LA CARRETERA DEL GROSSGLOCKNER Y EL GLACIAR PASTERZE (AUSTRIA)

BANDERA DE AUSTRIALa Carretera Altoalpina (Hochalpenstraße) es una carretera de alta montaña de gran belleza que atraviesa los Alpes austriacos por su parte central, pasando junto al Parque Nacional de los Altos Tauros (Nationalpark Hohe Tauern). La actual calzada fue inaugurada en 1935, aunque el camino existe desde hace siglos. Se trata de la vía de comunicación natural entre Baviera y Salzburgo al norte y las Dolomitas y Venecia al sur, atravesando los Alpes orientales. Más de 1,2 millones de automóviles la transitan cada año para disfrutar de su atractivos paisajísticos.

 

 

Su carácter eminentemente turístico se hace patente en los dos ramales que nacen del itinerario principal. Uno se desvía por una corta pero muy empinada carretera hasta la cumbre del Edelweißspitze (2.577 metros), desde donde se contemplan grandiosas vistas. El otro, de mayor longitud, es el más impresionante: llega hasta la cota Emperador Francisco José (Kaiser-Franz-Josefs-Höhe), justo enfrente del Großglockner (3.798 metros), la cumbre más alta de toda Austria, y delante del grandioso glaciar Pasterze. Éste es el lugar que vamos a visitar en este artículo.

 

Heiligenblut

Heiligenblut

 

Llegando desde el sur pasamos en primer lugar por el pequeño pueblo de Heiligenblut, que actualmente vive del turismo de montaña. En este pueblo es inconfundible la estampa de su iglesia gótica dedicada a san Vicente de Zaragoza, con su puntiagudo campanario recortándose en el valle. Este tipo de campanario es habitual en la zona alpina; su alto grado de inclinación, al igual que el de los tejados, tiene como finalidad que la nieve resbale y no se amontone en invierno, evitando así su deterioro.

 

Glaciar Pasterze

Glaciar Pasterze

 

Un poco más adelante encontramos una bifurcación de la carretera: es el comienzo de la Carretera del Großglockner (Großglocknerstraße), que lentamente se va adentrando en el Parque Nacional de los Altos Tauros (Nationalpark Hohe Tauern). Con 1.800 quilómetros cuadrados, es el más grande de Austria y abarca territorio de los estados federados de Carintia, SalzburgoTirol. Nosotros nos encontramos en el extremo noroccidental de Carintia.

 

Glaciar Pasterze

Glaciar Pasterze

 

La carretera va ascendiendo serpenteante entre enormes montañas que rodean un ancho valle. Son 36 curvas en 48 quilómetros que salvan un desnivel de 2.504 metros. En este recorrido de grandiosos paisajes pasamos por todos los niveles de vegetación, desde los campos de cereales hasta las cumbres desnudas y cubiertas de nieve, pasando por una amplia franja de pastos, que es la que ocupa la mayor parte de la ruta. Como es fácil suponer, las vacas no faltarán en el paisaje. Eso sí, la carretera, que es de peaje, permanece cerrada de noviembre a abril a causa de las nevadas. También se cierra por la noche durante todo el año.

 

Glaciar Pasterze

Glaciar Pasterze

 

La carretera termina en nuestro destino, la cota Emperador Francisco José, situada a 2.369 metros de altitud. Fue bautizada así tras la visita que realizó el emperador austriaco en 1856. En realidad es una terraza panorámica construida justo enfrente del Großglockner. El nombre de esta montaña, la más alta del país, significa gran campanario. Su pico es inconfundible y se destaca sobre sus vecinos. A esa altitud y en los Alpes, las cumbres permanecen nevadas hasta en verano. Pero atención, con frecuencia la niebla oculta las cumbres (sí, incluso en verano) y podemos irnos sin haber visto la montaña en toda su extensión. Nosotros sólo pudimos ver asomar la cima justo al final de nuestra estancia, como se puede apreciar en la última instantánea.

 

Glaciar Pasterze

 

Pero si la montaña es grandiosa, aún hay algo más impactante si cabe: a nuestros pies, entre nuestra atalaya y las cumbres, se extiende el Pasterze, el mayor glaciar de Austria. Un glaciar es una reliquia de la era glacial, millones de toneladas de hielo que se deslizan lenta pero inexorablemente erosionando el valle. De hecho, la mayor parte de los valles alpinos son de origen glacial, es decir, fueron esculpidos hace millones de años por estas gigantescas lenguas de hielo. El Pasterze es una buena muestra de los efectos del cambio climático, pues en los últimos cincuenta años su tamaño se ha reducido dramáticamente. No obstante, sigue siendo un espectáculo grandioso.

 

Glaciar Pasterze

Glaciar Pasterze

 

Si nos fijamos bien, podemos ver decenas de personas que caminan sobre el glaciar, pues existe un sendero que permite un descenso relativamente cómodo de apenas media hora (la subida nos llevará el doble de tiempo). También se puede bajar en funicular. En el camino, y desde la misma terraza, se pueden contemplar los habituales habitantes de estos parajes, que en verano están en su momento de mayor actividad. Estamos hablando de las marmotas, tan abundantes que hasta un cartel nos indica su presencia. Y si hay suerte (mucha) podremos ver incluso las escurridizas cabras monteses. En la lejanía, claro.

 

Marmotas

Marmota

 

En la cota Emperador Francisco José hay un centro de visitantes con oficina de información, restaurante, la inevitable tienda de recuerdos y una interesante exposición fotográfica sobre el glaciar. No se necesita más, pues el espectáculo está enfrente: la belleza majestuosa de las montañas alpinas y un impresionante glaciar. El poder inmenso de la Naturaleza ante nuestros ojos.

 

Para más información:
http://www.grossglockner.at/it/ (en italiano)
http://www.hohetauern.at/it/ (en italiano)

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO. 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

logo (1A)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s