BOGOTÁ EN 70 IMÁGENES (II)

bandera-de-colombiaLa ciudad de Santafé de Bogotá alberga los altos poderes de la República de Colombia, paradójicamente situados en el corazón de la Candelaria, la ciudad que fue española durante tres siglos. Sin embargo, a partir de aquélla y hacia el norte encontramos el centro económico de la ciudad. Allí, espantosas moles de hormigón se alternan con unos pocos edificios históricos y algunos buenos museos. Alejándonos del centro encontramos tranquilas zonas residenciales que muestran una próspera ciudad.

 

 

36. Fachada principal de la Casa de Nariño, sede de la Presidencia de la República. En el patio de la imagen se desarrolla cada miércoles, viernes y domingo el cambio de la guardia.

Casa de Nariño

 

37. La seguridad de la Casa de Nariño está a cargo del Batallón Guardia Presidencial, cuyo uniforme decimonónico con casco prusiano es utilizado en las ceremonias. La del cambio de la guardia es llevada a cabo por un gran número de soldados con banda incluida.

Ejército colombiano

 

38. Arriada de bandera durante la ceremonia del cambio de guardia. Los soldados encargados de ella lucen un peculiar uniforme y realizan una extravagante ceremonia de plegado que se ha convertido en toda una atracción turística.

Cambio de guardia

 

39. El Batallón Guardia Presidencial desfilando por las calles de la Candelaria tras finalizar la ceremonia de relevo de la guardia.

Guardia presidencial

 

40. Dos jóvenes soldados de aire poco intimidante haciendo guardia ante el patio posterior de la Casa de Nariño.

Guardia presidencial

 

41. Al norte de la catedral (que aparece al fondo de la imagen) se extiende actualmente el centro de la ciudad. Allí apenas se ha respetado la arquitectura tradicional y la mayoría de los edificios son espantosos engendros perpetrados en la segunda mitad del siglo XX.

Centro financiero

 

42. La iglesia de San Francisco, la más antigua de Bogotá, aún resiste rodeada de mastodontes de hormigón.

Iglesia de San Francisco

 

43. La iglesia de San Francisco es de principios del siglo XVI, y conserva un magnífico retablo y la cubierta original de madera.

Iglesia de San Francisco

 

44. Frente a la iglesia de San Francisco se encuentra el Museo del Oro, el mayor del mundo en su género. En la imagen una máscara de jaguar.

dsc_0538-imagenes-de-bogota

 

45. Una magnífica máscara antropomorfa encontrada en Tierradentro (Valle del Cauca).

Museo del Oro

 

46. Cientos de adornos pectorales de oro. El Museo del Oro de Bogotá atesora más de 55.000 piezas. Ah, pero ¿el oro no se lo habían llevado los malvados españoles? En fin…

Museo del Oro

 

47. En Bogotá se ha perdido la mayoría de los nombres de las calles, sustituyéndolos por un sistema en que las vías de este a oeste se llaman calles y las vías de norte a sur se llaman carreras. Ello es posible gracias a que la ciudad aún conserva el trazado rectilíneo que le dieron sus fundadores españoles. El sistema es muy confuso para el foráneo, aunque los bogotanos parecen estar habituados. En la imagen la carrera Décima, una gran arteria del centro.

Centro de Bogotá

 

48. Aunque en los últimos años Colombia ha mejorado enormemente sus niveles de seguridad, es frecuente ver al ejército patrullando las calles de Bogotá. También la policía está presente por todo el centro y sus agentes son muy amables con los turistas. Se aprecia el esfuerzo por mostrar a los visitantes una imagen renovada del país.

Ejército colombiano

 

49. El cruce de la carrera Décima y la calle 13 contiene varios curiosos pasos de peatones multicolores.

Paso de peatones

 

50. El siglo XX dejó en Bogotá cientos de edificios horrendos, pero el Ayuntamiento de la capital ha emprendido en los últimos años una campaña para cubrir esos espacios con murales de artistas contemporáneos, como éste situado en la carrera Décima.

Mural en Bogotá

 

51. Otro de los murales de la carrera Décima. En este caso se trata de uno dedicado a la diosa incaica Pachamama, del boliviano Roberto Mamani Mamani

Mural en Bogotá

 

52. El centro de Bogotá bulle de actividad comercial.

Centro de Bogotá

 

53. Un vendedor ambulante de calzoncillos.

Vendedor ambulante

 

54. La zona centro está llena de comercios, especialmente de electrónica, y rascacielos en construcción. Los edificios recuerdan más bien a un polígono industrial.

Centro de Bogotá

 

55. Una pareja de horrendos rascacielos en construcción son visibles desde cualquier punto del centro de la ciudad.

Rascacielos en construcción

 

56. El centro financiero de Bogotá cuenta con gran número de rascacielos. Entre ellos se destaca el más alto de la ciudad y segundo de Colombia, la Torre Colpatria (en el centro de la imagen).

Torre Colpatria

 

57. Rodeada de rascacielos, la antigua cárcel de Bogotá, del siglo XIX, alberga actualmente el Museo Nacional de Colombia.

Museo Nacional

 

58. Caja de seguridad para transportar valores de la Corona (ca. 1600). El Museo Nacional pretende repasar la Historia del país, aunque lo hace de forma sesgada y pasa de puntillas por el período español, lo cual no es una sorpresa…

Museo Nacional de Bogotá

 

59. Tampoco es una sorpresa el espacio exagerado que se otorga a los rebeldes que separaron la Nueva Granada de España y que son tratados como héroes… En la foto, un cuadro que representa el juramento de uno de ellos, Antonio Nariño, contra su Patria y su Rey.

Museo Nacional de Bogotá

 

60. El centro histórico de Bogotá se torna peligroso por la noche y es más recomendable alojarse en alguna de las zonas residenciales situadas más al norte. Entre ellas, la zona del recinto ferial (Corferias), donde hay varios hoteles en las tranquilas y ajardinadas calles.

Corferias

 

61. Otra zona de similares características es la del centro comercial Galerías.

Calle de Galerías

 

62. Los murales no se encuentran sólo en el centro de Bogotá, sino por toda la ciudad. Otro ejemplo es éste situado al lado de Galerías.

Mural en Galerías

 

63. Un bogotano con mucho humor disfrazó su automóvil gringo como si fuera el de una conocida película de los años 80. No obstante, esos coches son muy raros en la capital colombiana: la mayoría de ellos son normales.

Los cazafantasmas

 

64. Denso tráfico en una de las avenidas del centro de Bogotá.

Transmilenio

 

65. El Transmilenio es un sistema de trasportes en grandes autobuses urbanos que hacen las veces del inexistente metro. Su implantación pretende suplir esa carencia.

Transmilenio

 

66. Los autobuses del Transmilenio circulan por las grandes arterias, en las cuales cuentan con carriles exclusivos, lo que lo convierte en un sistema de transporte muy ágil y efectivo.

Transmilenio

 

67. Por toda la ciudad encontramos restaurantes de menú instalados en cualquier local, incluso en un antiguo garaje. La comida, destinada principalmente al bolsillo de los empleados que no tienen tiempo para ir a comer a su casa, es autóctona, sin pretensiones pero abundante, y sobre todo muy barata (habitualmente menos de 3 €). Muy recomendable acompañarla, como hacen los lugareños, con cualquiera de los zumos de frutas de extraños nombres pero delicioso sabor.

Restaurante ejecutivo

 

68. Los taxis de Bogotá usan taxímetros con unos pasos que hay que convertir en pesos a partir de unas tablas que deben llevar bien a la vista, como se aprecia en la imagen. No obstante, los taxistas siempre intentan estafar a los pasajeros con acento forastero.

Taxi de Bogotá

 

69. Estadio de fútbol El Campín, donde juegan los equipos bogotanos Independiente Santafé y Millonarios.

Estadio del Millonarios de Bogotá

 

70. Uno de los monumentos más horrendos del mundo (en dura competencia con los situados en algunas rotondas españolas) es éste que se encuentra a la entrada del aeropuerto El Dorado.

Aeropuerto de Bogotá
 

La capital colombiana es mal conocida entre las principales ciudades americanas. Por un lado, no se reconoce la riqueza de su centro histórico; por otro lado, no se conoce la limpieza, la seguridad y el buen funcionamiento de los transportes en comparación con otras capitales de aquel continente. Sin duda merece una buena visita libre de prejuicios. Y si además el visitante procede de España, los precios son de risa.

 

Nota: En este artículo encontraremos algunos consejos útiles para viajar a Colombia.

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 
logo (1A)
 
 
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s