EL MONASTERIO DE PIEDRA: EL CENOBIO CISTERCIENSE

Nombre oficial: Reino de EspañaBANDERA DE ESPAÑAESCUDO DE ESPAÑA
Superficie: 770.645 km² (con el Sahara Español)
Población: 46.439.864 habitantes (2015)
Capital: Madrid
Idioma oficial: español
Moneda oficial: euro (EUR)

 

Comenzamos una serie de tres artículos dedicados a uno de los lugares más espectaculares y visitados de España: el Monasterio de Piedra, en Aragón. Se trata de un antiguo cenobio medieval reconvertido en un complejo turístico rebosante de Historia, Arte y belleza natural. Situado en el municipio de Nuévalos, cerca de la ciudad de Calatayud, es perfecto para una escapada desde Zaragoza o Madrid. El conjunto consta de dos grandes espacios, el monasterio propiamente dicho y el impresionante parque natural que lo rodea, ambos a su vez dotados de varios espacios diseñados para el esparcimiento y el deleite del visitante. Hoy vamos a empezar nuestro recorrido por el conjunto monástico.

 

El Monasterio de Piedra es uno de los cuatro fundados en el Reino de Aragón por la orden benedictina o cisterciense. Esta orden se regía según la regla de san Benito, una estricta norma cuyo lema era ora et labora (reza y trabaja). Bajo el voto de silencio (sólo en algunos lugares y momentos concretos estaba permitido hablar), pasaban una vida muy dura (con todo, mucho mejor que la de cualquier campesino medieval).

 

 

Este monasterio lo fundaron en 1195 doce monjes y un abad por concesión de Alfonso II el Casto, rey de Aragón. Allí vivió la comunidad durante seis siglos y medio, hasta la Desamortización de Mendizábal de 1835. Permaneció abandonado durante cinco años, suficientes para que sufriera saqueos y actos vandálicos y perdiera sus obras artísticas. En 1840 lo compra el empresario Pablo Muntadas, pero será su hijo Juan Federico quien, veinte años más tarde, lo convertirá en lo que hoy conocemos.

 

Juan Federico Muntadas, como veremos en su momento, exploró y acondicionó el fabuloso parque natural, mientras transformó parte del monasterio en un hotel. Desde entonces los beneficios económicos del complejo han permitido restaurar y mantener las dependencias medievales.

 

Entrada al monasterio Claustro Claustro

 

Accedemos al monasterio por una sala donde unos paneles nos acercan a la historia de la orden del Císter en el Reino de Aragón. Desde allí pasamos directamente al claustro, el auténtico centro del monasterio: en su derredor se disponen todas las dependencias y es lugar de paso obligado para ir de unas a otras. Asimismo, era también el lugar destinado al descanso y la meditación. Su estilo es gótico, como delatan las bóvedas de crucería y los arcos ojivales, pero muy austero. Casi carece de decoración: apenas unos motivos vegetales muy estilizados en los capiteles. No obstante, se observan algunos añadidos barrocos aquí y allá, incluyendo algún retablo mutilado.

 

Claustro Retablo mutilado

 

Nos dirigimos hacia la derecha y empezamos por la panda este. En ella encontramos la sala capitular, el lugar destinado a las reuniones presididas por el abad en las que se tomaban las decisiones relativas al gobierno y la administración del cenobio. También allí se confesaban públicamente y se administraban los castigos. Su entrada está coronada por un escudo del Reino de Aragón.

 

Sala capitular Sala capitular

 

En la panda norte está la iglesia, que se encuentra en ruinas y tiene un cierto aire fantasmal. Su bóveda se derrumbó en los cinco años en que el monasterio estuvo abandonado. Está dividida en dos por un muro que separaba el espacio de los monjes (delante) y el de los legos (detrás).

 

Iglesia en ruinas Iglesia en ruinas Iglesia en ruinas

 

En el centro del templo, una escalera penetra en la tierra: es la cripta que contiene los restos de los monjes muertos. En ella, a través de un cristal se pueden ver algunos huesos.

 

Cripta

 

En la panda oeste encontramos una galería que utilizaban los legos para entrar a la iglesia por la parte de atrás. Al fondo del túnel llegamos a la cilla, usada como granero y bodega. Hoy alberga una exposición de aparejos agrícolas y el Museo del Vino de la D.O. de Calatayud. Al salir de ella nos espera una pequeña exposición de vehículos antiguos.

 

Galería de los legos Museo del vino Museo del vino Carruaje

 

En la panda sur están la cocina (ennegrecida por el humo de más de seis siglos) y el refectorio o comedor comunal. En la primera hay una pequeña exposición dedicada al chocolate, ya que este monasterio aragonés fue el primer lugar del mundo (fuera de América) donde se elaboró este alimento, gracias a que el monje Jerónimo de Aguilar estuvo con Hernán Cortés en la expedición a la Nueva España y trajo los primeros sacos de cacao.

 

Cocina

 

El refectorio es una gran sala donde se disponía una mesa en forma de U presidida por el abad y los monjes de mayor edad. Uno de ellos leía salmos desde un púlpito excavado en la pared lateral mientras los demás comían. Actualmente en el refectorio se expone una copia del tríptico-relicario del Monasterio de Piedra, una joya del arte mudéjar aragonés del siglo XIV que desde 1851 se conserva en la Real Academia de la Historia de Madrid.

 

Refectorio Tríptico mudéjar Tríptico mudéjar

 

A partir del siglo XVI la regla de la orden se relaja y se construye un edificio para que los monjes puedan dormir en celdas individuales. Esas celdas son hoy las habitaciones del hotel. De este precioso edificio renacentista destaca la grandiosa escalera de dos vuelos, así como los amplios pasillos. La transformación respetó al máximo la arquitectura monástica. En principio, el acceso al hotel está restringido a sus huéspedes, pero si pedimos permiso el recepcionista nos deja entrar a echar un vistazo y tomar unas fotos.

 

Hotel Hotel

 

En definitiva, el Monasterio de Piedra es un magnífico ejemplo de la arquitectura gótica cisterciense de nuestro país. Sin embargo, lo que lo hace único es su entorno natural: un paraje extraordinario creado por el río Piedra (de ahí el nombre), un vergel de cascadas, grutas y lagos que la familia Muntadas ha convertido en el parque privado más visitado de Europa. Pero eso lo veremos en los siguientes artículos.

 
 
 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 

Para más información:
http://www.monasteriopiedra.com/
 
 

4 comentarios sobre “EL MONASTERIO DE PIEDRA: EL CENOBIO CISTERCIENSE

  1. Una historia recogida oralmente sobre el Monasterio que poca gente conoce:

    Una tía de mi madre, que trabajó para los Muntadas y a los que conoció profundamente, le contó a mi madre en repetidas ocasiones que en la subasta del Monasterio, después de las desamortizaciones de Mendizabal , que los Muntadas acudieron con pistolas para disuadir a cualquier otro competidor que quisiese pujar, llevándose así la subasta sin ninguna competencia.

    También he recogido por tradición oral, que al menos parte del deterioro del monasterio fue producido o permitido por los Muntadas para evitar que los monges reclamaran el Monasterio en algún momento después de las desamortizaciones, cosa que en aquellos años erabastante probable.

    Saludos

    Me gusta

    1. Muy interesante comentario, Fran. No conocía esto que nos cuentas, aunque evidentemente habría que investigarlo y hemos de tomarlo con todas las precauciones, pues son habladurías transmitidas oralmente sobre supuestos hechos sucedidos hace casi 170 años. Casi nada…
      En todo caso, gracias y un saludo.

      Me gusta

  2. Concreto un poco más, que he estado esta tarde preguntando a mi madre. Verás, mis padres son de un pueblo cercano a Nuevalos, Ibdes, y una tía de mi madre que vivía en Nuevalos, trabajó en la antigua granja de Cocos, ya desparecida, y en el hotel del Monasterio, que se ve que arrendó un tal Urgell y que fue el que, digamos, lo impulsó y puso en valor , ya que antes la gente que iba al Monasterio solía llevarse comida preparada. Vamos que hablando con rigor, no trabajó directamente para los Muntadas, ( el riesgo de deformación de los relatos orales es bien conocido, je, je) como he dicho antes, pero sí que conocía a la perfección a los Muntadas, a los que veía a diario tanto en el pueblo como en el Monasterio. Otro dato que me ha ofrecido mi madre, y que añadiría más verosimilitud al relato, es que los Muntadas durante la subasta se colocaron en las escaleras del ayuntamiento con las pistolas para evitar que nadie más accediera a la puja. Además la tía de mi madre, ya fallecida, ( quien también había recibido el relato por tradición oral ) le dijo a mi madre la cantida exacta de reales por la que compró el Monasterio.

    Investigar esto tiene que ser muy complicado y más teniendo en cuenta su naturaleza fraudulenta,la ausencia de crónicas escritas y el tiempo transcurrido. Ahora bien, hay constancia histórica , si no me equivoco de hechos similares acaecidos en toda España, también seguramente en Nuevalos quede gente que conozca este relato y pueda aportar más detalles y también, supongo, tiene que haber algún acta de la subasta que podría apuntalar el relato.

    En fin, cómo no quería que se perdiera la historia, por eso la he contado aquí.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s