LA IGLESIA DE LA MANTERÍA DE ZARAGOZA, UNA OBRA MAESTRA EN PELIGRO

BANDERA DE ESPAÑALa iglesia de la Mantería está escondida en una pequeña plazuela entre grandes edificios del centro de Zaragoza. Además, su fachada es austera y pasa desapercibida al viandante, que no puede imaginar el tesoro que se esconde en su interior: una de las obras maestras de Claudio Coello, el último gran pintor del Siglo de Oro. El artista madrileño, junto con su discípulo Sebastián Muñoz, cubrió de personajes y arquitecturas fingidas todo el interior, e incluso se retrató a sí mismo. En definitiva, una maravilla barroca que ha sido llamada -algo exageradamente- la Capilla Sixtina de Aragón.

 

 

Empecemos con un poco de historia: la iglesia de Santo Tomás de Villanueva fue edificada como parte de un convento agustino situado junto al ya desaparecido arco de San Roque. Dicho convento fue derribado como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal de 1835. Tras haber sido utilizada como cárcel de mujeres y almacén de maderas, en 1883 fue cedida a las escolapias, que tienen un colegio en el edificio anexo. Su nombre popular -por el que la conocen los zaragozanos- se debe a que durante siglos en sus inmediaciones estuvo ubicado el gremio de los manteros.

 

Claudio Coello

Claudio Coello

 

Claudio Coello pasó dos enteros años en Zaragoza, entre 1682 y 1684, con el objetivo de pintar el interior de este templo. Efectivamente, lo pintó por completo, aunque se ha perdido la mitad inferior. Hoy conservamos la parte superior de esta magna obra, aunque su estado de conservación es deplorable. No obstante, su calidad es incuestionable, hasta tal punto que se le considera una de las obras maestras de Coello (junto con las pinturas de la sacristía del monasterio de El Escorial).

 

Claudio Coello

Claudio Coello

Claudio Coello

 

La excepcionalidad de esta obra reside en varias consideraciones. Por un lado, la altura de sus autores: Claudio Coello, pintor de cámara de Carlos II, es uno de los grandes del barroco español; Sebastián Muñoz, su discípulo, era un artista de gran proyección que de no haber muerto muy joven a causa de un absurdo accidente, hoy sería probablemente considerado también uno de los grandes. Por otro lado, en el caso de Coello es una de sus obras más notables, y en el caso de Muñoz una de las muy escasas que se han conservado (aunque aquí solamente ejerciera como ayudante de su maestro).

 

Claudio Coello

Claudio Coello

Claudio Coello

 

Los muros de la iglesia están cubiertos por una capa de pintura blanca, por lo que no sabemos con exactitud cuánto de la obra de Coello se conserva bajo ella. Quizá haya algunos restos o quizá no quede nada. En todo caso, su recuperación no es prioritaria, ya que, de haber algo, está protegido. Lo que sí es urgente es restaurar y poner en valor las magníficas pinturas de la parte superior.

 

Claudio Coello

Claudio Coello

 

Pero dichas pinturas permanecen en estado crítico. Los expertos aseguran que de no acometer de inmediato una restauración integral, este magnífico conjunto podría perderse definitivamente. Los problemas que presentan son de diversa índole: por un lado la delicada estructura de los cupulines laterales, de forma elíptica, de los que uno ya de derrumbó; por otro lado las humedades que suben desde el suelo y que en algún muro llegan a afectar al 96 % de la superficie; por último alguna intervención anterior defectuosa que obligaría a retirar capas de pintura. Estas actuaciones no podrían ser simultáneas, lo que retrasaría aún más su finalización. Mientras tanto, las monjas afirman que al barrer encuentran restos de pigmentos desprendidos de las cúpulas…

 

Claudio Coello

Claudio Coello

 

Esta situación vergonzosa llegó a su momento crítico en 2001, cuando el cupulín lateral izquierdo se derrumbó, y aún debemos felicitarnos porque no mató a ninguno de los restauradores que estaban trabajando allí en ese momento (aunque sufrieron algunas heridas). Se recogieron y almacenaron 14.000 fragmentos, algunos diminutos e irrecuperables, pero que podrían permitir una reconstrucción si se tuviera interés en ello. Se acometió inmediatamente el cierre del cupulín, que quedó como lo vemos hoy. Sin duda, es la prueba visible de un abandono que provoca vergüenza ajena.

 

Claudio Coello

Claudio Coello

 

La obra aquí desarrollada es muy compleja, incluyendo gran cantidad de angelotes, guirnaldas, frutas y arquitecturas fingidas (el llamado trampantojo): relieves bajo los arcos, cortinajes, peanas o estatuas que representan a cuatro santos (Simpliciano, Alipio, Patricio y Fulgencio). La cúpula central, muy oscurecida por la suciedad, representa una Glorificación de la Trinidad. El conjunto lo completa un excepcional documento: un autorretrato de Coello y de Muñoz situado al lado derecho del altar.

 

Claudio Coello

Claudio Coello

 

Hace unos años ya pude visitar la iglesia de la Mantería y grabar un vídeo que mostraba los frescos de Claudio Coello. Por causa de la cámara utilizada, ese vídeo no tenía la calidad deseable. No obstante, lo recordamos aquí:

 

 

Sin embargo, tras adquirir un material de mucha mejor calidad y con mayor experiencia, he realizado una segunda visita cuya finalidad era mostrar con más detalle esta magnífica obra de arte en peligro. Veámoslo aquí:

 

 

La capital aragonesa fue en el pasado una de las ciudades más ricas de Europa, la Florencia española a decir de muchos viajeros. Los zaragozanos de hoy no podemos seguir culpando a Napoleón de la destrucción de aquel impresionante patrimonio. Para vergüenza nuestra, la mayor parte la han destruido nuestras autoridades ante la desidia de nuestros abuelos. Baste recordar la malograda Torre Nueva. Ahora no podemos permitir que se pierda uno de nuestros tesoros más notables, la iglesia de la Mantería. Si lo hacemos solo mereceremos el mayor de los desprecios.

 

Nota: quiero agradecer la amabilidad y la buena disposición de las responsables del Colegio de las Escolapias de Zaragoza, que me permitieron obtener este material gráfico con toda comodidad.

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 
logo (1A)
 
 
 

10 thoughts on “LA IGLESIA DE LA MANTERÍA DE ZARAGOZA, UNA OBRA MAESTRA EN PELIGRO

  1. Extraordinario el vídeo. De parte de un zaragozano que también desconocía ese patrimonio. Habría que correr la voz, por ejemplo, en los comentarios digitales de Heraldo de Aragón, que seguro se conseguiría un gran apoyo popular para su restauración una vez la gente fuera consciente de su valor.

    Por cierto, tengo gran curiosidad por saber a qué te refieres con los modernos engendros. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues te animo a que emprendas cualquier acción que consideres positiva para poder difundirlo.
      En cuanto a los engendros, todos los truños que atentan contra un casco antiguo de la riqueza y la categoría del de Zaragoza: la “Juanola”, los farolones de la plaza del Pilar o del paseo de la Independencia, los afortunadamente demolidos (¡por fin!) arcos de César Augusto, el “Código de Barras” de la plaza de España… en fin, hay más, pero valgan éstos como ejemplos.
      Un saludo.

      Me gusta

  2. Enhorabuena por el vídeo. Nunca he visto una presentación tan detallada del interior de la Iglesia de la Mantería. Estoy investigando la figura y obra poco conocidas de Sebastián Muñoz y no sabía que existía un (autor)retrato suyo en esa iglesia!!! Todos los ensayos, incluso el artículo del Museo del Prado dicen que su único (autor)retrato es él que está conservado en la colección del Museo del Prado (y que, lamentablemente, no está expuesto)!
    Hace tiempo que quiero visitar esta iglesia pero siempre está cerrada y hasta ahora no he encontrado ninguna posibilidad para entrar. Es una lástima que este tesoro de la pintura española esté en tan mal estado… al espectador se le hace un nudo en la garganta…
    Otra vez, muchas gracias por el vídeo y por las informaciones.

    Me gusta

    1. Hola Szilvia.

      Me produce mucha satisfacción tu comentario, porque el vídeo no sólo ha suscitado tu interés, sino que además te ha sido útil. En realidad estoy en un proceso de renovación de estos pequeños artículos en forma de vídeo. En este caso, tengo la intención de volver a la iglesia para hacer un completo reportaje fotográfico, ya que las fotos que tengo no son de buena calidad. Así que si estás interesada en visitar la iglesia ponte en contacto conmigo en la dirección fjavdom@gmail.com.

      Köszönöm!

      Me gusta

  3. Vaya maravilla acabo de descubrir gracias a ti. Es una pena que esté en ese estado de conservación, pero imagino que costará tanto dinero que el estado no podrá permitírselo en este momento. Entiendo además que no se puede visitar? Es una pena porque teníamos intención de recorrer Zaragoza en semana santa y me has puesto la miel en los labios.
    Muy buen artículo!
    Un saludo
    Carmen

    Me gusta

    1. Hola Carmen.
      En España y en concreto en Zaragoza se gastan millones en truños que da vergüenza verlos. Seguro que pueden permitirse recuperar esta obra maestra, como muchas otras que lo necesitan. No, en principio está cerrada (excepto para bodas y bautizos) pero si os interesa verla quizá podamos hacer algo, si a cambio nos hacéis el favor de darla a conocer. Toda ayuda es poca, poneos en contacto conmigo. Y por cierto, si queréis información o consejos sobre Zaragoza, también.
      Un saludo.

      Me gusta

      1. En la sexta, de vez en cuando en las noticias hablan de patrimonio en peligro. Aunque me consta que con Averly se rogó que se informara pero no hubo manera, quizás porque el PSOE estaba metido en el ajo que llevó tristemente a su destrucción. Y salir en la tele suele poner las pilas a las administraciones correspondientes, al menos les mete más presión.

        Me gusta

      2. Yo creo que los políticos son un reflejo de la sociedad, aquí como en todos lados. Me temo que la cutrez y la mediocridad es tan generalizada que a nadie le importa, nadie va a protestar ni presionar y por eso mismo los que deberían hacer algo no lo harán. Pues nada, seguirán con los asquerosos cubos de hormigón visto, que es lo que mola hoy en día.

        Me gusta

  4. Artículo excepcional y complejo, con muchas informaciones interesantes sea en el texto que en el vídeo, fotos maravillosas y de alta calidad (las mejores que se pueden encontrar de estas pinturas). Si me permites una palabra extranjera en tu bitácora: Gratulálok!🙂

    Tendrías que publicarlo en otros medios de comunicación también. Cuánta belleza y qué pena. ¡Tenemos que salvar la Iglesia de la Mantería…!

    (P.D. Sólo una pequeña observación: las pinturas no están pintadas al fresco sino al temple.)

    Me gusta

    1. Hola Szilvia.
      Qué error tan tonto… pero gracias por tu observación, ya está corregido.
      Por supuesto que se admite una palabra extranjera, sobre todo si se trata de la lengua del admirable pueblo húngaro. Muchas gracias por tu comentario. Ojalá puedas volver a Zaragoza para ver esta obra totalmente recuperada.
      Köszönöm szépen!

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s