LA PLAYA DE LAS CATEDRALES, UN PRODIGIO DE LA NATURALEZA

BANDERA DE ESPAÑAA pesar de su impresionante belleza, la costa de la provincia de Lugo es una de las más desconocidas de España. Sin embargo, en esta costa, concretamente en el municipio de Ribadeo, se encuentra una de las playas más espectaculares de toda Europa. Esta playa aparece y desaparece bajo las aguas varias veces al día, y si aprovechamos bien las horas de marea baja podremos pasear por la fina y húmeda arena entre altos acantilados, farallones, grutas y grandes arcos naturales de roca.

 


 

Su nombre oficial es playa de Aguas Santas, quizá porque en el pasado pudo haber en ella algún manantial de agua medicinal. Sin embargo, hace unos cuarenta años la playa empezó a ser conocida más allá de su provincia, y los visitantes empezaron a llamarla playa de las Catedrales. Este nombre les fue sugerido por sus acantilados, cuyas formas recuerdan a los arcos de los grandes templos góticos.

 
Ribadeo

Ribadeo

 

La costa de la provincia de Lugo forma parte de la costa Cantábrica, al norte de España. El mar Cantábrico es un mar abierto, que forma parte del océano Atlántico, lo cual implica que cuenta con amplias mareas. Las mareas se producen dos veces al día, es decir, hay dos mareas altas y dos mareas bajas por día. Lógicamente, cada una de ellas dura seis horas en total. Pero estas oscilaciones, que dependen de la atracción que ejercen el sol y la luna, son variables de un día para otro, por lo que es necesario consultar las tablas de mareas previstas para cada día que se pueden encontrar fácilmente en la red.

 

Ribadeo

Ribadeo

 

Esas tablas indican las dos bajamares y las dos pleamares de cada día, es decir, los momentos de máximo y mínimo nivel del agua. Por lo tanto, hay que aprovechar una franja de tres horas alrededor de la bajamar, ya que el resto del tiempo el agua cubrirá toda o gran parte de la playa (ya sea porque ya ha subido o porque aún no ha bajado lo suficiente). Por ejemplo, en el día al que corresponden estas imágenes la bajamar era a las 12 del mediodía; por lo tanto la franja horaria útil era de las 10.30 a las 13.30 horas aproximadamente. Si nos retrasamos acabaremos mojándonos los pies e incluso podemos encontrarnos en una situación de riesgo.

 

Ribadeo

Ribadeo

 

Debido a las mareas la anchura de la playa es variable y en la pleamar llega a desaparecer completamente engullida por el oleaje, razón por la cual nunca encontraremos arena seca. Con la marea baja, al retirarse el agua, queda al descubierto la rasa mareal, una plataforma rocosa que habitualmente antecede a los altos acantilados como los que aquí vemos. Esa roca asoma en algunas zonas y está cubierta por gran cantidad de musgo. Es mejor no intentar caminar sobre ellas, porque son muy resbaladizas. La gran riqueza de nutrientes de estas rocas no sólo es aprovechada por el musgo, sino también por diferentes tipos de moluscos, como los mejillones o los percebes, que se agrupan por colonias.

 

dsc_0076-playa-de-las-catedrales

Ribadeo

 

Para disfrutar de la playa plenamente es necesario visitarla durante la marea baja. Si lo hacemos durante la marea alta no podremos bajar, ya que estará totalmente inundada y sólo podremos admirar el paisaje desde lo alto del acantilado, ya que también hay un paseo que lo recorre a lo largo. Las vistas desde arriba son bonitas, pero ni de lejos se pueden comparar con las impresionantes imágenes que podemos obtener desde la propia playa.

 

Ribadeo

Ribadeo

 

Desde el estacionamiento el camino está muy bien señalizado e inmediatamente encontraremos las escaleras que nos permitirán descender hasta el arenal. Una vez abajo es preferible dirigirse hacia la derecha, que es donde se sitúan las formaciones rocosas más impresionantes. La playa tiene una longitud máxima de 1328 metros y el acantilado alcanza los 32 metros de altura. Ese acantilado y las diferentes rocas que veremos se formaron hace 500 millones de años a base de cuarcitas y pizarras, rocas que por su naturaleza se fragmentan en forma de lascas.

 

Ribadeo

Ribadeo

Ribadeo

 

Pero en realidad es la acción erosiva del mar durante tan largo periodo de tiempo la que ha dado lugar a esas curiosas estructuras que producen nuestra admiración. El constante batir del oleaje durante millones de años va erosionando la base del acantilado, de roca más blanda, provocando así derrumbes que crean los arcos tan característicos que han hecho famosa a esta playa. En una segunda fase, el arco acaba por derrumbarse también, quedando sobre el arenal o a veces sobre el agua altas rocas aisladas llamadas farallones. En una última fase, éstos también se van reduciendo poco a poco hasta desaparecer y de este modo el acantilado se va retirando.

 

Ribadeo

Ribadeo

Ribadeo

 

La playa puede ofrecer una gran variedad de aspectos dependiendo del momento del día en que la visitemos. Las imágenes de este artículo corresponden a una soleada mañana (algo no muy habitual en el clima de la región), pero por ejemplo un amanecer o un atardecer pueden proporcionar imágenes grandiosas. Tampoco es lo mismo visitar la playa en las diferentes estaciones del año, y no sólo por el clima, sino por la mayor o menor afluencia de público. Y es que la playa de las Catedrales se ha hecho muy famosa, tanto que el ayuntamiento de Ribadeo se ha visto obligado a restringir el acceso en los meses de julio, agosto y septiembre así como en semana santa. Para acceder en esos periodos es necesario registrarse previamente en el sitio del ayuntamiento, ya que las plazas son limitadas. Sea como fuere, es mejor evitar esos meses si se quiere disfrutar realmente de la playa.

 

Ribadeo

Ribadeo

 

La playa de las Catedrales es perfecta para el paseo sosegado y el deleite de los sentidos, uno de esos lugares donde uno puede maravillarse contemplando el extraordinario poder creador de la Naturaleza. Ostenta la bandera azul y se mantiene en muy buen estado. Pero también es un ecosistema frágil que se puede ver afectado por el vandalismo. La playa no está libre de imbéciles que arrancan moluscos o fragmentos de roca o pintarrajean el acantilado. Es deber de todos ayudar a evitarlo.

 

Ribadeo

Ribadeo

Ribadeo

 

Una última recomendación: la playa de las Catedrales es la gran joya de una provincia de gran belleza, pero no es la única. Hay muchos otros acantilados, así como ensenadas y encantadores pueblos costeros. Pero el interior también es de gran interés. Así, a sólo 30 quilómetros de la costa, la localidad de Mondoñedo es un buen ejemplo de arquitectura popular gallega que a pesar de su reducido tamaño puede presumir de tener toda una catedral. Un buen lugar para descansar y degustar la rica gastronomía gallega.

 

Provincia de Lugo

Provincia de Lugo

Provincia de Lugo

 

                                 ARTÍCULO PATROCINADO POR HUNDREDROOMS
Hundredrooms es un comparador de apartamentos y casas vacacionales que consigue los mejores precios del mercado en más de 100 buscadores. Cuenta con más de tres millones de alojamientos en todo el mundo, desde las mayores urbes a los pueblecitos más encantadores. Con el uso de filtros para seleccionar las características que se adapten a nuestras necesidades, es ideal para una escapada en pareja o una estancia en familia.

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 
logo (1A)
 
 
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s