LA “BAIXA POMBALINA” Y EL TERREMOTO DE LISBOA DE 1755

BANDERA DE PORTUGALVamos a recorrer en un agradable paseo el corazón de Lisboa, la llamada Baixa Pombalina. Es, como su propio nombre indica, la parte baja de la capital portuguesa, que se extiende entre las colinas que la rodean: Alfama, Gracia (Graça), Chiado y Barrio Alto. Se compone de una retícula de calles paralelas que descienden hasta el río Tajo, y que empieza y termina en varias elegantes plazas. Toda esta zona era muy diferente antes de 1755, cuando fue devastada por un pavoroso terremoto, por lo que fue reconstruida con el aspecto que tiene hoy día.

 

 

En 1755 Lisboa, orgullosa capital de un imperio que abarcaba todos los océanos, vivía ajena a su terrible destino. El 1 de noviembre de ese año la destrucción y la muerte se abatieron sobre la ciudad. A primera hora de la mañana un devastador terremoto destruyó el 85 % de la capital. Se le calcula una intensidad de 9 grados en la escala de Richter, uno de los más fuertes jamás registrados. Al temblor de tierra siguió un maremoto que penetró por el río y engulló gran parte de la ciudad. Lo poco que había quedado en pie fue devorado por incendios que duraron cinco días. Según diferentes estimaciones, murieron entre 70.000 y 100.000 personas.

 

Azulejos portugueses

Biblioteca rodante en Lisboa

Estatua humana en Lisboa

 

Tras la devastación de 1755, lo que hoy es la Baixa fue creado ex novo con una concepción racionalista por Sebastião José de Carvalho e Melo, más conocido como el Marqués de Pombal, de donde le viene el apelativo de Pombalina. Gran gobernante y hombre visionario, se dice que ante la extrañeza por la amplitud de estas calles respondió: algún día serán pequeñas. No le faltaba razón, viendo el intenso tráfico que soportan hoy en día. Los edificios de la Baixa fueron los primeros del mundo construidos con criterios antisísmicos, por el temor a que la tragedia se repitiese.

 

Balcón lisboeta

Hotel Duas Naçoes de Lisboa

Pasarela del elevador de Santa Justa

 

Las calles paralelas de la Baixa parten de las plazas de Don Pedro IV (popularmente Rossio) y de la Higuera (Praça da Figueira) en dirección al río. El eje en torno al cual se articulan es la Calle Augusta, una vía reservada a los peatones. Esta calle es siempre la más frecuentada y en ella siempre encontramos gente de lo más pintoresco. Los edificios de la Baixa mantienen las mismas proporciones y uniformidad de formas. Su decoración es clásica y más bien austera, en muchos casos con recubrimiento de azulejos, al más puro estilo portugués. Predominan las oficinas y los comercios aunque, como en todo el centro de Lisboa, abundan los hoteles de diversas categorías que podremos reservar con el buscador Venere.

 

Elevador de Santa Justa

Elevador de Santa Justa

Elevador de Santa Justa

 

Aquí se localiza uno de los muchos iconos de la capital portuguesa, el ascensor de Santa Justa. Es una obra de hierro inaugurada en 1902, de estilo neogótico y 45 metros de altura. Su función originariamente era unir por medio de una pasarela la Baixa con la Plaza del Carmen, en el barrio del Chiado, situada por lo tanto a mayor altura. Hoy es más una atracción turística y un mirador desde el que se obtienen unas magníficas vistas de la Baixa, la Plaza de Rossio y, enfrente, la colina de Alfama coronada por el Castillo de San Jorge. También es magnífica la vista de las ruinas de la iglesia del convento del Carmen, que están justo detrás y que fueron dejadas en pie como recuerdo del terremoto de 1755.

 

Elevador de Santa Justa

Elevador de Santa Justa

Elevador de Santa Justa

 

La Baixa es hoy día una zona muy concurrida por los lisboetas pero sobre todo por los turistas. Es lugar de paso entre las colinas que la rodean, de gente que se desplaza a pie, en coche o en tranvía. Por aquí pasa el famoso número 28 que en la calle de la Plata invade la acera (o banqueta o vereda o andén en otros países hispanos), como ya relatamos en otro artículo. Avanzando por la Calle Augusta nos vamos aproximando a un gran arco triunfal que da acceso a una amplia y famosa plaza: la Plaza del Comercio.

 

Baixa Pombalina

Policía portuguesa

Arco de Triunfo de Lisboa

 

La Plaza del Comercio se abre majestuosa hacia el gran río, como un vestíbulo de entrada a la ciudad. Y de hecho lo fue, ya que por ahí llegaban los embajadores y visitantes ilustres antes de la catástrofe. Todavía hoy la plaza es conocida también como Explanada del Palacio (Terreiro do Paço), en recuerdo del Palacio de la Ribera (Paço da Ribeira), principal residencia de los reyes de Portugal que quedó totalmente destruida en 1755. Estaba situado en el lado occidental de la plaza y había sido edificado por Manuel I en estilo manuelino en torno al año 1500. Su gran torreón manierista fue añadido por Felipe I (II de España).

 

Baixa Pombalina

Baixa Pombalina

Baixa Pombalina

 

El citado palacio albergaba grandes tesoros, como una biblioteca de 70.000 volúmenes, pinturas de grandes maestros como Tiziano o Rubens, los archivos reales (con los documentos relativos a las exploraciones náuticas portuguesas) o el Teatro Real. Todo se perdió en 1755. Sin embargo, por un golpe de suerte, toda la familia real sobrevivió al no encontrarse ese día en palacio. El palacio no se reconstruyó (se edificó otro en la colina de Ajuda), así que se planificó la actual plaza simétrica, rodeada de edificios neoclásicos que albergan ministerios. Es una plaza monumental, con función estética y representativa. En su centro, la estatua ecuestre del rey José I, que reinaba en 1755, y al fondo el gran arco que conecta con la Calle Augusta y da entrada a la ciudad.

 

Monumento de José I

Baixa Pombalina

Atardecer en Lisboa

 

La Plaza del Comercio destaca por su sencillez y elegancia. Contemplándola, uno tiene la certeza de estar en una de las plazas más grandiosas del mundo. Su lado sur, abierto al gran río, nos atrae como un imán. Allí estamos, en el tibio atardecer invernal, viendo cómo el sol se oculta tras otro de los grandes iconos de Lisboa, el Puente 25 de Abril, al que ya dedicamos otro artículo. El instante se torna mágico, como suele ser el ocaso en cualquier lugar, pero más si cabe en Lisboa. Ensimismados, apenas oímos otra cosa que no sea el batir de las olas contra el embarcadero y una vez más nos invade esa gozosa melancolía que los portugueses llaman saudade.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

Para más información:
http://www.visitlisboa.com/
http://www.carris.pt/ (en portugués)

 
 
 

logo (1A)

 
 
 

Anuncios

2 comentarios sobre “LA “BAIXA POMBALINA” Y EL TERREMOTO DE LISBOA DE 1755

  1. Aquí otro enamorado de Lisboa, sus cuestas, su decandencia y su fado. Sin casi tiempo para digerir el excelente último artículo nos brindas otra pequeña joya. Viendo el majestuoso arco de la Plaza de Comercio no puedo sino lamentar la pérdida de nuestra Puerta de Toledo, entrada de reyes y cárcel de manifestantes.

    Como off topic, aprovechando el nuevo artículo, me gustaría preguntarte un par de cosas : ¿ Qué te parece nuestro paisano pintor Dino Valls? y ¿ Qué piensas de la reciente noticia de qué se va a vender la Plaza Monumental de Barcelona a Qatar para construir una mezquita, con sus minaretes y un centro de interpretación del Corán?

    Saludos.

    Me gusta

    1. Gracias por los elogios una vez más.

      El citado pintor, francamente, no lo conozco. En cuanto a la hipotética mezquita, dependerá de cómo sea el proyecto y en qué medida respete el monumento. Lo lamentable es que se prohíba la tauromaquia por los motivos políticos que todos conocemos. Ahora bien, una vez en desuso, habrá que encontrar una utilidad al edificio. Probablemente lo mejor sería dejarla tal cual está para conciertos u otras actividades multitudinarias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s