UN VIAJE EN EL TIEMPO CON LOS TRANVÍAS DE VARSOVIA Y CRACOVIA

BANDERA DE POLONIA 2En otra ocasión ya hablamos de los encantadores tranvías lisboetas y ahora vamos a dedicar un artículo a los que circulan por Varsovia y Cracovia, en Polonia. Ése es uno de los países, predominantes en Europa central y oriental, donde podemos verlos totalmente integrados en el tráfico de las principales ciudades. Dan al paisaje urbano una estampa inconfundible con un punto nostálgico, especialmente porque, aunque ya vemos algunos modernos, muchos de ellos pertenecen a otra época. Tiempos no siempre mejores. De hecho en el caso de Polonia tiempos duros, muy duros.

 

 

El tranvía fue el medio de transporte colectivo predominante en las ciudades de Europa y América hasta la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en muchos países, como España, Francia o Argentina, el auge del automóvil privado y del autobús (o colectivo o guagua o pesero, según el país) a partir de los años 50 lo hizo desaparecer paulatinamente. En España la última línea en servicio fue suprimida en Zaragoza en 1975. Por el contrario, en otros países siguieron apostando por ellos y los tranvías no perdieron su lugar en las ciudades. Éste es es el caso de Polonia.

 

Tranvía de Varsovia

Tranvía de Varsovia

Tranvía de Varsovia

 

Curiosamente, desde los años 90 en los países que habían suprimido el tranvía, éste se ha vuelto a poner de moda y han aparecido los nuevos modelos ultramodernos. Es un tranvía diferente, separado del tráfico, que no comparte el espacio con los coches, sino que se lo resta. No es un tranvía discreto, no se integra en el paisaje urbano, no se mimetiza con los edificios antiguos del centro de las ciudades. Es como ver una nave espacial pasando delante de iglesias góticas o de edificios modernistas. Carecen de encanto, son pretenciosos y cuestan millonarias sumas que por supuesto pagamos entre todos. Sólo sirven para que el político de turno se luzca el día de la inauguración.

 
Tranvía de Varsovia

Tranvía de Varsovia

Tranvía de Varsovia

 

¡Qué diferentes son los tranvías antiguos, los que podemos ver en aquellas ciudades que no los suprimieron! Sencillamente tienen el encanto de lo clásico, como ocurre con los edificios o el mobiliario urbano de otras épocas. En el caso de las ciudades polacas, también encontramos esos tranvías de última generación, pero coexisten con otros más antiguos. No son como los lisboetas, que se remontan a los primeros años del siglo XX, sino que nos recuerdan a la era soviética. Como ciertos elementos arquitectónicos que perviven de esa época, esos tranvías nos permiten dejar volar la imaginación y situarnos en esos duros años de aislamiento y privaciones.

 
Tranvía de Cracovia

Tranvía de Cracovia

 

Los tranvías de la Polonia comunista son de formas rotundas y duras, a veces con aristas muy marcadas y a veces con redondeces que recuerdan a los años 70. Tienen un aire de dictadura del proletariado… Seguramente, en aquella época los habríamos considerado horrendos, sin clase, como todo lo que veíamos desde este lado del Telón de Acero (o Cortina de Hierro, como la llaman en Hispanoamérica). Pero hoy, con la perspectiva que da el paso del tiempo, ya tienen el aura de lo histórico, se han revalorizado. En cierto modo son como esas tiendas que hoy proliferan allá, donde venden todo tipo de objetos comunistas, tales como insignias, uniformes, carteles…

 
Tranvía de Cracovia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Para los que conocimos el Telón de Acero en nuestra infancia, todo lo que había al otro lado era como de otro planeta, era algo que nos estaba vedado y que nunca podríamos ver de cerca. O eso creíamos, pues el sistema comunista parecía granítico, inquebrantable… pero de repente se derrumbó. Si tenemos la suerte de ver uno de esos tranvías junto a una parada de las antiguas y delante de un edificio de la posguerra, tenemos la impresión de ser testigos de una escena cotidiana de la Polonia de aquella época.

 
Tranvía de Cracovia

Tranvía de Cracovia

 

Los tranvías de Cracovia y de Varsovia son de colores diferentes, representando los colores de las respectivas banderas de cada ciudad: azules y blancos en el caso de la primera, amarillos y rojos en el caso de la segunda. Los tendidos eléctricos que los alimentan caracterizan el paisaje urbano fuera de la parte medieval y uno se acostumbra a verlos por las principales calles, igual que los raíles y los tranvías que circulan por ellos. Pero lo bueno de estos vehículos es que nos permiten ver la Polonia de ayer y la de hoy, apreciar la admirable evolución que ese país ha experimentado en las últimas dos décadas.

 
Tranvía de Cracovia

Parada del tranvía en Cracovia

 

A la variedad de tranvías de diferentes épocas que ofrecen estas ciudades polacas hemos de añadir algunas unidades compradas de segunda mano a otras como Viena o Nuremberga. También son clásicos, pero con un aire un poco más refinado. Por último, al lado de los tranvías antiguos encontramos algunos que no tienen nada que envidiar a los nuestros más modernos. Son cómodos, rápidos, funcionales, y en su interior encontramos pantallas donde podemos ver noticias o información útil sobre la ciudad. Polonia se ha desarrollado a gran velocidad, y hoy es un país moderno en el que los restos de la época comunista se han convertido apenas en un toque pintoresco.

 

Nota:

Este artículo se ha realizado en el marco del viaje promocional organizado por la Oficina de Turismo de Polonia en España (nuestro agradecimiento a Agata Witoslawska) y las Líneas Aéreas Polacas (LOT), en el cual también participaron las siguientes bitácoras:

DebocadosFlusviajesMachbelMi maleta y yoMola viajarTokitanVagamundos y Viaje al atardecer

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

Para más información:
http://www.turismocracovia.com/
http://www.warsawtour.pl/es/gu-a-indispensable/informaci-n-tur-stica/informaci-n-tur-stica-de-varsovia-163795.html

 
 
 

logo (1A)

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “UN VIAJE EN EL TIEMPO CON LOS TRANVÍAS DE VARSOVIA Y CRACOVIA

  1. Buenas! Vivo en Cracovia y soy un estudioso de los tranvias. No podria estar mas en desacuerdo con lo de que los tranvias redondeados tienen un aire de “dictadura del proletariado”, pues esos tranvias (en las fotos, el motor numero 213 y el remolque 673) fueron comprados de segunda mano a la austriaca y poco sovietica ciudad de Viena, al igual que el numero 3081 de la linea 11 (fotografiado en la parada Starowislna) fue comprado de segunda mano a la ciudad bavara de Nuremberg. Bien es cierto que los Konstal de Varsovia y Cracovia (por ejemplo, el 771 de la linea 9 que has fotografiado) que fueron fabricados al sur de Polonia se inspiraron en el modelo Tatra de Praga y tienen mas aire de “detras del telon de acero”, pero eso no da al resto de unidades la misma historia. Una pena que no vinieras en verano y vieras la linea 0, que circula con tranvias historicos (desde unidades austriacas de los años 10 a tranvias Konstal de los años 50) por el centro y por Kasimierz.
    Y por cierto, aunque en Zaragoza los tranvias se suprimiesen en el 75, en Barcelona circula sin interrupcion desde 1901 el Tramblau, por lo que nunca ha dejado de haber tranvias en servicio en España y esperemos que asi siga muchos siglos mas.
    Gracias por el articulo y las fotos, me gusta que la gente conozca mas sobre Polonia y vean que es un pais maravilloso.
    Saludos!

    Me gusta

    1. Hola, David.

      Antes que nada, gracias por comentar y por tus datos de gran precisión. Ya es casualidad que haya un español residente en Cracovia experto en tranvías…

      Efectivamente tienes razón, los vehículos que citas tienen un aire más refinado que recuerda a los de Viena (que también he visto unas cuantas veces), por lo cual no me extraña el dato que aportas. En realidad yo me refería concretamente al número 588 de la línea 1, que aparece en otra foto, de aspecto más bien tosco. En todo caso, he modificado el texto para dar cabida al dato que apuntas.

      Por otro lado, el Tranvía Azul de Barcelona, que mencionas, tiene un carácter turístico y no está integrado en la red de transportes de la ciudad. Lo mismo ocurre con el de Sóller, en la isla de Mallorca. Por eso no los incluyo. Pero quede aquí constancia de su existencia.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s