AL NORTE DE BEIRUT: EL MONTE LÍBANO Y BIBLOS

BANDERA DE LÍBANO 1El Monte Líbano, tradicional enclave maronita, es el corazón del Líbano moderno. Comprende varias zonas montañosas cercanas a la costa (de hecho hay varias estaciones de esquí) que se extienden en forma de óvalo en torno a Beirut. La costa que se extiende al norte de la capital es una ininterrumpida conurbación de cemento, vallas publicitarias e intenso tráfico. Desde allí surgen desvíos que penetran en los valles pegados a la costa y que están sembrados de pueblos y edificaciones que se desparraman por las laderas.

 

 

Najr Al-Calb (río Perro en árabe) es un desfiladero que en la Antigüedad era paso obligado para llegar a la costa, pero era muy angosto y arriesgado, por lo que los ejércitos que lo hacían dejaban inscripciones conmemorativas (estelas). La más antigua es egipcia del reinado de Ramsés II (siglo XIII a.e.c.); las hay asirias, romanas, griegas o francesas y de la guerra civil.

 

Gruta inferior de Yeíta. Fotografía tomada gracias a la amabilidad del barquero
Gruta inferior de Yeíta. Fotografía tomada gracias a la amabilidad del barquero
Otra instantánea de la gruta inferior de Yeíta
Otra instantánea de la gruta inferior de Yeíta

 

Muy cerca hay un lugar extraordinario: la gruta de Yeíta (Jeita). Es un entramado de cavernas con una longitud de 6 quilómetros, divididas en dos niveles. Contienen una de las mayores y más impresionantes acumulaciones de estalactitas y estalagmitas del mundo. La superior se ensancha de repente y revela su descomunal tamaño, dejando al visitante con la boca abierta. La inferior, muy bien iluminada y de gran encanto, se explora en barca. En el interior no se permite fotografiar, pero el simpático barquero seguramente nos permitirá que lo hagamos discretamente. Por ningún motivo debemos irnos del Líbano sin haber visitado este lugar único.

 

La basílica greco-católica melquita de San Pablo se encuentra en un recodo de la subida a Jarisa
La basílica greco-católica melquita de San Pablo se encuentra en un recodo de la subida a Jarisa
Cúpula
Cúpula de la basílica melquita. Todo el interior está decorado con frescos que imitan el estilo bizantino

 

Siguiendo por la costa se llega a Yunie (Jounieh). Esta localidad ha sufrido un desaforado crecimiento que la ha convertido en una estridente franja de bares nocturnos, locales de bailarinas exóticas y burdeles (con predominio de las profesionales rusas). Es muy frecuentado por los saudíes y los árabes del golfo Pérsico, que acuden aquí a pecar antes de volver a sus países a fingir que siguen los mandamientos de Alá y mantener a sus mujeres en un estado de esclavitud impregnado de moral medieval. Desde aquí podremos coger el teleférico que sube al mirador de Jarisa (Harissa), también accesible en coche. Este teleférico hace una ascensión tan empinada que es apodado terrorifique (juego de palabras con téléférique, en francés).

 

Vista panorámica hacia el sur desde el mirador de Jarisa. En primer término, Yunie. Al fondo, Beirut
Vista panorámica hacia el sur desde el mirador de Jarisa. En primer término, Yunie. Al fondo, Beirut
Vista panorámica hacia el norte desde el mirador de Jarisa. La costa está totalmente edificada hasta más allá de Biblos
Vista panorámica hacia el norte desde el mirador de Jarisa. La costa está totalmente edificada hasta más allá de Biblos

 

Sin duda vale la pena el teleférico, pero la subida por la carretera tampoco carece de belleza y podremos visitar la basílica greco-catolica melquita de San Pablo (las facciones de adoradores de dioses son sorprendentemente numerosas en este país). Es una iglesia imponente por su emplazamiento. Al llegar a Jarisa nos encontramos con una gigantesca estatua de María que se remonta al siglo XIX. De escaso interés excepto para los devotos de la mujer supuestamente fecundada sin intervención de su marido, lo que sí vale la pena es subir los escalones en espiral hasta el mirador. Las vistas son magníficas: desde lo alto podremos ver toda la superpoblada línea de la costa desde Beirut hasta Biblos.

 

Biblos. Iglesia románica de San Juan Bautista
Biblos. Iglesia románica de San Juan Bautista
Mijrab y mimbar de una pequeña y coqueta mezquita del casco antiguo de Biblos
Mijrab y mimbar de una pequeña y coqueta mezquita del casco antiguo de Biblos
El fanatismo religioso está presente en todo el Líbano en su versión más cutre y casposa
El fanatismo religioso está presente en todo el Líbano en su versión más cutre y casposa

 

Biblos (Jbail) es la siguiente ciudad siguiendo por la costa hacia el norte. Éste es un lugar de extraordinaria importancia en la Historia de la Humanidad: los expertos creen que fue aquí donde se originó el alfabeto fenicio, del cual surgió el griego, que a su vez dio origen al latino y al cirílico. Con 20.000 habitantes hoy es una seductora población turística. Sus principales atractivos: el recinto arqueológico, el castillo de los cruzados, el puerto y el zoco. Para visitar las ruinas del Biblos antiguo es mejor contratar una visita guiada, de otro modo será muy difícil que las podamos interpretar; constan de varios templos, un pozo, un teatro y varias tumbas, datados entre el cuarto milenio a.e.c. y la época romana.

 

Biblos. Castillo de los Cruzados
Biblos. Castillo de los Cruzados
Biblos. El yacimiento arqueológico y el casco antiguo vistos desde el Castillo de los Cruzados
Biblos. El yacimiento arqueológico y el casco antiguo vistos desde el Castillo de los Cruzados

 

Lo mejor del castillo son las vistas sobre el yacimiento y el casco antiguo de la ciudad. El zoco ha sido acertadamente restaurado; entre sus cafés y tiendas de recuerdos destaca Mémoire du Temps, un pequeño museo-tienda privado donde se pueden adquirir fósiles con certificado de autenticidad por módicos precios. En el casco antiguo sobresalen una coqueta mezquita y la iglesia románica de San Juan Bautista, construida por los cruzados. Finalmente, el pequeño puerto, uno de los más importantes del mundo en la Antigüedad, hoy es un agradable y tranquilo lugar.

 

Biblos. El zoco cuidadosamente restaurado con sus tiendas
Biblos. El zoco cuidadosamente restaurado con sus tiendas
El minúsculo puerto de Biblos. Sorprende que fuera uno de los más importantes del mundo antiguo
El minúsculo puerto de Biblos. Sorprende que fuera uno de los más importantes del mundo antiguo

 

El recorrido aquí descrito se puede realizar cómodamente en una jornada desde Beirut si se dispone de vehículo, ya sea alquilado o prestado. De no ser así, hay transportes públicos que permiten llegar a todos los lugares de la ruta, aunque naturalmente será mucho más lento e incómodo.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

Para más información:
http://www.le-liban.com/dir/liban_tourisme_et_info/ (en francés)

 
 
 

logo (1A)

 
 
 

4 comentarios sobre “AL NORTE DE BEIRUT: EL MONTE LÍBANO Y BIBLOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s