UNA FOTO: EL MONCAYO

BANDERA DE ESPAÑAEl Sistema Ibérico no es una cordillera continua, sino más bien una sucesión de sierras y pequeños altiplanos que separa la Meseta Central de la depresión del Ebro (y en la práctica, las antiguas coronas de Castilla y Aragón). Su cumbre más elevada es el Moncayo (2.314 m), con una vertiente en la provincia de Zaragoza y otra en la de Soria. Dicha montaña resulta imponente por estar aislada, pero especialmente desde el lado aragonés, por ser su desnivel muy acusado respecto de las llanuras del valle del Ebro (sólo 487 m en la comarca vecina). Es claramente visible desde distancias tan lejanas como el Pirineo occidental o la propia Zaragoza. Su mole imponente la han convertido desde tiempo inmemorial en la montaña mágica por excelencia de España, escenario de numerosas leyendas y refugio de brujas. Entre las leyendas, la de Hércules y Caco, o las que glosó el sevillano Gustavo Adolfo Bécquer desde el lado aragonés. Otro sevillano, Antonio Machado, se inspiró en ella desde el lado castellano.

 

Sistema Ibérico

 

El lado castellano es bastante árido, está desprovisto de bosques y recibe pocas precipitaciones, a pesar de que en esa vertiente se sitúa el nacimiento del río Queiles (que pasa por Tarazona y desemboca en el Ebro en Tudela), el mayor manantial de España y el segundo de Europa. Sin embargo el lado aragonés presenta una vegetación exuberante: una sucesión de diferentes ecosistemas que incluyen, entre otros, algunos de los hayedos más meridionales de Europa. Desde 1978, más de 11.000 hectáreas de esta vertiente están protegidas dentro del Parque Natural del Moncayo. Un centro de interpretación acoge a los visitantes y unos guías les muestran las ricas fauna y flora del parque. El Moncayo es fácilmente accesible en coche por la vertiente aragonesa, aunque los últimos metros sólo se pueden hacer a pie, en una caminata de baja dificultad. En sus cercanías hay localidades y monumentos de gran interés, como Tarazona y el monasterio de Veruela en el lado aragonés, o Ágreda en el castellano. La imagen que ofrecemos está tomada en primavera desde un punto en la carretera que une Borja y Tarazona.

 

 

El curioso topónimo ya lleva incluida la palabra monte. Moncayo es, pues, Monte Cayo, que vendría del latín Mons Caius (como ya escribió el poeta Marcial, natural de la cercana Bílbilis). Sin embargo, no sabemos de dónde proviene el topónimo, aunque una teoría sostiene que derivaría de Mons Caunus (Monte Canoso), debido a las nieves que lo cubren al menos en parte durante bastantes meses del año. Otras teorías contradicen a ésta y el significado del nombre permanece incógnito. Como curiosidad añadamos que, contrariamente a la creencia popular, el Cierzo no se origina en el Moncayo.

 

TEXTO Y FOTO © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

Para más información:
http://www.tarazonayelmoncayo.es/
http://www.caminosoria.com/soria-y-provincia/comarcas/645-tierra-de-agreda.html

 
 
 

logo-1a.png (300×225)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s