EL DESIERTO DE TÚNEZ (II): LOS OASIS DE MONTAÑA

BANDERA DE TÚNEZEn la primera parte de este artículo hemos visitado la ciudad de Tozeur y su grandioso oasis. En esta segunda parte vamos a conocer los oasis de montaña, donde veremos cañones, cascadas, dromedarios y rosas del desiertoPara conocer la región de El Yerid hay varias opciones, incluyendo los globos aerostáticos y las cuatrimotos, siempre que tu presupuesto te lo permita. También podemos alquilar un vehículo para ir a nuestro aire, pero no podríamos salir de las carreteras asfaltadas, perdiendo una gran parte de los bellísimos parajes de esta región. La más recomendable, pues, es una excursión en todoterreno con un guía profesional. Es la opción más económica y la que nos permitirá abarcar más lugares. Vamos a seguir, por lo tanto, el recorrido de una de esas excursiones organizadas.

 

 

El día anterior habremos reservado una excursión en una de las numerosas agencias que encontraremos en la zona turística de Tozeur. También en este caso el precio es flexible. En un principio nos ofrecerán un precio desorbitado, a ver si cuela, pero con habilidad se puede conseguir algo razonable. Hay que meterse en un grupo para llenar un vehículo (si en la agencia no tienen a nadie más ya nos juntarán con un grupo de otra agencia, eso es cosa de ellos). El caso es que 50 o 60 dinares (la comida no incluida) es un precio aceptable si estamos en un grupo pequeño, digamos de cuatro personas. Si es de ocho personas, podemos conseguirlo por 30 dinares. En cualquier caso, a la vuelta por la tarde tendremos la sensación de haber gastado bien nuestro dinero. Normalmente nos recogerán en nuestro hotel a las 9 de la mañana y nos traerán de vuelta sobre las 6 de la tarde.

 

Desierto de Túnez

 

Dedicaremos la mañana a tres oasis de montaña situados muy cerca de la frontera argelina. Saliendo de Tozeur hacia el noroeste, tomaremos la carretera P16, rodeando por el norte el lago salado (chott en el mapa) de El Garsa. Nos adentraremos en él por la tarde. Paralela a nuestra carretera, a la derecha, veremos una hilera de pequeñas montañas que no son otra cosa que el comienzo de la cordillera del Atlas, que desde aquí se extiende por todo el noroeste africano hasta Marruecos. Sin embargo, a nuestra izquierda se extienden unas llanuras de matorral bajo donde será fácil que veamos rebaños de dromedarios pastando. Los lugareños los dejan sueltos, sabiendo que a estos animales les gusta unirse a sus congéneres en rebaños y que unas horas más tarde motu proprio volverán al hogar de su propietario, como si de perros se tratase.

 

Desierto de Túnez

 

En cosa de media hora llegaremos al primer oasis de montaña, el de Chebica. Su aparición en el horizonte es impresionante.

 

Desierto de Túnez

 

Atravesándolo llegaremos a la inevitable zona de tiendas y bares, ya cerca del manantial, donde dejaremos el coche. El conductor-guía nos dará una hora de tiempo libre para visitar el lugar. Desde este punto, ante nuestros ojos, se abre un magnífico panorama del oasis adentrándose en un barranco (en realidad de él viene el arroyo que le da vida), mientras que a la izquierda vemos las ruinas del pueblo viejo abandonado (el nuevo está en la llanura).

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

 

Descendemos por un sendero y desde el primer minuto nos acosan los vendedores de baratijas y minerales cristalizados de todo tipo, como la rosa del desierto, muy abundante en la región. Ya no nos abandonarán en toda la jornada y los encontraremos en cada lugar que visitemos.

 

Desierto de Túnez

 

Por ese sendero iremos a pie de palmeral y pasando por el pequeño barranco llegaremos a una cascada que surge de entre las rocas. El paseo es fresco y relajante. Metiendo la mano en este arroyo podemos comprobar con sorpresa que el agua está caliente.

 

Desierto de Túnez

 

Ya inmersos en este sorprendente paisaje de fuertes contrastes ahora nos toca subir por unas escaleras que nos llevarán a unos riscos estratificados con formas paralelas verticales, que parecen cortadas por el serrucho de un gigante.

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

 

El sendero nos hace pasar por una brecha entre las rocas y de repente aparece ante nuestros ojos el pueblo viejo abandonado y detrás de él, el oasis y más allá el pueblo nuevo y las llanuras desérticas. Sin dejar de quitarnos de encima a los vendedores de minerales cristalizados, atravesamos las ruinas del pueblo fantasma de Chebica, abandonado en 1969 por causa de una gran riada. Cuando salgamos de las ruinas apareceremos en los chiringuitos del punto de partida.

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

 

Nos reunimos con el grupo en el todoterreno y nos vamos. Sin duda Chebica es el más bonito de los oasis de montaña. La integración perfecta del oasis entre los riscos y las brechas en las rocas, y la sensación de frescor hacen que sea un paseo realmente agradable. Y el amante de la fotografía disfrutará al máximo.

 

Chebica es la parada más larga que haremos en la jornada (excepto la de la comida). De nuevo en la carretera, nos encaminamos a la frontera argelina, que está muy próxima. De hecho, en un momento del recorrido llegaremos a ver a lo lejos el puesto fronterizo. A tiro de piedra de ese límite internacional se encuentran otros dos poblados con oasis de montaña: Tamegza y Mides. Antes de llegar pararemos brevemente en el mirador del cañón de Tamegza para hacer la foto pertinente. Es un cañón muy grande y muy abierto; quizá por eso no es muy impresionante. El impresionante llegará un rato más tarde…

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

 

Seguimos y un poco más adelante nos desviamos para ver la cascada de Tamegza. Dejamos el coche y el camino, nuevamente sembrado de los interminables puestos de recuerdos, nos lleva a un estrechamiento entre las rocas, al pie de un barranco. Como en Chebica, de aquí surge el arroyo que un quilómetro más abajo creará el gran cañón que hemos visto antes. La diferencia es que aquí la cascada es triple. Si aún nos queda tiempo y nos hemos escapado de los vendedores, podemos tomarnos un té en la zona de chiringuitos. Por cierto, en este lugar venden simpáticos escorpiones y lagartos disecados… e incluso camaleones vivos.

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

 

Nuevamente en ruta, pasamos por el pueblo nuevo de Tamegza, carente de interés, y llegamos a un mirador desde el que veremos el pueblo viejo, también abandonado, aunque en este caso a causa de un terremoto, con su oasis como trasfondo. Un minuto para la foto y seguimos.

 

Desierto de Túnez

 

No tardamos ni cinco minutos en llegar al tercer oasis de montaña: el de Mides. Lo atravesamos y dejamos el pueblo del mismo nombre a un lado, porque aquí nuestro objetivo es otro: a nuestros pies se abre una estrecha y profunda cicatriz en la tierra. Con cuidado nos acercamos lo más posible al borde, porque las vistas valen realmente la pena. En el fondo podemos ver el modestísimo arroyo que en unos cuantos millones de años ha tenido la paciencia de horadar este espectacular cañón. Todo un monumento al inmenso poder de la Naturaleza. Y al tomar las fotos apreciaremos un curioso efecto óptico: la inclinación de la ladera, así como del propio pueblo sobre el promontorio, crean la ilusión de que estamos torcidos.

 

Desierto de Túnez

Desierto de Túnez

Desierto de TúnezDesierto de Túnez

Ahora toca ir a comer. Para ello nos llevarán al único restaurante del Tamegza nuevo (o por lo menos eso dice el guía). Por difícil que sea creerlo es mejor aceptar, pues por sólo 15 dinares tendremos una comida típica bastante buena. Con cuscús, por supuesto. El final de la excursión lo veremos en la tercera y última parte del artículo.

 

TEXTO Y FOTOS © LAGARTO ROJO
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

 
 
 

Para más información:
http://www.turismodetunez.com/

 

 

Relatos de otros viajeros:
Diario de viaje de Kiana: Túnez (Septiembre 2004)
 
 
 
logo (1A)

Anuncios

2 comentarios sobre “EL DESIERTO DE TÚNEZ (II): LOS OASIS DE MONTAÑA

  1. Muchas felicidades por la nueva revista, En realidad no solo me empresiona el articulo referente a Tunez sino tambien todos los articulos publicados son impresionantes , Annnnimoooo…… queremos mas articulos con la misma perfeccion porque esos articulos van a ser igual que guias para ciertas personas que desconozcan a ciertos paises

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s