EL NUEVO “CAIXAFÓRUM” DE ZARAGOZA

BANDERA DE ESPAÑACiertamente, en la España de nuestros días es difícil hacer creer a alguien que los bancos hacen cosas buenas. Sin embargo, por lo menos en el caso de aquellos que en el pasado fueron cajas de ahorros, con frecuencia la obra social y cultural es notable, tanto en la conservación del patrimonio monumental de nuestro país, como en el acercamiento de la cultura a la ciudadanía. Así, La Caixa realiza estupendas exposiciones itinerantes por toda España, pero además en algunas ciudades tiene un centro expositivo llamado Caixafórum. Recientemente se ha inaugurado en Zaragoza el último de estos centros, sito en la avenida de Anselmo Clavé de la capital aragonesa.

 

 

Una escultura suspendida sobre el suelo, ésta era una de las ideas principales del Caixafórum Zaragoza diseñado por Carme Pinós. Un gran soportal o ágora de acceso para conectar la ciudad con el nuevo Parque del Portillo, un espacio público capaz de cerrar la cicatriz generada por la antigua estación. Desafortunadamente la crisis económica y la subsiguiente falta de dinero parecen haber bloqueado el nuevo parque lineal de 45.000 metros cuadrados, hito importante del ambicioso proyecto de conexión virtual y física de la llamada Milla Digital, como nueva puerta de entrada o bienvenida a Zaragoza.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

En este sentido, el edificio singular de Carme Pinós parece haber alcanzado su objetivo, integrándose rápidamente en la ciudad. Un espacio vivo de referencia cultural al servicio de los ciudadanos, que se adapta perfectamente a la exigencia y voluntad de ser una máquina museística perfecta. A diferencia de los otros Caixafórum, la zaragozana es la única sede de la Obra Social totalmente de nueva planta, ya que los demás son edificios históricos rehabilitados.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

El esquema estructural del museo está formado por dos cuadrados solapados, cuya intersección genera otro cuadrado interior que alberga el núcleo de comunicaciones verticales y de soporte (una gran cercha en diagonal), que se asienta sobre un gran pilar de hormigón. Gracias a esa estructura singular, el edificio parece que flote, convirtiéndose en un monumental elemento escultórico, que insinúa y nos recuerda un gigantesco árbol de hormigón.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

Las dos grandes piezas macladas y elevadas albergan las salas de exposiciones (una de 760 y otra de 438 metros cuadrados ubicadas en la primera y segunda plantas respectivamente), permitiendo unos recorridos interiores donde la luz y las vistas sean las protagonistas, de modo que los visitantes podrán contemplar la ciudad al desplazarse de una sala a otra. Se produce así un constante juego de perspectivas. Un edificio que a primera vista puede parecer hermético, resulta que una vez en su interior nos encontramos rodeados de sutiles transparencias.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

En la última planta se sitúan la cafetería y el restaurante con un bello mirador hacia la ciudad y el río. Dada la estructura del edificio en las plantas inferiores y gracias a la diferencia de niveles entre las salas, surge una gran terraza con vistas panorámicas. El acceso al edificio en la planta calle es abierto y transparente, integrando el amplio vestíbulo de entrada y la tienda-librería. Por último el jardín que rodea al edificio da acceso al auditorio, situado en el subsuelo. Para desplazarse entre las diferentes plantas se pueden usar ascensores, escaleras mecánicas y una escalera normal. El hueco interior de ésta, triangular, ofrece una curiosa perspectiva vista desde abajo.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

La fachada exterior del edifico está recubierta por 1.600 chapas de aluminio perforado de diferentes dimensiones creando una envolvente continua con motivos vegetales, rota por unos grandes ventanales que aportan transparencia y luz natural al edificio. Por la noche las hojas dibujadas en la fachada se iluminan con ledes situados en el dorso de las placas de aluminio, que dan al equipamiento esa iluminación azulada tan característica.

 

Carme Pinós

Carme Pinós

 

El Caixafórum Zaragoza es sin duda un edificio impactante por su espectacularidad y su audacia. Pero al margen de sus méritos arquitectónicos, lo más importante es su función como recipiente de exposiciones culturales del más alto nivel, que vienen a enriquecer la oferta cultural de la capital aragonesa. A modo de ejemplo, en los primeros seis meses acogerá obras del Museo del Prado y del Museo Sorolla o una impresionante colección privada de momias egipcias.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 

 

 

Para más información:
http://www.zaragoza.es/turismo/
http://obrasocial.lacaixa.es/

 

 

 

logo (1A)

 
 

 

Anuncios

4 comentarios sobre “EL NUEVO “CAIXAFÓRUM” DE ZARAGOZA

  1. A mi es que esta arquitectura no me dice nada. Y claro, como se ha renunciado a una Teoría General del Arte, a un sistema para abordarlo, pues todo es susceptible de ser arte, todo es subjetivo y se rige por criterios de mera demanda.Así nos pueden colar truños estéticos como la Estación Delicias, las juanolas de Plaza España y lo que se tercie ( esa gente maravillada con cara de estúpida paseando por Arco), eso sí cobrado a precio de artesano mayor. El Caixa Forum desde el punto de vista ingenieril o tecnológico puede ser muy interesante, pero desde el punto de vista estético no tiene nada, es un lienzo en blanco, un hoja sin escribir. Hemos querido ser tan vanguardistas, tan posmodernos, que es como si en una novela renunciaramos al guión , a los personajes o a la gramática . Es decir, como en muchas artes se había llegado a unos niveles de perfección altísimos, y como la revolución industrial estaba produciendo máquinas capaces de igualar o superar la perfección técnica del mejor artista, se decide romper con todo. También la ideología y la política tuvo su papel, pero no vamos a entrar en eso. En definitiva craso error. Se podían haber explorado nuevas técnicas, abordado nuevos temas contemporáneos, incorporado nuevos arquetipos, otros materiales, pero sin renunciar a la forma y al contenido. El impresionista va del color hacia la forma, pero lo que no puedes hacer es renunciar a ella porque entonces ya no estás contando nada. Te puede gustar o no pero ya no es Arte. En la arquitectura, aparte del estilo de cada época, y de la belleza inherente de cada material, confluyen muchas disciplinas artísticas, la escultura, los mosaicos, la forja, vidrieras , la yesería. Cuanto mayor fuera el detalle, el trabajo incorporado, la destreza del maestro artesano, mayor era el valor estético del edificio. Ahora no hay nada de esto se prescinde de toda ornamentación y remates que dan un salto cualitativo a los edificios y los embellecen, los materiales suelen ser baratos y de poca belleza natural, y además no están nada trabajados. Porque si haces un edificio de cristal, al menos hazme unos cristales bonitos. Por ejemplo como el Jardín Botánico de Toluca : http://www.entretantomagazine.com/2014/02/06/el-desconocido-y-magico-jardin-botanico-de-toluca-cosmovitral/. Prescindir de la simetría, de la proporcionalidad o la fuga de la línea recta no constituye per se algo bello, aunque pueda resultar muy llamativo en muchos casos. Hace falta algo más porque si no es un cascarón vacío. En su momento ante un falso callejón sin salida pudo ser algo original y creativo, pero ya hoy no es más que un estafa y más cuando te lo venden a precio de oro como algo de alto diseño. Hoy aplicamos una Teoría General del Arte que se ciña en lo objetivo y no en las pajas mentales de los creadores para explicarlos cuatro rayas y un borrón, o esto va a seguir así, y nos van a seguir plantando naves de pollos en los cascos históricos mientras tiran edificios de gran factura. Hoy en día tenemos excelente artistas y artesanos con todos los materiales como o Zheng Chunhui con la madera http://www.taringa.net/posts/info/17339959/Tallando-la-madera-Nivel-Asiatico.html o Paul Day http://ceramicartsdaily.org/ceramic-art-and-artists/ceramic-artists/the-story-of-a-successful-ceramic-sculptor-paul-day-talks-about-life-in-and-out-of-the-studio/. Grandes maestros imagineros como Alvarez Duarte, extraordinarios pintores con excelente técnica y universo propio como Dino Valls http://elhurgador.blogspot.com.es/2013/01/dino-valls-ii-pintura.html. ¿ Por qué Zaragoza no contrata gente así que sí que embellecerían enormemente la ciudad y serían una gran inversión turística con artesonados, murales, cúpulas, antes que pagar a cuatro cantamañas? Se ha perdido también la suntuosidad de antaño, y eso que no ha habido nunca tanta riqueza global como ahora. Esos edificios civiles y religiosos que se construían con la intención de permanecer y de ser parte indisoluble del alma ciudad en la que se enclavaban . Ahora todo es efímero, vulgar, desechable…Conste que hay algunas cosas que si me gustan y me parecen reseñables, pero son las menos. Hace falta un renacimiento del Arte. Saluti.

    Me gusta

  2. Corrijo este párrafo: ” Hoy aplicamos una Teoría General del Arte que se ciña en lo objetivo y no en las pajas mentales de los creadores para explicarlos cuatro rayas y un borrón, o esto va a seguir así, y nos van a seguir plantando naves de pollos en los cascos históricos mientras tiran edificios de gran factura. Hoy en día tenemos excelente artistas y artesanos con todos los materiales como o”

    Debería decir: “O aplicamos una Teoría General del Arte que se ciña a lo objetivo y no en las pajas mentales de los creadores para explicarnos cuatro rayas y un borrón, o esto va a seguir así y nos van a seguir plantando naves de pollos en los cascos históricos mientras tiran edificios de gran factura. Hoy en día tenemos excelentes artistas y artesanos con todos los materiales como….”

    Esperando la publicación. Saluti.

    Me gusta

    1. Muy difícil responder a un comentario como éste y añadir algo de valor. Has hecho todo un manifiesto y al mismo tiempo una descripción muy aguda de la situación desde hace más de un siglo. Concuerdo al 99 %.

      Gracias por una aportación tan detallada y razonada. Da gusto tener lectores así.

      Un saludo.

      Me gusta

  3. Muchas gracias. Está escrito a vuelapluma y mal redactado pero hay muchas horas de meditación detrás. Caixa Forum no son más que dos poliedros irregulares intersectados, donde el mayor atractivo está en su aspecto ingenieril, como bien señalas, al dejar uno aparentemente suspendido en el aire y en su aspecto tecnológico con sus instalaciones modernas y su fachada lumínica. Pero no hay nada de ornamentación. No hay bellas mansardas, ni esbeltas torres, ni vanos con yeserías, ni forjas en balcones, ni pórticos esculturales, ni mosaicos, ni tejados, ni columnas labradas, ni ninguno de esos elementos y recursos seculares arquitéctonicos de los que se prescinde de golpe y plumazo. ¿ Qué queda entonces? Pues en una novela la hoja en blanco o mutilada de muchísimos recursos literarios, en una pintura el lienzo en blanco o apenas esbozado y en una escultura pues lo mismo, la estructura, la materia por definir y darle forma. Hacer paralelismos entre distintas expresiones artísticas, distinguiendo sus elementos estructurales y reconociendo sus equivalentes ayuda a penetrar con un sistema lógico analítico en que se esconde bajo el fenómeno del Arte y arrojar luz sobre el tema. Por ejemplo: Lienzo-Papel-Espacio, Formas/Color – Palabras-Ladrillos. La forma y el color son inseparables como lo es la semántica de las palabras, puede haber formas poco definidas y mal trazadas o representaciones amorfas que es de lo que hablamos cuando decimos que se ha renunciado a la forma. Entonces la renuncia a la forma definida conlleva la perdida de significado, de semántica. Hay que distinguir varias formas de valor:

    – Valor artístico: Que debe ser definido en base a criterios objetivos seleccionados racionalmente. No vale un presunta elaboración conceptual estupenda que tiene que contarte el autor para que entiendas la obra. Hay que ceñirse a lo objetivo, porque detrás de todas obras hay una elaboración conceptual. Eso del arte conceptual es una estafa como un templo de grande.

    – Valor histórico. Una obra puede ser fea, puede no tener ningún valor artístico, pero puede tener valor histórico. Es importante saber esto, porque hay gente que confunde el valor histórico con el artístico y es una vía de confusión por la que penetra también la subjetividad del arte.

    – Valor comercial: Este es muy difícil de determinar. Se puede decir que es gran medida arbitrario porque depende de lo que quiera pagar uno y del dinero que tenga. Muchas veces lo que se paga realmente es la firma o la fama aunque el cuadro no sea gran cosa. También se suele confundir mucho con el valor artístico.

    Algo que debe hacernos sospechar de una presunta obra de arte, es la facilidad con que se pueda reproducir por los mismos medios que el autor. Sigo viendo esculturas de cajones amontonados, hierros torcidos o pinturas que son cuatro rayas y un manchurrón que son presentadas con admiración como obras maestras cuando las podría reproducir cualquiera sin gran dificultad. Y es que el Arte debe tener algo de virtuosismo, de sublimación, de maestro artesano inalcanzable por los mismos medios a la mayoría, que es lo que genera admiración, un milagro ( etim. lo que es digno de admiración) porque si no,no es Arte. Otra cosa es que todos nos expresemos artísticamente con mayor o menor fortuna, que algo nos parezca bonito a nuestro entender y conforme a nuestros gustos y nuestra experiencia y otra cosa es el Arte como una sublimación dentro de una disciplina estética y que transciende el valor comercial por su belleza objetiva pasando a ser patrimonio de la humanidad, una obra destinada a ser admirada y estudiada.

    Picasso suele ser el estandarte que más se enarbola por parte de los defensores del arte conceptual y subjetivo cuando se les ataca. Con Picasso no hay duda en su etapa rosa o azul, es un gran pintor. Las discrepancias comienzan con su etapa cubista. Por una parte con el cubismo toda la materia pictórica se reduce a dos dimensiones pictóricas, eliminando la perspectiva, la profundidad y por ende el espacio-tiempo. Toda la acción sucede a la vez, al no haber espacio tiempo no hay hilo narrativo. Y esto es limitante expresivamente, en caso de una novela tanto hasta hacerla ilegible. Aún así hay que destacar su originalidad y creatividad ( aunque hay precedentes) , Por otro lado el cubismo de Picasso no es realista, si devolvieramos la materia pictórica a 3 dimensiones seguirían siendo garabatos. Porque esto es lo que más rechazo genera para mucha gente en Picasso, que su cubismo cae en el garabato, dibujos mal definidos y acabados . Entonces encontramos dos limitaciones en la expresión artística , la eliminación de la perspectiva y el uso del garabato para representar las formas sin abandonarlas del todo. Pero la originalidad, el dominio de la composición, de la paleta de colores, de las técnicas pictóricas, o incluso el mensaje, para mi le absuelven, aunque mucha de su obra no me gusta. Sería una zona más gris de la teoría, bordeando los límites, más abierta a opinión, pero que en ningún caso puede ser la capa que todo lo tapa, ni la puerta de entrada para todas las mamarrachadas que se precien. De Picasso a los manchurrones hay una pendiente resbaladiza y un salto cualitativo muy importante. Picasso no puede ni debe justificar todo. Muchos cambios cuantitativos producen cambios cualtitativos. Es importante mantener las escalas y la proporción de las cosas. Y luego está el tema de la originalidad, algunas de estas obras quizás les pueda absolver ese criterio, ¿ Pero seguir haciendo lo mismo 100 años después y querer pasarlo por obra de arte? Ya vale.

    Hemos progresado mucho tecnológicamente y científicamente pero artísticamente hay un involución y una confusión terrible. A mi me duele sobretodo porque van llenando las ciudades de edificios horrorosos, a veces a costa incluso de edificios bellísimos que se derriban para subir unas cuantas plantas y pegar un buen pelotazo. O te van llenando plazas y rotondas de esculturas que no son más que mamarrachadas, cobradas eso sí a precio de oro. Uno ve los edificios civiles de Valencia, por ejemplo, con su Estación del Nord, sus mercados, su Ayuntamiento, su Lonja y dices qué maravilla y ves lo que hacen ahora, la Estación Delicias, las Juanolas o las farolas de Independencia en Zaragoza y se te cae el alma a los pies. ¿ Alguien en su sano juicio elegiría para su ciudad las farolas de Independencia en vez de unas bellas farolas de forja sevillanas? Pues aún hay gente que las defiende. Nada más. Saluti e Grazie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s