EL VOLCÁN MASAYA, CATARINA Y LA LAGUNA DE APOYO (NICARAGUA)

Entre los departamentos nicaragüenses (equivalentes a nuestras provincias), el de Masaya es el más pequeño: apenas la mitad del municipio de Zaragoza, pero muy densamente poblado. Esto es debido a la fertilidad de su terrenos volcánicos, que ya hiceron a esta zona privilegiada durante el periodo español. Este departamento se caracteriza por sus bellos pueblos, estupendos ejemplos de arquitectura rural centroamericana, con sus cuidadas plazas e iglesias de la época española.

 


 

Además, su situación geográfica le favorece, ya que está situado entre los dos grandes lagos del país, el de Nicaragua o Cocibolca y el de Managua o Xolotlán. Al mismo tiempo se encuentra a medio camino entre la capital, Managua, y la hermosa ciudad de Granada, lo que hace que sea un destino muy accesible para quienes se encuentren en cualquiera de las dos ciudades. Hoy vamos a visitar el encantador pueblo de Catarina y llegaremos hasta el mirador que posee sobre la laguna de Apoyo. Partimos de Managua, por lo que pasaremos junto al volcán Masaya y también por la capital del departamento.

 
Nicaragua
 

El Masaya es uno de los seis volcanes activos de Nicaragua. Cuenta con dos cráteres y emite permanentemente nubes de dióxido de azufre que son perfectamente visibles desde los alrededores. Su última erupción de potencia destructiva se produjo en 1965 y es el único volcán de América cuyo cráter es accesible por carretera hasta el mismo borde. Las excursiones se deben hacer en compañía de los guardas forestales y pueden ser nocturnas, lo que permite contemplar las brasas incandescentes del cráter. Este volcán era utilizado por los indios precolombinos para realizar sacrificios humanos, arrojando a sus víctimas al interior del cráter con el objetivo de aplacar la ira de los dioses. Cuando llegaron los españoles, que también adoraban a un dios sanguinario (se recomienda leer la Biblia), creyeron que el volcán era la entrada a los infiernos regentados por su antidiós, Satán, razón por la cual en 1529 erigieron una cruz, hoy llamada de Bobadilla, en la boca del cráter. Esta cruz es visible desde la carretera, como se puede apreciar en nuestra foto.

 
Nicaragua

Nicaragua
 

La ciudad de Masaya fue fundada por Pedrarias Dávila en 1524. El gran Rubén Darío la llamó ciudad de las flores por las alfombras florales típicas de sus fiestas patronales. Es famosa también por su mercado de artesanías y, aun no siendo realmente bonita, conserva unas pocas iglesias de época española. Entre ellas destaca la catedral de la Asunción, situada en la plaza principal. En nuestro camino a Catarina podemos hacer una breve parada para echar un vistazo a este templo barroco restaurado gracias a la cooperación española y que se diría sacado de un pueblo andaluz. Incluso quizá tengamos la suerte de ver un precioso coche funerario que realiza servicios por toda la región.

 
Nicaragua
 

Catarina es un pueblo de apenas 8.000 habitantes del que no consta la fecha de su fundación, aunque el primer documento en el que aparece data de 1551. Su iglesia principal, dedicada a santa Catalina (la imaginación al poder), es un templo de sencilla fachada muy similar a la de la catedral de Masaya, aunque sin campanario. Se encuentra, claro, en la plaza principal del pueblo.

 
Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua
 

Un paseo por este pintoresco pueblo nos permitirá ver la cara más amable de la Nicaragua rural, fuera de la miseria que es posible encontrar en otros lugares del país. Porque Catarina es un lugar turístico, aún desconocido para los extranjeros, pero muy visitado por las clases acomodada y media nicaragüenses, que también existen. Como ya hemos dicho antes, la cercanía a la capital y otros centros urbanos importantes es una ventaja.

 
Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua
 

El urbanismo de Catarina se caracteriza por haber conservado las tradicionales casitas bajas de adobe, algunas encaladas, con cubiertas de tejas (aunque cada vez más sustituidas por la vulgar uralita). Las rectilíneas calles están dominadas por las numerosas tiendas de artesanía (muy rica en la región) y por los viveros. Por doquier circulan unos graciosos motocarros-taxi amarillos o rojos. Aunque es posible verlos en otras localidades nicaragüenses, es aquí donde son los amos del lugar.

 
Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua

Nicaragua
 

Pero el mayor atractivo de Catarina reside en la laguna de Apoyo. Esta laguna no es otra cosa que el cráter de un volcán extinto. En términos geológicos es una caldera volcánica, es decir, una enorme depresión creada por un hundimiento, a su vez provocado por una explosión hace más de 20.000 años. El agua de la laguna no cuenta con aportaciones externas y gracias a los gases que aún expulsa el volcán, presenta en algunos puntos fuentes termales naturales. En 1991 fue declarada la Reserva Natural de la Laguna de Apoyo.

 
Nicaragua

Nicaragua
 

El pueblo de Catarina se extiende hasta la misma ladera del cráter. Al final del pueblo llegamos al famoso mirador de la laguna de Apoyo, de una belleza sobrecogedora. Desde este mirador el observador apreciará atónito un círculo casi perfecto de color azul intenso rodeado por unas laderas escarpadas y cubiertas de vegetación. Tras la laguna, se puede distinguir con toda claridad el gigantesco lago de Nicaragua, apenas separado de nosotros por una lengua de tierra.

 
Nicaragua

Nicaragua
 

El lugar es perfecto para relajarse y disfrutar del espectáculo sin igual que nos ofrece la Naturaleza gracias a las casualidades de los fenómenos geológicos. A ello nos ayudan varios restaurantes donde podremos deleitarnos con la rica (y barata) cocina nicaragüense o simplemente refrescarnos a la sombra con un zumo tropical. Y es que es altamente recomedable subir al mirador por la tarde, de modo que la temperatura sea más agradable y la luz del atardecer ilumine la laguna en todo su esplendor, sin molestos contraluces. Sin duda una estupenda manera de terminar nuestra excursión.

 

                                   RECOMENDADO POR LAGARTO ROJO

Para visitar Managua o su área de influencia, el hotel Mozonte es una buena opción. Se encuentra magníficamente ubicado en el barrio de Bolonia, una zona tranquila perfecta para descansar a pocos minutos de los principales puntos de interés de la capital nicaragüense. Las habitaciones son de ambiente austero pero acogedor y cuenta con una refrescante piscina.

NicaraguaNicaraguaNicaragua

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 
logo (1A)
 
 
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s