentan entre los más horrendos de la capital rumana. Éste de aquí es un compendio de todos los elementos cutres que puede acumular una fachada.

Centro histórico de Bucarest

19. Un operario instala un cartel publicitario en la fachada del espantoso edificio.

Centro histórico de Bucarest

20. Incluso en pleno casco antiguo se puede pasar a algunos patios interiores de estos horrorosos inmuebles y contemplar el lado más sórdido de los años del régimen comunista.

Centro histórico de Bucarest

21. El gobierno comunista cometió numerosas aberraciones urbanísticas, como la construcción de este inmueble rodeando y ocultando la pequeña iglesia de San Juan el Nuevo, del siglo XVIII. Y es que era demasiado visible en la esquina de una gran avenida donde el régimen acostumbraba a hacer pasar sus desfiles…

Centro histórico de Bucarest

22. El capitalismo en forma de grandes carteles publicitarios ha invadido las fachadas de ese edificio y otros muchos realizados en la época de Ceaușescu, sobre todo los de las principales avenidas.

Centro histórico de Bucarest

23. Qué bonitos estos carteles publicitarios tapando los edificios orgullo del régimen… Ay, si Nicolae levantara la cabeza…

Centro histórico de Bucarest

24. La plaza de la Unión (piața Unirii) es la intersección de cuatro sectores de la ciudad y el comienzo del gran eje que pretendía ser el orgullo del régimen comunista rumano. En aquella época se llamaba plaza de la Nación (piața Națiunii). Tiene varias fuentes monumentales que se recortan con la silueta del gigantesco edificio del Parlamento de Rumanía.

Plaza de la Unión de Bucarest

25. También la plaza de la Unión está inundada de los dichosos carteles publicitarios.

Paseo de la Unión de Bucarest

26. La avenida de la Unión (bulevardul Unirii) se construyó tras el derribo de numerosos inmuebles (una sexta parte del centro histórico) que habían resultado muy dañados a causa del terremoto de 1977. Se aprovechó entonces para proyectar una avenida triunfal que llamaron avenida de la Victoria del Socialismo (bulevardul Victoria Socialismului). En el centro elegantes fuentes, a los lados paseos arbolados y bloques de apartamentos típicos del realismo socialista. El nombre se cambió tras la Revolución de 1989.

Paseo de la Unión de Bucarest

27. Los paseos peatonales de lo que debían ser los Campos Elíseos de Bucarest presentan hoy bastantes desperfectos.

Paseo de la Unión de Bucarest

28. Al final de la citada avenida de la Unión se encuentra la obra faraónica de Ceaușescu, a la que él mismo llamó Casa del Pueblo (Casa Poporului). Concebido como sede del Partido Comunista de Rumanía, para su construcción fue necesaria la demolición de doce iglesias, dos sinagogas, tres monasterios y más de 7.000 casas.

Parlamento de Rumanía

29. Su construcción se inició en 1985 y a la muerte del dictador las obras se paralizaron, ya que el nuevo gobierno dudó sobre cómo terminarlo o qué uso darle, e incluso se planteó su demolición. Por fin, las obras se terminaron en 1997.

Parlamento de Rumanía

30. Las obras fueron llevadas a cabo por 20.000 obreros dirigidos por un equipo de 700 arquitectos a cuyo frente estaba Anca Petrescu.

Parlamento de Rumanía

31. Sus fachadas miden 270 x 240 metros. Rodearlo completamente lleva un buen rato, y curiosamente la entrada no se encuentra en la fachada principal, la orientada hacia la avenida de la Unión, sino en el lado norte.

Parlamento de Rumanía

32. Este colosal edificio tiene doce plantas en superficie y ocho subterráneas, o lo que es lo mismo, 86 metros de altura y 92 de profundidad, para un total de 315.000 m² distribuidos en más de 1.100 habitaciones y salones. Es el segundo edificio más grande del mundo y el más grande de carácter civil.

Parlamento de Rumanía

33. Hoy en día el edificio alberga las dos cámaras del Parlamento de Rumanía (de ahí su nombre actual), así como otras instituciones del Estado. Asimismo, se usa para organizar conferencias u otros acontecimientos. No obstante, el 70% de sus espacios continúa vacío.

Parlamento de Rumanía

34. Un bonito muro, hoy lleno de desperfectos, rodea completamente el recinto del edificio.

Parlamento de Rumanía

35. Un improvisado carril-bici (ciclovía o bicisenda en América), que rodea el muro del Parlamento, ofrece quizá la imagen más absurda de la ciudad.

Carril-bici de Bucarest

36. Al rodear el recinto del Parlamento se aprecia un gran edificio en construcción. Se trata de la nueva catedral ortodoxa de Bucarest, que se llamará catedral de la Salvación del Pueblo Rumano (Catedrala Mântuirii Neamului Românesc).

Nueva catedral de Bucarest

37. Esta catedral será la iglesia más grande de Rumanía y gracias a su cúpula, que alcanzará los 114 metros de altura, será el edificio de cualquier clase más alto del país. Su construcción se está llevando a cabo en los enormes terrenos sin edificar que quedaban tras el Parlamento.

Nueva catedral de Bucarest

38. Alrededor del Parlamento encontramos tanto edificios representativos del llamado realismo socialista como modernos bloques acristalados.

Oficinas en Bucarest

39. Delante del Parlamento se sitúan algunos ministerios y organismos oficiales, como la Policía Municipal de Bucarest, realizados en el mismo estilo y en la misma época que aquél.

Policía Local de Bucarest

40. Fachada del Ministerio de Desarrollo Regional y Administraciones Públicas.

Ministerios en Bucarest

En Bucarest uno pasa sin darse cuenta de las callejas del casco antiguo a las grandes avenidas que el régimen comunista abrió como un hachazo en el corazón de la ciudad. El terremoto de 1977 ofreció a un chiflado megalómano llamado Nicolae Ceaușescu y a su ambiciosa esposa la oportunidad de crear una nueva ciudad que hoy es la memoria de aquella oscura época. Ambos grotescos personajes pretendían pasar a la Historia y sin duda lo consiguieron, aunque morirían sin ver acabado su mastodóntico sueño. Sin embargo, la tragicomedia del tiránico matrimonio llegaría a su final en otro histórico lugar de la ciudad que veremos en la segunda parte de este recorrido por la capital de Rumanía.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
logo (1A)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s