UNA TARDE EN LAS PLAYAS BONITA Y COSÓN EN SAMANÁ (SANTO DOMINGO)

BANDERA DE SANTO DOMINGOLas playas Bonita y Cosón son claramente las mejores de Las Terrenas, localidad turística de la península de Samaná, en el nordeste de Santo Domingo. Se encuentran a muy poca distancia del pueblo, al que ya hemos dedicado un artículo, y podemos llegar fácilmente por unos pocos pesos en un taxi o en un típico motoconcho.

 


 

La Playa Bonita hace honor a su nombre. Se ajusta perfectamente a la imagen arquetípica que tenemos de un paraíso tropical. La playa es larguísima y amplia, a pesar de que la vemos recortada, pues nuestra visita se produce durante la marea alta. Es de fina arena blanca, está limpia y ha sido acondicionada con un agradable paseo asfaltado en gran parte de su longitud. Este paseo está flanqueado por esbeltas palmeras, que nos permiten caminar protegidos del tórrido sol tropical.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Desde la carretera miramos a la derecha y vemos que la playa termina en un espeso palmeral sólo interrumpido por la desembocadura de un riachuelo. Ese lugar, donde las aguas son tranquilas, es el escogido por los dominicanos, así como algunos foráneos, para pasar el día. Prestando un poco de atención es fácil distinguirlos.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Los forasteros, en su mayoría de mediana edad y de tez más pálida, disfrutan tomando el sol o refrescándose en el agua como harían en una playa del Mediterráneo. Están en bañador. Sin embargo, los dominicanos se comportan de manera diferente. Todos ellos son quinceañeros o veinteañeros y ninguno viste traje de baño ni biquini. Un grupo de ellos son motoconcheros y están reunidos al fondo de la pequeña bahía, en la zona arbolada. Se apoyan en sus motos y toman unas cervezas. Están en esta playa como podrían estar en cualquier otro sitio.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Algunas chicas sí se bañan, pero lo hacen vestidas con ropa de calle, algo muy habitual entre las mujeres dominicanas. No es que no usen biquini… es que no usan ni bañador. ¿Será por pudor? ¿será por represión sexual? Uno puede pensar que está en un país islámico… hasta que cae en la cuenta de que esa ropa ajustada que usan, al mojarse, muestra aún más evidentemente los encantos del cuerpo femenino. Y por más vueltas que le demos sigue siendo un misterio el por qué muchas dominicanas se bañan vestidas…

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Se aproxima la hora de comer; toda una mañana paseando por el pueblo pasa factura y con el estómago ya rugiendo buscamos a los míticos vendedores de enormes langostas que algún desalmado nos hizo envidiar en un magistral artículo. Pero por el lugar no aparece ningún chaval mulato con los suculentos crustáceos… En su lugar encontramos a un hombre que nos ofrece un pescado similar a la dorada. Cocinado a la brasa y con patatas, está delicioso.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Tras el festín nos aprestamos a explorar la playa hacia el oeste, que desde aquí se presenta como una larga línea batida por las perezosas olas.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Siguiendo el camino en sombra podemos tomar algunas instantáneas de detalles curiosos, como un tronco seco que parece un cocodrilo o una roca semienterrada y erosionada por las olas. Y algún que otro árbol intruso.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Toda la playa Bonita está flanqueada por lujosas mansiones y hoteles que no tienen aspecto de ser precisamente baratos. Todo está muy cuidado y varios de ellos tienen pequeñas terrazas con césped colocadas justo frente a la arena.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Sin embargo, el camino, que es público, atraviesa esas propiedades privadas. Algunos turistas, en su mayoría franceses, descansan leyendo en este idílico lugar.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

También, unos cuantos metros al interior, hay varios bares donde suena cansina la música salsera. No es raro observar allí a los esforzados policías dominicanos en el cumplimiento de su deber… ejem… bueno, por suerte la playa Bonita es un lugar muy apacible.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Ya cerca del final de la playa encontramos algunas palmeras fuertemente inclinadas hacia el mar. Como todo el mundo sabe, éste es un elemento obligatorio en toda playa tropical que se precie. La imagen no puede ser más típica, de acuerdo, pero tampoco más bella.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Una hermosa chica dominicana se apoya en la palmera y posa para la cámara exhibiendo su natural encanto. Don Antonio, usted tuvo marea baja y langosta, sí, pero admitirá que esto es aún mejor…

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Y ahí mismo termina la playa Bonita, pues la costa gira noventa grados y empieza la playa Cosón, otra maravilla inesperada. Ésta es aún mayor que la anterior, ya que en realidad forma una gran bahía. Un rato de paseo nos permitirá descubrir muchos curiosos detalles con otra perspectiva. Esta vez tendremos que enfrentarnos a un contraluz, una situación a priori más difícil, pero con habilidad intentaremos hacer del sol nuestro aliado.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Así ocurre cuando un yate cargado de turistas surca la bahía. Mientras, el sol de la tarde crea unos bonitos reflejos sobre el agua. Caminamos y un poco más allá un niño juega solo (¿dónde estarán sus padres?) peleándose con las suaves olas. Se revuelca sobre la húmeda arena y en algún momento la estampa nos recuerda poderosamente a un cuadro del gran Joaquín Sorolla.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

También en esta playa encontramos mansiones,  aunque más esporádicamente que en la playa Bonita. Y en el pequeñísimo espacio que deja aquí la marea alta (tan alta que casi ha devorado por completo la playa) vemos a un simpático y pintoresco lugareño que vende cocos y caracolas. Con su artesanal barbacoa construida con un bidón prepara pescados a la brasa.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

El sol está ya bajo; pronto se pondrá y es hora de rehacer el camino hacia la playa Bonita y la carretera que nos llevará al hotel. Pero en estos últimos instantes de la tarde aún alcanzamos a contemplar alguna que otra imagen costumbrista. Así, ante nuestra cámara pasan al trote dos hombres corriendo. Y no son los únicos deportistas, ya que al fondo de la playa un grupo de surfistas intenta cabalgar las últimas olas del día. Como el rifle de un francotirador, la cámara los caza a un centenar de metros. No hay tiempo para más… nos retiramos a descansar satisfechos, pues este mágico punto de la costa dominicana nos ha regalado momentos inolvidables.

 

Las Terrenas (Península de Samaná)

Las Terrenas (Península de Samaná)

 

Todavía es posible encontrar playas que sean más que un montón de arena delante de un montón de agua. Playas serenas, tranquilas, donde la Naturaleza ha sido sublime creadora de una obra de arte. Sin olvidar la mano del hombre, que en las playas Bonita y Cosón ha sabido retocar cual maquillador sin restarles un ápice de naturalidad. Y lo mejor, esa delicia de estar casi solos paseando por ellas…

 

                                               RECOMENDADO POR LAGARTO ROJO
Península de SamanáPenínsula de SamanáResidencial Madrugada está situado a muy poca distancia del centro de Las Terrenas y muy bien comunicada con las playas más paradisíacas.

Península de SamanáPenínsula de SamanáSe compone de un conjunto de apartamentos todos diferentes, dispuestos como si de una pequeña aldea se tratase. La belleza del complejo, que rezuma sencillez y colorido, es incomparable.

Península de SamanáPenínsula de SamanáLos apartamentos se componen de dormitorio, sala de estar y cocina, además de un porche donde pasar inolvidables veladas gozando del frescor de la noche tropical.

 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 
logo (1A)
 
 
 

Anuncios

3 comentarios sobre “UNA TARDE EN LAS PLAYAS BONITA Y COSÓN EN SAMANÁ (SANTO DOMINGO)

  1. Pero que bien lo has contado y qué ganas de volver me han entrado. Siento que no hayas encontrado a ningún pescador de langostas (me las comí yo todas), pero esa dorada frente al mar tampoco estuvo nada mal. Y sobre esa palmera inclinada…efectivamente, cuando estuve no había ninguna guapa dominicana que posara para mí. Ahí me has dado. Muy bueno el artículo 🙂

    Me gusta

    1. Muchas gracias. Pusiste el listón muy alto (como siempre) y tenía que echar el resto para estar a la altura. La verdad es que el sitio, aun sin langosta (¡arrggg! mi orgullo herido…) es inolvidable y volvería encantado. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s